NUEVA MEDIDA

Monotributo: ya es obligatoria la factura electrónica

De esta forma, la obligación de emitirla comenzará a abarcar también a las categorías de menor facturación.
Lunes 1 de abril de 2019

Factura electrónica - AFIP

El uso de la factura electrónica para todas las categorías del monotributo será obligatorio desde el lunes 1 de abril, informó hoy la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

 

"Para poder emitir comprobantes electrónicos, los contribuyentes previamente deberán dar de alta un nuevo punto de venta, diferente al que utilizaban para facturar manualmente", indicó la AFIP en un comunicado.

 

Esta gestión deberá ser realizada ingresando al sitio web del organismo, desde el servicio "Administración de puntos de venta y domicilios", y luego se podrá facturar en forma electrónica desde el sistema "Comprobantes en línea" o desde la App Facturador Móvil.

 

Noticias relacionadas

La AFIP incorporó deforma progresiva a las distintas categorías del Régimen Simplificado hasta sumar finalmente a la "A".

 

No obstante, quedan exceptuados de la obligación aquellos contribuyentes que opten por emitir sus comprobantes mediante el uso de controladores fiscales. En ese caso, deberán solicitar previamente la habilitación del equipo. 

AFIP
Monotributo
Facturas
Abril
EFECTO CORONAVIRUS

La recaudación cayó más que en la crisis del 2001: los ingresos se derrumbaron por US$ 10 mil millones

La pandemia afectó a todas las actividades económicas. Ante esto, el Gobierno evalúa lanzar una moratoria para los contribuyentes.
Domingo 28 de junio de 2020

Mercedes Marco del Pont, AGENCIA NAMercedes Marcó del Pont, AGENCIA NA

El derrumbe de la economía provocado por el coronavirus está generando grandes complicaciones para la situación macro económica del país con miras al resto del año y sus efectos en 2021.

 

Uno de los puntos centrales es la debacle de la recaudación impositiva, la cual podría implicar un retroceso que se ubicaría cercano a un monto de US$ 10.000 millones, es decir, alrededor de dos puntos porcentuales del PBI.

 

Esa caída de aproximadamente dos puntos del PBI en la recaudación fiscal sería la más grave en décadas, superior a la retracción del 1,5% observada en la crisis de 2001-2002, que registró un derrumbe del PBI del 11,1%.

 

Dentro del gabinete económico admiten que el panorama de la recaudación impositiva es “cada día más complicado” y si bien los funcionarios no quieren brindar cifras concretas, saben que casi la mitad del déficit fiscal previsto para este año será caída de los recursos tributarios, aunque estiman compensar algo con las retenciones, que son más elevadas que en el año pasado, y con los incrementos aplicados en Bienes Personales, especialmente de aquellos que se adhirieron al blanqueo de 2016.

 

Ante esto, el Gobierno trabaja en una moratoria, pero se sabe que este tipo de medidas no tienen un efecto inmediato en la recaudación impositiva y en realidad el objetivo es brindar alguna ayuda para todos aquellos que no tuvieron más remedio, ante la crisis, de no cumplir con el pago de impuestos.

 

En Economía tienen una cierta esperanza de compensar algo con la cosecha de este año, aunque según los datos del sector, por la menor producción y baja de exportaciones, representará $ 1.000 millones menos de lo esperado para el fisco.

 

En ese contexto, en provincias como Córdoba, insisten en la necesidad de aplicar un bono fiscal, sobre el que aclaran que no se trata de una cuasimoneda. También Neuquén quiere instrumentarlo, pero aún no cuentan con el visto bueno de Hacienda.

 

Se trata de la emisión de un bono o certificado orientado para el pago de proveedores. El Gobierno nacional teme que se utilice una cuasimoneda, pero desde esas provincias se aclaró que no es el mismo tipo de aplicación.

AFIP
Recaudación
Mercedes Marcó del Pont
Coronavirus en Argentina
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

En mayo, el déficit fiscal se multiplicó por 10 en un año y ascendió a $251.287 millones

En el resultado financiero incidió no sólo la fuerte caída en la recaudación, sino también el pago de intereses de la deuda pública, que ascendió a $56.932 millones en el quinto mes del año.
Lunes 22 de junio de 2020

Ministerio de economía, Argentina, NAMinisterio de Economía, NA.

Como consecuencia de la pandemia de coronavirus, las cuentas públicas registraron un déficit financiero de $ 308.219 millones en mayo y un desequilibrio primario, antes del pago de deuda, de $251.287 millones, diez veces más que en igual mes del 2019, informó hoy el Ministerio de Economía.
  

En el resultado financiero incidió no sólo la fuerte caída en la recaudación, sino también el pago de intereses de la deuda pública, que ascendió a $56.932 millones en el quinto mes del año.
  

En mayo los ingresos del sector Público Nacional (SPN) sumaron $328.120 millones, con un aumento interanual del 2,4%, mientras que los gastos sumaron $579.507 millones, con un crecimiento del 96,8%, por las ayudas presupuestarias que destinó el Gobierno para enfrentar la crisis del coronavirus.
  

"Esta dinámica responde a las medidas implementadas por el Poder Ejecutivo Nacional para sostener los ingresos de las familias, sostener el empleo y la producción y compensar la caída de recaudación de las administraciones provinciales", señaló el Ministerio de Economía.

 

En cuanto a los recursos de capital, el salto de $8.263 millones, respecto a mayo de 2019, se corresponde mayormente a transferencias con destino a Anses para el financiamiento del programa de Reparación Histórica (artículo 121 de la Ley de Presupuesto 2019 N° 27.467).

 

En erogaciones del SPN, el gasto primario ascendió a $579.507 millones -con un crecimiento interanual de 96,8%- debido esencialmente "a las medidas implementadas por el Poder Ejecutivo Nacional para sostener los ingresos de las familias, sostener el empleo y la producción y compensar la caída de recaudación de las administraciones provinciales", sostuvo el Ministerio de Economía.

 

"Consecuentemente, el impulso del gasto primario está explicado casi en su totalidad por las transferencias corrientes, las prestaciones a la seguridad social y la inversión pública de capital", recalcó el informe oficial.

 

Respecto a las transferencias corrientes, el 75% correspondió al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y al programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), que en total sumaron casi $80.000 millones.

 

En la misma línea, el programa Alimentar registró un incremento interanual de $8.545,6 millones y las asignaciones en materia de Apoyo al Empleo aumentaron aproximadamente $2.000 millones.

 

En el marco de la emergencia sanitaria, en mayo también se financiaron erogaciones de la Superintendencia de Salud y del PAMI por casi $12.000 millones.

 

Por su parte, las transferencias a provincias alcanzaron los $53.327 millones, explicados por Aportes del Tesoro Nacional (ATN) por casi $11.000 millones, refuerzos alimentarios a comedores y sanitarios a hospitales provinciales por casi $4.500 millones y erogaciones por $3.800 millones destinadas a reforzar las cajas previsionales provinciales no transferidas al SIPA, entre otros conceptos.

 

Las prestaciones a la seguridad social totalizaron $193.767 millones, marcando así un crecimiento interanual de 43,4% producto de lo establecido en el Decreto Nº 163/2020.

 

Por último, el gasto de capital registró un incremento cercano al 30% interanual, explicado por transferencias de capital.

Déficit fiscal
Mayo
AFIP