CRISIS ECONÓMICA

Melconian: "El despelote es el que va a tener el que gane el 10 de diciembre"

El ex presidente del Banco Nación pronosticó inflación "por debajo del 4%" para marzo. Advirtió que la devaluación impactará en los precios. Y dijo que "la economía argentina está muy dolarizada".
Sábado 23 de marzo de 2019

Carlos Melconian - Gobierno

El ex presidente del Banco Nación, Carlos Melconian estimó hoy que la inflación de marzo "va a estar por debajo del 4 por ciento", mientras advirtió que la devaluación impactará en los precios.


Luego de que el dólar finalizara la semana por encima de los 43 pesos en algunas entidades financieras, el economista puntualizó que "cuando se devalúa, pasa a los precios". "La economía argentina está muy dolarizada", alertó en diálogo con Radio Mitre.


Además, estimó que la inflación de marzo "va a estar por debajo del 4 por ciento" y aclaró que tendrá "la tónica del primer trimestre".


Criticó, en tanto, que en la Argentina no hay "un programa de reactivación o estabilidad", mientras insistió: "Es un año electoral ya jugado con un programa que lo único que quiere es evitar espiralizaciones".

Noticias relacionadas

 

"Hay que mirar para adelante para no cometer los mismos errores", destacó el ex titular del Banco Nación en una larga nota que concedió a Sábado Tempranísimo, el programa que conduce Marcelo Bonelli por Mitre.

 

Destacó en varias ocasiones que hay cosas que no dice "porque vengo de Valentín Alsina y tengo códigos", pero en la charla el economista abundó en definiciones filosas sobre la difícil coyuntura actual, y cuando le preguntaron "si estaba preocupado" fue explícito: "Muchas cosas que pasan por la campaña, la política es así, pero el despelote no es ahora, el despelote es el que va a encontrar el que gane el 10 de diciembre, ese es el despelote, porque este plan es incontinuable después del 10 de diciembre". 

 

"Este plan es incontinuable, hay que recalibrar y lograr acuerdo político", aseguró. Defendió tarifazos, habló de Lavagna y de inflación: "Pobre del que crea que un apellido va a arreglar esto", sentenció.

 

Espera que después del 10 de diciembre "se alcancen acuerdos políticos para gobernar, porque vos podés decir quiero hacer esto y no podés, te lo frenan, te emputecen todo, sin acuerdo esto no lo arregla una persona, ningún candidato... Después en campaña por supuesto te van a decir esto o aquello, la política es así..."

 

"Queda mucha tarea por delante, yo estoy preocupado por el 10 de diciembre pero ahora espero que la campaña política baje los decibeles, porque está todo muy confuso, hay un cúmulo de cosas que no van más", agregó y remarcó que "tenemos que prepararnos para ver si esta vez (desde diciembre) queremos un programa de fondo, ya no importa si son 70 años 12 años, no depende la camiseta, tenemos que terminar de pasarles los problemas al otro".

Economía argentina
Carlos Melconian
Inflación
Devaluación

Guzmán sobre negociación de deuda: "Hay una distancia que cubrir en términos económicos y también legales"

El ministro de Economía dijo que reestructurar los 66.238 millones de dólares que se pretende es un "proceso complejo, que lleva tiempo y requiere mucho diálogo".
Jueves 25 de junio de 2020

El ministro de Economía, Martín Guzmán, NAEl ministro de Economía, Martín Guzmán, en webinar de Bloomberg. NA.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ratificó hoy su "esperanza" de llegar a un acuerdo con los acreedores externos y señaló que si bien hubo avances con un grupo de tenedores aún "hay una distancia que cubrir en términos económicos y también legales" con otro.

 

El funcionario dijo que reestructurar los 66.238 millones de dólares que se pretende es un "proceso complejo, que lleva tiempo y requiere mucho diálogo", pero aclaró: "Mantenemos la esperanza de que en algún momento podamos llegar a un acuerdo".

 

Así respondió Guzmán al participar este jueves de un webinar titulado la "Deuda en Mercados Emergente: una Ruta más allá del Covid-19" organizado por Bloomberg, donde fue consultado: ¿Realmente quiere hacer un trato con los bonistas?

 

Guzmán dijo que todo el mundo sabe que la Argentina ha estado trabajando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para evaluar la capacidad de pago del país y cuáles son los parámetros para un acuerdo sostenible y cumplible.

