Ricardo Alfonsín - Política

(Foto: NA)

 

A una década desde la desaparición física de Raúl Alfonsín, ex presidente de la Argentina entre 1983 y 1989, su hijo, Ricardo Alfonsín, recordó a su padre y expresó su deseo de continuar el legado del "padre de la democracia".

 

El actual dirigente radical contó qué implica en los tiempos que corren alfonsinista: “Es defender la concepción socialdemócrata de la Unión Cívica Radical, la idea de que es necesario trabajar para conseguir una sociedad más justa, más igualitaria, con mejor distribución del ingreso. Ser alfonsinista hoy es comprometerse con la búsqueda del desarrollo, que es la principal deuda, ya no de la democracia, sino de la dirigencia. Y esta no es una tarea del mercado, sino de toda la sociedad”.

 

Para Ricardo Alfonsín, la clave estaríá en encontrar consensos que transciendan a los partidos políticos, “más los sectores de la producción nacional y los sectores del trabajo. Un acuerdo entre la política y los distintos sectores sociales hubiera sido absolutamente necesario para Alfonsín, a fin de encarar los desafíos que nos plantea el subdesarrollo”.

 

En el mismo sentido, Ricardo Alfonsín manifestó que ser “alfonsinista hoy implicaría trabajar denodadamente para terminar con la grieta y evitar los diagnósticos en que la culpa siempre la tienen los demás”.

 

Según el dirigente d ela UCR, el principal legado de su padre es “asegurar la democracia durante su gestión, haber terminado definitivamente con las dictaduras. Pocos creían que esa sería la última transición y, sin embargo, se logró. También es cierto que ese no es un legado de Alfonsín: es algo que le debemos a toda la sociedad, de todo el pueblo argentino de esa época. Es una construcción colectiva que hubiese sido imposible sin la colaboración de todos”.

 

Otro de los elementos es “identificar al partido con su verdadera razón de ser: la construcción de una sociedad más justa, más igualitaria y más profundamente democrática. Con Raúl Alfonsín, especialmente con el Movimiento de Renovación y Cambio, esas banderas estuvieron vigentes y llegaron al poder con el voto popular. Y para triunfar con el voto popular no solo se necesita de los sectores medios”.

 

También expresó el hijo del ex mandatario que hay “un malentendido histórico en este sentido, del que los radicales también somos responsables. Desde luego que el radicalismo es el partido de la república, del imperio de la ley, del Estado de derecho. Pero es mucho más: el radicalismo es el partido de la justicia social, el partido de la igualdad, de la distribución del ingreso. Es también el partido de los sectores populares. Algunos radicales tendrían que entender que esto también era el ideario de Alfonsín”.

 

Noticias relacionadas

Raúl Alfonsín
Ricardo Alfonsín
Presidente de la Nación
UCR
Homenaje
aniversario