TENSIÓN EN FRANCIA

Nueva jornada de manifestaciones de "chalecos amarillos" en París

Es la manifestación número 23 desde que surgió el movimiento a mediados de noviembre.
Sábado 20 de abril de 2019

Chalecos amarillos - París Reuters

Las fuerzas de seguridad estaban en alerta en París y otras ciudades francesas ante un nuevo sábado de manifestaciones de "los chalecos amarillos", el 23º desde que surgió el movimiento a mediados de noviembre.


Los diarios franceses citaban el sábado una nota del prefecto de policía de París, Didier Lallement, hablando de la posibilidad de que "un bloque radical de 1.500 a 2.000 personas, integrado por ultra-amarillos" siembre el caos en París. 


Los "vándalos se dieron de nuevo cita mañana en algunas ciudades de Francia, en Toulouse, en Montpellier, en Burdeos y en particular en París", dijo el viernes el ministro francés de Interior, Christophe Castaner, al anunciar la movilización de 60.000 policías y gendarmes.

 

De todos modos, un dirigente policial templó los pronósticos. Según él, este vigésimo tercer sábado de protestas, presentado por "los chalecos amarillos" como el segundo "ultimátum" será "un poco menos fuerte" que el primero.

 

Noticias relacionadas

"No sentimos una efervescencia como la que sentimos el 16 de marzo, especialmente entre la ultraizquierda", agregó, estimando que reservarán "fuerzas para el 1 de mayo", el Día Internacional de los Trabajadores.


El 16 de marzo, militantes radicales "black blocs" y "chalecos amarillos" -que exigen una mejora de las condiciones de vida y democracia directa- se unieron en una jornada particularmente conflictiva y violenta en que numerosos comercios de los Campos Elíseos fueron saqueados, costándole el puesto al jefe de policía de París.



"Por los Miserables" 


Para este "acto 23", los manifestantes se dieron cita principalmente en la capital, al término de una semana en la que el jefe de estado Emmanuel Macron tenía que revelar un gran programa de reformas para aplacar el descontento social.


Sin embargo, el anuncio se aplazó por el incendio en la catedral de Notre-Dame, en París.
El acceso a la catedral, en la que pretendían unirse grupos de "chalecos amarillos", fue prohibidos a los manifestantes, así como otros lugares emblemáticos de París y provincias: la gran avenida parisina de los Campos Elíseos, el centro de Lyon (este) o la plaza del Capitolio de Toulouse (suroeste).


"No es razonable permitir el paso a protestas de 5.000 a 10.000 personas hasta las cercanías de Notre Dame", dijo Didier Lallement, esgrimiendo a los miles de turistas o simples espectadores que continúan acudiendo todos los días a las inmediaciones del templo incendiado.


La comunión nacional que suscitó el desastre de Notre Dame irritó a algunos "chalecos amarillos", especialmente los cientos de millones de euros prometidos por las mayores fortunas francesas para la reconstrucción.


Muchos de ellos adoptaron el humorístico tuit de un novelista, Ollivier Pourriol, publicado en la red social después del incendio: "Victor Hugo da las gracias a todos los generosos donantes dispuestos a salvar Notre Dame de París y les ofrece hacer lo mismo con Los Miserables", título de otra obra del escritor francés que agrandó la leyenda de la catedral.


El sábado pasado, las manifestaciones de "chalecos amarillos" reunieron a 31.000 personas, incluyendo a 5.000 en París, según cifras oficiales cuestionadas por los manifestantes.

Francia
Chalecos amarillos

VIDEOS y FOTOS: La Torre Eiffel volvió a abrir después de más de tres meses cerrada por la pandemia

El 13 de marzo pasado la "dama de hierro" de 131 años y 324 metros de altura tuvo que cerrar sus puertas por la pandemia. El símbolo de Francia ya vuelve a ser centro de paseo turístico.
Jueves 25 de junio de 2020

Reapertura de la torre Eiffel al turismo, Francia, pandemia, REUTERSReapertura de la torre Eiffel al turismo, Francia, pandemia, REUTERS.

La Torre Eiffel, luego de estar cerrada 104 días por la pandemia de coronavirus Covid-19, volvió a abrir sus puertas esta mañana aunque con restricciones, que irán modificándose con el correr de los días.

 

"¡Aquí vamos, estoy abierto y listo para recibir a mis primeros visitantes con una batucada!", publicó la cuenta oficial de Twitter (@LaTourEiffel) de uno los símbolos de París.

 

VIDEO REUTERS, Reapertura de la torre Eiffel al turismo, Francia.

El 13 de marzo pasado la "dama de hierro" de 131 años y 324 metros de altura tuvo que cerrar sus puertas por la pandemia.

Reapertura de la torre Eiffel al turismo, Francia, pandemia, REUTERSReapertura de la torre Eiffel al turismo, Francia, pandemia, REUTERS 

Desde la Segunda Guerra Mundial este símbolo francés nunca estuvo tanto tiempo cerrado: 104 días en total, más de 3 meses.

 

La apertura será con muchas restricciones, al punto que desde el sitio oficial de la Torre se informó que en el inicio sólo estarán abiertos los primeros dos pisos, a los que únicamente se podrá acceder por escaleras.

