Marcos Peña - Jefe de Gabinete

(Agencia NA)

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, defendió ante el Senado la política económica del Gobierno tras señalar que durante 70 años se implementaron "recetas que no funcionaron y que se repitieron una y otra vez", y afirmó que el país está "en tierra más firme" que cuando Mauricio Macri llegó a la Presidencia.



"Podemos afirmar con claridad de que estamos en tierra más firme que cuando llegamos", sostuvo el jefe de Gabinete en su primer informe del año en el Congreso, luego de exponer sobre los ejes de la gestión de Cambiemos y realizar un repaso "histórico" de la economía del país.

 

Para la Rosada, quienes rechazan el cambio son sectores tanto del ala política como pública que entienden los negocios y la política. A el Gobierno le cuesta aceptar más la decepción y la queja que reciben por parte de los principales sectores productivos.

 

Noticias relacionadas

Peña mantuvo reuniones con sectores del banco y ahora recibió a directivos de las empresas Plus Petrol, Balanz, Farmacity, y Eduardo Constatini, etc. Lo que se busca es mantener un diálogo “abierto y sincero” sobre la situación.

 

La idea del jefe de Gabinete es tener dos reuniones por semana siempre y cuando su agenda lo permita para “hablar con la verdad” y pedirles que “involucren en la solución de los problemas” porque la consigna oficial es “la salida es entre todos”.


El mensaje que se intenta transmitir es que “nadie destaca que llegamos al déficit cero” y defiende el accionar tanto del ministro de Hacienda, Nicolás Dujvone, como del presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

 

La economía "no está bien" pero el Gobierno cree que los problemas son ocasionados por el mundo, la tasa de la Reserva Federal, la guerra comercial entre China y Estados Unidos, el Brexit, la lira turca.


Con el resto de los argentinos se buscará “hablar con la verdad, pedir ayuda, recordarles que era necesarios ordenar el despilfarro y que este es el camino para lograr un país normal”.

 

Creen que si Macri no es reelecto, “la alternativa es Cristina que, para el Gobierno, es sinónimo de Venezuela”.

 

No es posible”, dicen sobre una tercera fuerza y tampoco cuentan con un plan B en materia económica.