Economía - cumpleaños

Por la delicada situación económica que vive la Argentina, celebrar un cumpleaños infantil se ha convertido en un lujo para pocos. Un evento que incluya a niños y adultos puede costar más de $ 17.000.

 

El alquiler de un salón puede costar en Capital entre $9.000 y $13.000. El alquiler incluye la comida y la bebida de 30 chicos, la piñata, las invitaciones, animación básica y acceso a pelotero, mini disco o demás atracciones del salón. En estos presupuestos se tienen en cuenta también al menos a dos coordinadoras a cargo de los niños y una camarera para el momento de sentarse a la mesa.

 

$900 cuesta una torta infantil de dos kilos, forrada en fondant y con una decoración básica plana.

 

Noticias relacionadas

Entre los adicionales se encuentran los servicios de fotografía por $2.000; maquillaje artístico, desde $2.000; show de magia, desde $2.000 o de globología, desde $900.

 

En cuanto el catering de los adultos se encuentran las opciones de bebida libre a $ 70 por persona, mientras que los servicios de catering externos para 20 adultos arrancan en aproximadamente $ 2.000.

 

Antonella Di Pietro, organizadora de eventos, aseguró: “Los cumples, sobre todo infantiles, se siguen festejando, pero tanto el cliente como el proveedor tenemos que aggiornarnos y presentar otras propuestas”. En ese sentido, destacó que se buscan tácticas para que el gasto sea menor, por ejemplo, “en vez de ofrecer un candy bar completo, se les ofrecen a las familias sólo las etiquetas para que cada uno adapte a sus golosinas”.


Añadió que muchas familias se vuelcan a celebrar solamente en el jardín, para que los chicos puedan compartir con sus amigos esa fecha especial pero la inversión sea notablemente menor: allí sólo se envía la torta y la bolsita con golosinas o un pequeño obsequio.