ECONOMÍA ARGENTINA

Gas aumenta 29% en cuotas: la suba de invierno se pagará desde diciembre

El Gobierno establece un aumento escalonado del servicio del 10% en abril, 9.1% en mayo y 7,5% en junio. En los meses fríos, se diferirá el 22% de la factura, que se pagará en verano.
Jueves 28 de marzo de 2019

Aumento - gas

Noticias relacionadas

 

El Gobierno determinó dividir en tres cuotas el aumento de la tarifa de gas previsto para abril y aplanar la factura para que los incrementos del invierno impacten un poco menos en la economía argentina.

 

El servicio residencial aumenta 10% en abril, 9,1% en mayo y 7,5% en junio. Las subas, acumuladas, implican incremento total del 29%. Con ese escalonamiento, argumentan desde el Ejecutivo, las familias podrán estar en mejor situación para pagarlo.

 

Pero a partir de los consumos de junio -es decir, con lo que se abona en julio- la factura llegará con un diferimiento de pago del 22% sobre el precio final. Este descuento regirá para los consumos de junio, julio, agosto y septiembre. Ese monto se pagará con las facturas correspondientes a diciembre, enero, febrero y marzo. Es decir, se abonará en 2020. Los intereses quedarán a cargo del Estado.

 

Así, un usuario de categoría R1 -el de menor consumo, que incluye al 53% de los usuarios residenciales de gas- abonará en abril una factura promedio de $448, impuestos incluidos. En mayo, pagará $780 promedio. Y a partir de junio, la tarifa se aplanará.

 

En junio, con el aumento del 29%, debería abonar 1051 pesos. Pero pagará $820, siempre tomando valores promedio. En julio, con un consumo estacional un poco mayor, pagará $919 en vez de $1178, de acuerdo con lo informado por fuentes de la Secretaría de Energía a cargo de Gustavo Lopetegui.

 

Esto regirá para todos los usuarios residenciales. Así, un hogar categoría R3, de mayor consumo, abonará en julio una factura de $4047 mensuales en vez de los $5188 que corresponderían con el incremento del 29%. La diferencia la pagará en el verano.


Así, entre junio y septiembre, las familias dejarán de pagar una parte de la factura que saldarán a partir de diciembre cuando, según las fuentes oficiales, el monto cae un 40% por el menor consumo.

 

De acuerdo con las estimaciones del Gobierno, un hogar de consumos bajos se modificaría $231 en junio, $259 en julio, $212 en agosto y $172 en septiembre, cuando la temperatura empieza a subir. Con las facturas correspondientes a diciembre, enero, febrero y marzo pagaría entonces $219 adicionales por mes por lo que usó en el invierno.

 


Además, las facturas dejarán de ser bimestrales y pasarán a ser mensuales a partir de junio (es decir, la que llegue a los hogares en julio).

 

Las facturas del invierno llegarán así con el ítem de "diferimiento estacional", en el que se indicará qué parte del consumo se pagará más adelante.

Tarifas del gas
Tarifazo
Aumento de tarifas
Economía argentina
A TENER EN CUENTA

Gobierno promulgó la Ley de Alquileres: todo lo que hay que saber sobre principales cambios

Estas modificaciones conocidas establecen que los contratos podrán ser más largos que los actuales 24 meses en caso de una vivienda y amplía las opciones de garantía para los inquilinos, entre otros cambios respecto de la legislación actual.
Martes 30 de junio de 2020

Ley de Alquileres, economía argeninaLey de Alquileres.

El Gobierno oficializó hoy la modificación al Código Civil y Comercial de la Nación (Ley 27551) para promulgar la regulación de alquileres que fue sancionada por el Congreso este mes.
  

La norma que fue sancionada en el Senado por el oficialismo y ante la ausencia del opositor Juntos por el Cambio sustituye los artículos 75, 1.196, 1.198, 1.199, 1.201, 1.203, 1.204, 1.209, 1.221, 1.222 y 1.351 del Código Civil y Comercial de la Nación.
  

Estas modificaciones conocidas como la "Ley de Alquileres" establecen que los contratos podrán ser más largos que los actuales 24 meses en caso de una vivienda y amplía las opciones de garantía para los inquilinos, entre otros cambios respecto de la legislación actual.
  

La nueva norma extiende los contratos de alquiler de dos a tres años y señala, además, que la actualización del valor deberá ser anual y ya no semestral, como ocurre actualmente con la mayoría de los alquileres en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.
  

El aumento anual deberá hacerse sobre un índice conformado por las variaciones mensuales del Índice de Precios al Consumidor (IPC) y el de salarios (RIPTE).
  

Por otra parte, la iniciativa establece que "los contratos de locación deben ser declarados por el locador ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)", un punto importante porque evitará la firma de contratos "en negro".
  

La AFIP deberá definir el plazo y la forma de esta declaración, pero se trata de un punto central porque obligaría a los propietarios a "blanquear" el ingreso que perciben por el alquiler, algo que generó contrapuntos en discusiones anteriores sobre el tema.
 

  Además, al existir un registro legal de alquileres se acelerarán las posibilidades de desalojo de los "okupas", quienes suelen demorar el trámite judicial presentando supuestos contratos de alquiler -que luego resultan apócrifos- para argumentar que fueron estafados en su "buena fe".
  

La norma también amplía las garantías que podrá presentar el inquilino ante el locador, al contemplar tanto la garantía propietaria, como el seguro de caución, el aval bancario, la garantía de fianza o fiador solidario y el recibo de sueldo.
  

Se establece también que las expensas extraordinarias serán responsabilidad del propietario, quedando a cargo del inquilino solo las ordinarias, que incluyen los gastos habituales del edificio (salario del encargado, limpieza y otros conceptos).
  

La aclaración es importante debido a que es muy habitual que las expensas extraordinarias aparezcan en 0 y se carguen esos gastos sobre las ordinarias para que sean pagados por los inquilinos.
  

Además, se reduce el depósito de garantía a un monto equivalente a un mes de alquiler para tratar de evitar que se cobren dos meses o a veces más.

Ley de alquileres
Gobierno
Economía argentina
DATOS OFICIALES

Efecto cuarentena: la actividad económica cayó 24,6% en abril, según INDEC

Además, los datos reflejaron un descenso de 17,5% en relación a marzo de este 2020. De esta manera, acumuló un retroceso del 11% en el primer cuatrimestre del año.
Lunes 29 de junio de 2020

Actividad económica, producción industrial, NAActividad económica, AGENCIA NA

El nivel de actividad económica retrocedió 26,4% a nivel interanual durante abril, primer mes en que se aplicaron a pleno las medidas de aislamiento para morigerar el avance coronavirus, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).



Según el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), la producción de bienes y servicios registró una contracción del 17,5% comparada con marzo último.

 

En los primeros cuatro meses del año la actividad económica reflejó una contracción del 11%, en la comparación con el mismo período del 2019.

Datos de la actividad económica de abril 2020, INDEC

Abril fue el primer mes completo de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

 

En abril, la mayoría de las fábricas y comercios debieron cerrar, y también se paralizaron las obras en construcción.

 

Una de las pocas actividades que se permitió fue la alimentación, considerada "esencial".

 

En marzo la actividad económica ya había caído 11,5%, el mayor descenso desde mayo de 2009, en buena medida porque la cuarentena impactó sobre los últimos diez días de marzo, pero también por los problemas de arrastre de la economía.

 

La economía ya venía con dos años de recesión, y en este 2020 caería 9,9% según el FMI, aunque cálculos privados, como el de la Fundación FIEL, elevan el retroceso al 12%.

Actividad económica
INDEC
Economía argentina