 

Precisó en ese sentido que para reestructurar la deuda externa en manos de agentes privados no está hablando sólo con un representante sino con varios, por lo que también enfrenta una "variedad de puntos de vista" entre los propios bonistas.

 

El funcionario precisó que las mayores diferencias se dan con el grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos Argentinos, que lidera el megafondo de inversión BlackRock, mientras que hubo más avances que acercan un acuerdo con el Exchange Boldholder Group (EBG).

 

A veces, dijo, es "difícil" de conciliar incluso los intereses que coexisten entre los bonistas, por lo que se está avanzando en el diálogo con los dos grupos principales que más reparos han puesto a la propuesta del país.

 

"Las discusiones han evolucionado de manera muy constructiva con un grupo y ha habido mayores diferencias con otro", puntualizó.

 

Dijo que en términos legales, una de las contraofertas que recibió el Gobierno recibimos le pide a la Argentina "que retroceda en el tiempo" y aplique cláusulas de acción colectiva que datan del canje de 2005, cuando lo que pretende el país es avanzar sobre la letra chica de la deuda de 2016.

 

Guzmán aclaró que su objetivo es mantenerse "lo más cerca posible del lenguaje contractual" de la deuda de 2016, dado que el mismo tiene parámetros que son respaldados por el Fondo Monetario Internacional y por el G20.

Deuda
Martín Guzmán
Bloomberg
Economía argentina
EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

El Gobierno anunció que continuará la ayuda para pago de salarios de junio según grado de cuarentena

La tercera versión del ATP será distinta a las dos anteriores: diferenciará entre sectores críticos de la economía, como hotelería y turismo, y entre zonas que están en fase de distanciamiento o aislamiento social, es decir, DISPO o ASPO.
Miércoles 24 de junio de 2020

Industria automotriz, economía argentina, coronavirusIndustria automotriz en tiempos de coronavirus

El Gabinete Económico del gobierno de Alberto Fernández resolvió dividir el subsidio para empresas ATP de acuerdo a los sectores y las zonas territoriales para bajar el gasto que genera al Estado.

 

La tercera versión del ATP será distinta a las dos anteriores: diferenciará entre sectores críticos de la economía, como hotelería y turismo, y entre zonas que están en fase de distanciamiento o aislamiento social, es decir, DISPO o ASPO.

 

En una reunión que comenzó a las 10:30, encabezada por Santiago Cafiero, los funcionarios de las áreas económicas del Gobierno resolvieron que en las zonas que ya se realizaron aperturas económicas haya un recorte del ATP.

 

En concreto, en estas zonas, que contemplan el 85% del territorio, el ATP seguirá cubriendo el 50% del salario pero sólo hasta un salario mínimo, es decir, la mitad que lo que dictaban la primera y segunda versión del subsidio.

 

Además, se resolvió que sólo estarán alcanzadas por el ATP las empresas que tengan menos de 800 trabajadores, por lo que las grandes empresas no podrán acceder más al subsidio.

 

En el caso de las zonas más afectadas por la pandemia, como el AMBA, Resistencia (Chaco) y distintas localidades de Córdoba y Río Negro, el ATP continuará igual: cubrirá el 50% del salario hasta dos salarios mínimos.

 

Lo mismo sucederá en el caso de los sectores que no están funcionando o tienen muy reducida su facturación por la pandemia, como es el caso de la Hotelería y el Turismo, independientemente de la zona territorial en el que se encuentren.

 

En efecto, el Gobierno plantea una doble división, una territorial y otra epidemiológica, para focalizar la llegada del subsidio en los sectores que más lo demandan, planteando una reducción del gasto en un contexto de necesidad de reducir las erogaciones estatales.

 

Por último, también se decidió prorrogar los préstamos a tasa cero para monotributistas, cuya suma asciende hasta los $150 mil, para permitir que quienes aún no ingresaron al mismo puedan pedir una ayuda del Estado en los próximos meses.

 

Aunque no fue prioridad en la reunión, también se habló del IFE, sobre lo que se resolvió, en planos generales, continuar asistiendo a la mayor cantidad de gente posible pero sin establecer la letra chica de lo que sería la tercera versión de esta asistencia.

Cuarentena
Salarios
Coronavirus en Argentina
Coronavirus
Economía argentina