TRAS DOS AÑOS DE BATALLA JUDICIAL

Apple y Qualcomm ponen fin a una larga guerra de patentes

Ambas empresas llegaron a un acuerdo comercial, que anunciaron poco antes de que arrancaran los argumentos iniciales en un nuevo juicio en una corte federal en San Diego.
Jueves 18 de abril de 2019

Apple y Qualcomm

Después de más de dos años de batallas judiciales, Apple y Qualcomm firmaron un armisticio sobre el pago de regalías por patentes.

 

Ambas empresas llegaron a un acuerdo comercial, que anunciaron poco antes de que arrancaran los argumentos iniciales en un nuevo juicio en una corte federal en San Diego.

 

"Qualcomm y Apple anunciaron un acuerdo para desestimar todos los litigios entre las dos empresas en todo el mundo", informaron ambas empresas.

 

Noticias relacionadas

"El acuerdo incluye un pago de Apple a Qualcomm. Las compañías también han llegado a un acuerdo de licencia de seis años, efectivo a partir del 1 de abril de 2019, que incluye una opción de prórroga de dos años y un acuerdo de suministro de chips de varios años".

 

El comunicado no especifica cuánto pagará Apple, pero deja claro que Qualcomm vuelve a ser proveedora de la empresa de la manzana.

 

Las acciones del fabricante de chips llegaron a subir un 23,2% en bolsa, mientras que las de Apple se mantenían estables.

 

Apple acusaba a Qualcomm de aprovecharse de su posición dominante para cobrar precios exorbitantes por sus chips patentados, que permiten a los teléfonos inteligentes conectarse a redes móviles.

 

Ambas empresas estaban enfrentadas desde una primera demanda que presentó Apple en enero de 2017.

 

En esta última en San Diego, el fabricante de iPhone no solo se negaba a pagar, sino que también buscaba lo que podrían ser miles de millones de dólares en compensación.

 

Qualcomm, que tenía mucho en juego porque la mayoría de sus ingresos provienen del cobro de regalías, negaba el argumento de Apple y aseguraba que su único motivo para ir a la justicia era para negociar precios a la baja.

 

Tras la elección del jurado en una corte federal en San Diego, la presentación de los argumentos arrancaba el martes.

 

Los jefes de Apple y Qualcomm, Tim Cook y Steve Mollenkopf, tenían que declarar durante ese proceso que, según lo previsto, iba a durar un mes.

 

"Para poder comprar los chips de Qualcomm u obtener acceso a las patentes ofrecidas en garantía de un estándar celular, Qualcomm exige que los terceros le paguen una regalía mucho mayor", argumentaba Apple.

 

"Lo que esto significa en el caso del iPhone es que cuando los ingenieros de Apple crean una nueva y revolucionaria función de seguridad, como el Touch ID, que permite tecnologías de vanguardia como Apple Pay, Qualcomm insiste en que se le paguen regalías por éstas y otras innovaciones en las que no contribuyeron y los pagos aumentan".

 

A principios de 2017, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos demandó a Qualcomm por presuntas violaciones de la ley antimonopolio en la venta de ciertos componentes y licencias a fabricantes de teléfonos inteligentes, incluida Apple.

 

En abril de 2017, se vio obligada a pagar 815 millones de dólares a la canadiense Blackberry en una disputa por regalías.

 

Y desde 2015, entre sentencias y acuerdos, pagó altas multas antimonopolio en China, Corea del Sur, Taiwán y la Unión Europea.

 

La disputa Apple-Qualcomm también dio lugar a procesos sobre patentes. Aunque Apple afirmaba que algunas de las patentes de Qualcomm no eran válidas, Qualcomm acusaba a Apple de violarlas e incluso intentó prohibir la venta o importación de iPhone en varios países, entre ellos Estados Unidos.

 

Esto provocó sentencias judiciales contradictorias. En marzo, una corte estadounidense falló a favor de Apple, unas horas después de que un juez del mismo circuito ordenara una prohibición parcial de las importaciones de iPhone.

 

Unos días antes, Qualcomm se anotó un punto cuando se le ordenó a Apple que le pagara 31 millones de dólares por infracción de patentes.

 

Y también consiguió, a finales de 2018, la prohibición de venta de ciertos iPhones en China y Alemania, también por violación de patentes, fallos que Apple puede apelar.

