Independiente vs Binacional - Copa Sudamericana Agencia NA

 

Independiente, bicampeón del certamen tras ganarlo en 2010 y 2017, debutó con goleada 4-1 en la primera fase de la Copa Sudamericana ante Deportivo Binacional, de Perú, un club fundado en 2010 que participa por primera vez de un torneo Internacional.

Emanuel Brítez, a los 33 minutos del primer tiempo, inauguró el marcador para el dueño de casa, en tanto, el defensor Ángel Pérez, en contra de su valla a los 46, aumentó las cifras para el conjunto de Ariel Holan.
  

Ya en el complemento, Juan Sánchez Miño, a los 3 minutos, alargó la distancia en el tanteador, mientras que Silvio Romero, por medio de un penal a los 20, elevó a cuatro la diferencia.
  

El ingresado Jefferson Collazos, a los 23 minutos, descontó para la formación incaica.
  

La aparente desigualdad futbolística entre ambos contendientes quedó rápidamente reflejada desde el mismo inicio del cotejo.
  

Noticias relacionadas

La revancha se disputará en los 2.300 metros de la ciudad peruana de Arequipa el 1º próximo de mayo.
  

Un "Rojo" absolutamente superior sometió a su rival a un pertinaz dominio que recién pudo reflejarse en la red pasada la media hora de juego. Si bien el local ya había llegado con amplias posibilidades de marcar fue Brítez, quien rubricando su buen presente, el que capturó una pelota que no alcanzó a rechazar la indecisa zaga incaica para abrir el score.
  

Si Binacional no tenía una línea de juego empatando, la conquista del exjugador de Unión desarticuló por completo el sistema defensivo visitante, que volvió a fallar luego que el lateral Pérez empujara el balón con su pecho en su afán por rechazar una buena definición del recuperado Silvio Romero que de todas maneras llevaba destino de gol.
  

Lejos de insinuar una reacción tras una más que necesaria arenga que seguramente Arce debió darles a sus adormecidos jugadores en el entretiempo, el conjunto peruano sufrió el tercer tanto apenas comenzado el complemento tras un hermoso disparo de Sánchez Miño desde fuera del área que se incrustó a media altura sobre el palo izquierdo del sufrido guardavallas Sotillo.
  
Sin la más mínima equivalencia en el trámite, el "Diablo" siguió ejerciendo el control del match con una claridad meridiana ante un Binacional que nunca se apartó de su humilde libreto de no descuidarse en defensa para dejar de lado toda insinuación ofensiva.
  

Carente de un plan B, el cuadro peruano sufrió el cuarto gol tras un yerro arbitral luego que el defensor Pérez no alcanzara a tocar a Benítez en el área siendo el redimido Silvio Romero el encargado de la ejecución a través de un pique de pelota que pareció a todas luces innecesario ante la abismal diferencia de categoría entre ambos equipos.
  

Una indecisión de Brítez en la retaguardia "Roja" le posibilitó a la visita arribar a un descuento que se insinuó apenas como un desahogo tras una definición poco ortodoxa del ingresado Collazos, en medio de un trámite que a esa altura ya aparecía como algo aletargado.
  

Seguramente esa aislada conquista del ingresado jugador colombiano le agregó una mínima dosis de suspenso a una serie que parece como definida, tomando como punto de referencia que el elenco peruano deberá vencer por tres goles en el desquite, siempre y cuando su adversario no consiga llegar a la red.