 

Para la apertura se preparó una celebración austera, con muñecos en los alrededores y una batucada dándole la bienvenida a los primeros visitantes.

Reapertura de la torre Eiffel al turismo, Francia, pandemia, REUTERSReapertura de la torre Eiffel al turismo, Francia, pandemia, REUTERS 

Cuando reabrió sus puertas lo hizo bajo sol radiante y 28 grados de temperatura, en un día que en la capital francesa la marca térmica se anuncia que supera los 34 grados.

 

Para subir los 674 escalones que están permitidos en esta primera semana será obligatorio el uso de tapabocas.

 

Los ascensores grandes se podrán volver a utilizar a partir de julio, mientras que no hay fecha para los más chicos, que llegan a la cima de la Torre para mantener el distanciamiento social.

Reapertura de la torre Eiffel al turismo, Francia, pandemia, REUTERSReapertura de la torre Eiffel al turismo, Francia, pandemia, REUTERS 

En las bases de los dos pisos habilitados hay señalizaciones para marcar la distancia de un metro y medio que deben mantener los visitantes.

 

Patrick Branco Ruivo, director general de la sociedad de explotación que gestiona el monumento construido en 1889, expresó, según consignaron medios franceses, que por el cierre se perdieron 9 millones de euros mensuales.

 

Para ingresar a la Torre Eiffel se recomienda sacar la entrada a través de la página web oficial (https://www.toureiffel.paris/fr) y el ticket por adulto mayor para subir por escalera cuesta 10,40 euros.

Reapertura de la torre Eiffel al turismo, Francia, pandemia, REUTERSReapertura de la torre Eiffel al turismo, Francia, pandemia, REUTERS 

Cuando se habiliten los ascensores, para que el que quiera utilizarlos deberá pagar 16,60 euros.

 

Hasta el 30 de junio, según se informó oficialmente, habrá una semana de prueba y evaluaciones.

 

VIDEO REUTERS, Reapertura de la torre Eiffel al turismo, Francia.

Además de las marcas para mantener el distanciamiento social, en las escaleras como en las bases de los dos pisos habilitados, habrá puntos con alcohol en gel.

 

La maravilla visitada por millones de turistas al año, al borde del río Sena, en este 2020 no tendrá la misma cantidad de gente pero se prepara para volver a hacer brillar a París.

Francia
Torre Eiffel
Turismo
Coronavirus
Pandemia
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Francia se prepara para una segunda ola de coronavirus

El país europeo teme lo peor y los hospitales se preparan para una vuelta del virus a la ciudad.
Miércoles 24 de junio de 2020

Reapertura en Europa, Francia, coronavirus, REUTERSLa Torre Eiffel de fondo con un país temeroso de la vuelta del croonavirus.

El 27 de febrero ingresó el primer paciente de coronavirus a Francia. Desde entonces 2.400 más han sido tratados allí. En el pico de la crisis, el 30% de la capacidad del hospital estaba dedicada a ellos.

 

Ahora hay solamente tres pacientes hospitalizados. El centro vuelve poco a poco a la normalidad, pero se prepara en caso de una segunda ola repentina. Según el Consejo Científico de Francia, podría ocurrir en otoño.

 

Nadège Baille, directora general del hospital, dice que tienen camas "disponibles para los pacientes de Covid-19, no están ocupadas, pero podrían estarlo mañana si es necesario. No creemos que la pandemia haya quedado atrás. No obstante la diferencia con la primera ola es que esta vez estamos mucho mejor preparados para hacer tests a gran escala. Podemos hacer unos 2.500 al día".

 

Menos pacientes de Covid-19 no significa menos trabajo. Mientras que otras emergencias quedaron aseguradas por canales específicos, muchos pacientes pospusieron las operaciones menos urgentes durante la crisis. En caso de un nuevo brote, este cirujano sabe que se puede confiar en nuevas técnicas.

 

"Se ha trabajado mucho en las consultas a distancia durante la primera ola, para mantenerse en contacto con pacientes que debían cancelas sus operaciones. Y esá claro que tan pronto como podamos reprogramarlas, daremos prioridad a los que no necesiten más. Y sabremos quiénes porque hemos podido revisarlos durante este periodo tan difícil", dice Jacques Baurin, jefe de neurocirugía.

 

Este es un periodo difícil para los profesionales de la salud. Temen no ser capaces de aguantar una segunda ola aunque confíen los unos en los otros. "Lo que nos ha ayudado a adaptarnos es el apoyo de los que trabajan normalmente en urgencias y que vinieron a yudarnos en las unidades, tuvimos la ayuda de enfermeras externas, y siempre es interesante trabajar con gente con la que no estás acostumbrado, y hacerlo juntos", explica Justine Perrot, anestesista del hospital.

 

Los hospitales franceses están en una encrucijada: por un lado hay cuatro veces menos ingresados que en abril, y por otro hay bajo vigilancia 80 posibles brotes en todo el pais. Un posible resurgimiento de la pandemia que requiere estar vigilantes.

 

Francia
Coronavirus
Pandemia