CONMOCIÓN EN GRAN BRETAÑA

Murió una periodista en Irlanda del Norte durante incidentes de disidentes republicanos

Las fuerzas de seguridad afirman que investigan el hecho como un "incidente terrorista". Lyra McKee, de 29 años, falleció durante los disturbios.
Viernes 19 de abril de 2019

Incidentes en Irlanda del Norte (Reuters)

Una periodista falleció a consecuencia de heridas de bala durante una serie de disturbios ocurridos anoche en Londonderry, Irlanda del Norte, en unos hechos que la policía está investigando como "terrorismo", vinculado a grupos disientes republicanos.

 

El suceso se produjo durante una noche de enfrentamientos con la policía en el área de Creggan, en la ciudad de Derry, en la que también se produjeron lanzamientos de bombas de nafta contra vehículos policiales, tras una serie de allanamientos en la zona.

 

Durante las redadas, los policías buscaban armas de fuego que pudieran ser empleadas durante el periodo festivo de Semana Santa, informó el jefe adjunto del cuerpo policial de Irlanda del Norte, Mark Hamilton.

 

Noticias relacionadas

El agente indicó que anoche se arrojaron más de 50 bombas molotov contra la policía y se incendiaron dos vehículos policiales.

 

La policía de Irlanda del Norte ya abrió una investigación por asesinato y apuntó a disidentes republicanos como posibles autores de la muerte de la reportera Lyra McKee, de 29 años.

Lyra McKee, periodista asesinada en incidentes en Irlanda del Norte (Reuters)

Hamilton, indicó en una rueda de prensa que "es probable que el Nuevo IRA esté detrás" de ese fallecimiento.

 

Según el jefe adjunto de la policía, comisionado Mark Hamilton, todo indica que el Nuevo IRA, -un grupo paramilitar que se considera heredero del Ejército Republicano Irlandés (IRA, por sus siglas en inglés)- "está muy probablemente detrás de esto".

 

Hamilton dijo que en la noche del jueves, "un pistolero apareció (en esa zona) y comenzó a disparar contra la policía".

 

"Lyra McKee, una joven de 29 años, resultó herida. Fue sacada de la zona en un coche policial hasta el hospital Altnagelvin pero desafortunadamente, falleció", agregó.

 

"Creemos que esto es un acto terrorista, creemos que ha sido perpetrado por disidentes republicanos violentos; nuestra valoración en este momento", afirmó.

 

Otra reportera que se encontraba en la zona, Leona O'Neill, indicó que vio cómo un pistolero "apareció por una esquina y empezó a disparar de manera indiscriminada hacia las patrullas policiales".

 

McKee, que en 2016 fue incluida dentro de la lista de 30 periodistas menores de 30 años elegidos por la revista Forbes, trabajaba actualmente como editora para el portal de noticias con sede en California Mediagazer.

 

La ministra para Irlanda del Norte, Kaen Bradley, se mostró hoy "profundamente en 'shock' y entristecida" por los acontecimientos.

 

Varias fuentes afirmaron en redes sociales que la mujer muerta es la periodista y escritora Lyra McKee. Según su agencia literaria Janklow & Nesbit, McKee nació el Belfast y había escrito abundantemente sobre el conflicto norirlandés.

 

McKee escribió para la revista estadounidense The Atlantic y Buzzfeed News y en 2016 fue incluida por la revista Forbes en su lista de "30 menores de 30 años", una selección de jóvenes figuras del periodismo, según la agencia literaria.

 

En enero McKee publicó un mensaje en Twitter en el que criticaba ásperamente la violencia en las noches de Londonderry. "Es una locura completa", lamentó.

 

Las imágenes de los disturbios en las redes sociales mostraban un auto y una furgoneta en llamas e individuos lanzando cócteles molotov y artefactos pirotécnicos a vehículos de la policía.

 

"Puedo confirmar que después de un intercambio de disparos (...) una mujer de 29 años resultó muerta", apuntó en Twitter el comisario adjunto de la policía de Irlanda del Norte, Mark Hamilton, añadiendo que creían que el hombre que disparó era "un violento disidente republicano".

 

"Tratamos este hecho como un incidente terrorista", expresó Hamilton, quien añadió que están investigando sobre lo ocurrido.

 

Irlanda del Norte
Lyra McKee
Periodista
EL ATAQUE A SIRIA

Juegos de guerra

Sábado 14 de abril de 2018

Manuel Castro, Analista Internacional, Periodista de Canal 26

Se había prometido, y se cumplió. Iban a enviar misiles. Se dice que fueron más que en el ataque de un año atrás. El doble. Se dispararon desde el Mediterráneo.

 

 

Vamos a ver si nos entendemos. Lo que siempre prima son los intereses. Aquí no hay ni buenos ni malos. Esos calificativos dependen de donde estemos ubicados.

 

Y tampoco nos engañemos, Rusia sabía que el ataque se iba a realizar y también sabía cuáles iban a ser los objetivos. O alguien puede dudar que antes no hubo contactos.

 

El detonante fue el ataque con gas (otro más) por parte de Bachar Al Asad. Rusia señaló por intermedio de su ministro de relaciones exteriores que todo era un montaje, que no existió tal ataque. ¿Qué esperaban que dijera?

 

 

Putin defenderá a su aliado (es decir a los intereses de su país).

 

Pero en la realidad sí hubo un ataque, con cloro.

 

 

Al Asad ha tratado de mantener la sangre fría (tal vez haya sido parte de su aprendizaje cuando estudiaba en Londres). La imagen de serenidad es para consumo interno.

 

Hay muchos actores en este drama sirio que paga con sangre la propia población. Con sangre y con el exilio.

 

Muchos temen una escalada de combates aún mayores.

 

Las grandes potencias no se pelean, mandan a sus segundos.

 

Hablaba de los actores en este drama sirio: EUA y sus aliados europeos, aunque solo hayan participado dos; Arabia Saudí que se ha declarado enemiga de Irán y que ya firmó contrato para comprar armamento ultramoderno al Reino de España. Turquía que ha visto este ataque con buenos ojos, aunque ese ataque haya sido a un aliado de Rusia, pero claro, Putin y Erdogán han acercado posiciones.

 

Irán descalificó el ataque al igual que China.

 

Todos aquí juegan sus fichas.

 

Pero, caramba, nos estamos olvidado de otros actores, los ciudadanos, los que mueren, los que pierden todo…

 

En los juegos de guerra eso solo es un daño colateral.

 

 

Ya lo decía brutalmente el georgiano Stalin: un muerto es una tragedia, un millón de muertos, una estadística.

 

Eso somos, una estadística.

 

Por Manuel Castro

Analista internacional

Periodista de Canal 26

*INVITADO DEL DÍA DE DIARIO26.COM

Manuel Castro
Analista Internacional
Periodista
Siria
Estados Unidos
Rusia
Donald Trump
Vladimir Putin
Reino Unido
Francia
Ataque de EE.UU. a Siria
Guerra
Misiles