Apple
Qualcomm
GIGANTES MULTADOS

Amazon y Apple, obligados a devolver dinero por impuestos impagos

Así lo dispuso la comisaria europea de Competencia. Ordenó a Amazon a devolver a Luxemburgo cerca de 250 millones de euros por haberse beneficiado de ventajas fiscales ilegales. Gigantes en apuros.
Jueves 5 de octubre de 2017

Amazon

 

El gobierno de Bélgica, redobla sus esfuerzos para obligar a las empresas Amazon y Apple a pagar impuestos en diversos sitios de Europa, algo que reaviva las tensiones transatlánticas en medio de una campaña de la UE contra la evasión entre las grandes compañías multinacionales.

 

Desde Bruselas se ordenó a Amazon a devolver a Luxemburgo cerca de 250 millones de euros por haberse visto beneficiado de ventajas fiscales de manera ilegal.

 

Mientras tanto, las autoridades europeas de la competencia obligarán a Irlanda a cobrarle a la firma Apple 13.000 millones de euros por los impuestos que adeuda. Denunciaron al país ante el Tribunal de Justicia de la UE por no haber recuperado un solo euro de la cantidad exigida hace ya más de un año.

 

Margrethe Vestager, la comisaria europea de Competencia, aseguró que todas las compañías deben pagar la porción justa del impuesto.

 

Tras una investigación que llevó casi tres años, la comisión estimó que el gigante Amazon se vio beneficiado por casi una década con un acuerdo fiscal ventajoso que le permitió recibir ayuda estatal ilegal de Luxemburgo, el centro de sus operaciones europeas.

 

"Luxemburgo le otorgaba beneficios fiscales ilegales a Amazon. Como resultado, casi dos terceras partes de las ganancias de la empresa no pagaban impuestos", aseguró Vestager.

 

"En otras palabras, a Amazon se le permitió pagar cuatro veces menos impuestos que otras empresas locales sujetas a las mismas normas tributarias nacionales. Eso es ilegal según las regulaciones de asistencia estatal de la UE. Los estados miembro no pueden conceder beneficios fiscales selectivos a grupos multinacionales que no estén disponibles para otros", se sostuvo.

 

En una declaración reciente, las autoridades de Luxemburgo han dicho: "Como Amazon pagó impuestos según las normas fiscales aplicables en ese momento, Luxemburgo considera que la compañía no recibió ayuda estatal incompatible".

 

La medida se tomó 14 meses después de que la comisaria determinó que los acuerdos fiscales que tenía Irlanda con Apple constituían una ventaja ilegal y ordenó al país recuperar la suma récord 13.000 millones de euros por impuestos adeudados.

 

Cansada de esperar ese pago, Vestager decidió ayer presentar a Irlanda ante el Tribunal de Justicia de la UE por no haber cumplido con su decisión de 2016, la cual Irlanda describió como "lamentable". Apple está apelando ante esta situación.

 

La decisión en cuanto a Apple llevó a un feroz contragolpe político desde Washington. La orden de la comisión para que se paguen los impuestos adeudados podría reavivar las tensiones transatlánticas justo en un momento en que la Casa Blanca analiza reformas tributarias que alienten a las multinacionales norteamericanas a repatriar ganancias extranjeras que permanecen en el exterior.

 

En EE.UU., la comunidad empresaria y el Congreso reaccionaron con enojo frente a la decisión en cuanto a Apple en 2016 y advirtieron que podría poner en peligro la inversión extranjera y provocar represalias. Tim Cook, CEO de Apple, describió el caso de la comisión como "una estupidez política total", mientras la empresa no comentó la noticia de ayer.

 

Vestager determinó que la resolución fiscal de 2003 que sostiene la estructura del negocio europeo de Amazon supuestamente le permitió de forma indebida reducir las ganancias europeas imponibles mediante el pago de regalías intergrupo a una sociedad exenta de impuestos. Luxemburgo y Amazon hace tiempo que niegan haber actuado mal.

 

Amazon, por su parte, dijo: "Creemos que Amazon no recibió ningún tratamiento especial de Luxemburgo y que pagamos impuestos de acuerdo al derecho tributario internacional y de Luxemburgo. Estudiaremos la decisión de la comisión y analizaremos nuestras opciones legales, incluyendo una apelación".

 

El caso de Amazon es el cuarto iniciado por la comisión europea desde que empezó a estudiar el sistema tributario en 2013.

Apple
Amazon