Alfonsín - Gobierno

Ricardo Alfonsín pidió que el estado de salud de Florencia Kirchner no continúe siendo materia de discusión y controversia política, al entender que "no hay que hacer consideraciones partidarias" al respecto.

 

Ante el estado de salud de la joven, el referente radical reflexionó: "Yo la dejaría un poco en paz. Parece que está con problemas. No hay ningún acto procesal que haga necesario que ella esté acá ahora. Tenemos que tener un poco más de consideración por una chica que está enferma y jamás se ha negado a acudir a la Justicia. No tenemos que perder de vista este comportamiento que tiene que ver con lo humano".

 

Los jueces Daniel Obligado, Adriana Palliotti y José Martínez Sobrino deberán resolver qué resuelven sobre Florencia Kirchner: si la deja quedarse en Cuba, si la intima a volver de inmediato, si le pide informes actualizados sobre su estado de salud o si le pone otro plazo para su retorno.

 

Noticias relacionadas

Al analizar el funcionamiento de Cambiemos, Alfonsín indicó que, a su criterio, una derrota en las elecciones presidenciales podría ser un golpe fatal para la coalición. "Creo que Cambiemos puede perder. Después creo que va a pasar como en la mayoría de las alianzas cuando se pierden las elecciones", abundó.

 

Y continuó: "Me cuesta comprender que los radicales y el PRO no adviertan que es necesario cambiar las políticas y recuperar las expectativas de la sociedad. Insistir con que esto es lo único que se puede hacer, como hacía Margaret Thatcher… me cuesta creer que piensen que así se puede despertar el entusiasmo y el acompañamiento de la sociedad para las elecciones".

 

En la misma línea, criticó específicamente las políticas económicas de Cambiemos. Indicó que ninguna administración fue exitosa implementando políticas donde "sólo se garantice el equilibrio fiscal y la estabilidad monetaria, creyendo que todo se resuelve sólo después". "No existió en ningún lugar del mundo", agregó.

 

A su vez, aseguró que el próximo gobierno tiene que enfrentar una herencia más difícil que la que el kirchnerismo dejó en 2015, ya que "los indicadores socioeconómicos que le hicieron perder la elección a Cristina Kirchner y justificaron que se dijera que la herencia era pesada, están igual o peor".

 

Consultado sobre la posibilidad de que el PRO le otorgue la candidatura a vicepresidente a un radical, Alfonsín consideró que esta no sería una manera de garantizar mayor participación real al partido en la coalición, ni contribuiría a que sus sugerencias de cambio sean oídas.

 

"Alguien puede creer que los problemas que tenemos son culpa de (Gabriela) Michetti? No es que hay que cambiar el vice, hay que cambiar las políticas", dijo.

 

En esa línea, rechazó una eventual fórmula presidencial compuesta por Mauricio Macri y Martín Lousteau: "Tenemos que poner blanco sobre negro las diferencias que tenemos con el PRO y que en todo caso sean los ciudadanos quienes decidan cuales son las ofertas electorales que más garantía le dan a los argentinos".

 

Finalmente, dijo que en su opinión la ex presidente Cristina Kirchner no será candidata presidencial: "Es intuición, tal vez porque si yo estuviera en su lugar, no sería", cerró.