Restaurante en Mar del Plataq

El sector gastrónimo de Mar del Plata se encuentra en alerta roja: pequeños restaurantes de Mar del Plata analizan el cierre después de Semana Santa, golpeados por la escasa cantidad de clientes, la inflación, los alquileres y los tarifazos.

 

La secretaria general de la Uthgra local, Nancy Todoroff, reflejó el panorama sombrío que atraviesa el sector en Mar del Plata, “donde la crisis se profundiza más que en el resto del país”.

 

“El único sector que trabaja bien es la cervecería y los otros vienen zafando los fines de semana. Pero hay rumores que varios restaurantes chicos después de Semana Santa no saben si siguen. Están pagando unos 50 mil pesos de luz, lo mismo de gas y con alquileres altísimos. Así es insostenible”, evaluó la dirigente gastronómica.

 

Noticias relacionadas

Asimismo, Todoroff recordó que el balance de la temporada “no fue el esperado” debido a las altas expectativas que había en torno a la suba del dólar y la posibilidad que esto favoreciera el turismo interno.

 

“Ya en la previa hubo un 20% menos de personal temporario y donde antes había 8 trabajadores, este verano solo se veían 5 o 6. Y esto pasó en los hoteles también. Se trabajó con el personal justo”, indicó.

 

Para Todoroff, la situación es compleja y se visibiliza en pequeñas cuestiones como el crecimiento de solicitudes de la ayuda escolar, becas o la caja navideña entre los afiliados al gremio gastronómico.

 

“Antes la caja navideña era solicitada en su mayoría por afiliados de muchos años mientras que los jóvenes no venían a pedirla pero esta última cambió y tuvimos que pedir 500 cajas más. Así como los útiles escolares. Antes no lo necesitaban y ahora sí. Vemos la desesperación de trabajadores porque esta situación es insostenible”, remarcó.

 

En tal sentido, desde el gremio solicitarán al Concejo Deliberante la reducción de tasas así como un pedido a las empresas Edea y Camuzzi para intentar bajar el impacto que generan en los pequeños locales la suba de los servicios públicos.