ECONOMÍA ARGENTINA

Gobierno alcanzó superávit fiscal en el primer trimestre y sobrecumplió la meta con FMI

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció que el primer trimestre del año registró un superávit fiscal primario de $ 10.347 millones, con lo que se sobrecumplió en $12.659 millones la meta acordada con el Fondo Monetario Internacional y el gobierno avanza en los objetivos que llevarán al próximo desembolso de unos US$ 5.400 millones, en julio próximo.
Martes 23 de abril de 2019

Nicolás Dujovne (NA)

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció que el primer trimestre del año registró un superávit fiscal primario de $ 10.347 millones, con lo que se sobrecumplió en $12.659 millones la meta acordada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el gobierno avanza en los objetivos que llevarán al próximo desembolso de unos US$ 5.400 millones, en julio próximo.

 

El resultado del primer trimestre de este año contrasta con el de igual período del año anterior, que dio un déficit primario de $31.001 millones.

 

"Es la primera vez desde 2011 que la Argentina vuelve a tener superávit financiero primario en sus cuentas pública" en los tres primeros meses del año, dijo Dujovne durante la rueda de prensa en la que informó los números de las cuentas públicas del primer trimestre.

 

Noticias relacionadas

Desde Hacienda se informó que marzo fue el vigésimo primer mes consecutivo en el que los ingresos totales subieron por encima de los gastos primarios (33% contra 30%). "Más aún, si se detraen los recursos extraordinarios (en marzo de 2018 y marzo de 2019 ingresaron $ 15.000 millones de utilidades del BNA), en marzo el diferencial de crecimiento entre recursos y gastos primarios asciende a seis puntos porcentuales" indicaron.

 

"El resultado primario del período enero-marzo mostró un superávit de $ 10.347 millones" dijo el ministro y especificó que los "ingresos totales sumaron $ 799.526 millones, con una variación de 39,8% con respecto al primer trimestre del año pasado; mientras que los gastos ($ 789.179 millones) subieron un 30,9% en la misma comparación".

 

El primer trimestre también mostró una importante reducción interanual del gasto primario (13,8%), que fue sostenido con caídas consecutivas durante los cuatro años de esta administración, agregó el Ministerio.

 

Dujovne hizo hincapié en que la meta fiscal se está cumpliendo sin utilizar los ajustadores (sociales y de gasto de capital) que permitirían flexibilizar el compromiso asumido con el FMI hasta un resultado negativo de 0,5% para este año.

 

"Hay que ser claros, los ajustadores permiten, si los utilizamos, llegar hasta un déficit anual del 0,5%, aunque mantenemos nuestra proyección de equilibrio, tratando de preservar el gasto social y el de capital", explicó el ministro.

 

En cuanto al costo fiscal que implicará el congelamiento de las tarifas de los servicios regulados, que según el propio Dujovne estará "por debajo de los $ 10.000 millones", se compensará con otros ingresos sin resentir la meta fiscal.

 

"Esperamos ingresos por revalúo impositivo de unos $20.000 millones y también vamos a contar con recursos provenientes del plan de facilidades anunciado por la AFIP, que para el caso de las empresas no pymes deberán realizar un desembolso inicial del 20%", agregó.

 

Hacienda explicó que la mayor parte del esfuerzo fiscal viene de la contención de los gastos. "En términos reales, los gastos primarios cayeron 16% en marzo (encadenando 16 meses consecutivos de caída real) y 14% en el primer trimestre", detallaron fuentes de la cartera.

 

"Los recursos están creciendo por debajo de la inflación debido a la dinámica de la recaudación tributaria y al crecimiento en las transferencias automáticas a provincias, que en el primer trimestre se expandieron 42,8% interanual (3 p.p. por encima de los recursos nacionales)".

 

Además agregaron que "la meta contenida en el acuerdo con el FMI para el primer trimestre del año asciende a $6.000 millones, pero este valor puede ajustarse a la baja si el conjunto de programas sociales que abarca el acuerdo supera la línea de base fijada para dichos programas en el acuerdo y el gasto de capital financiado con fuente externa supera la línea de base fijada para dichas erogaciones en el acuerdo", indicaron desde Hacienda.

Superávit
Fiscal
Nicolás Dujovne
CONFIRMÓ CONVERSACIONES

Dujovne, sobre el "peso real": "No hay plazos, por ahora es una idea"

El ministro de Hacienda confirmó que inició conversaciones con su colega brasileño, Paulo Guedes, sobre el proyecto de crear una moneda binacional común.
Sábado 8 de junio de 2019

Nicolás Dujovne, Ministro de Economía - Agencia NA

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, confirmó que inició conversaciones con su colega brasileño, Paulo Guedes, sobre el proyecto de crear una moneda binacional común, aunque aclaró que la iniciativa "no tiene plazo para la puesta en vigencia y llevará mucho tiempo, porque hay que dar muchísimos pasos".


Se requerirá antes "una convergencia en muchos aspectos, fiscales, tributarios, laborales", entre otros, dijo Dujovne en declaraciones a radio Mitre desde Fukuoka, Japón, donde participa en la reunión de ministros de Economía del Grupo de los 20.

 

Dujovne sostuvo que "desde el lanzamiento del Mercosur no tenemos un proyecto tan ambicioso entre la Argentina y Brasil, que debe ser discutido en ambos países, pero el primer paso ha sido dado, que es converger en la visión política".

 

"Compartimos la visión de que la Argentina y Brasil tienen que integrarse más, abrir mas sus economías entre nosotros y al resto del mundo, y como parte de esto es muy importante el acuerdo que estamos negociando con la Unión Europea", afirmó el ministro.

 

Una moneda común, afirmó, sería "una manera de promover una mayor estabilidad, un mayor comercio entre ambos países y más crecimiento".

 

Dujovne señaló que la Argentina y Brasil "están expuestos a los mismos shocks externos, básicamente son países que dependen mucho de sus exportaciones de los bienes básicos, los commodities, cuyas monedas se mueven con una correlación bastante parecida ante los eventos internacionales".

 

"Parte de la cerrazón que tenemos entre ambos países -explicó- se ha producido cuando están desincronizados los ciclos económicos, un país ha tenido que devaluar su moneda y el otro ha tenido que cerrarse".

 

Dujovne recordó que "Brasil hoy está embarcado en un proceso muy importante, que es la reforma previsional, y nosotros tenemos por delante un proceso eleccionario muy importante", pero "tener la visión de este proyecto es algo que ayuda a ordenar las prioridades y dar los pasos necesarios".

 

"Sin duda es un proceso largo que requiere antes que los países estemos ordenados", y "así como hizo Europa con el euro, se requiere la aplicación de determinados parámetros para que el proyecto pueda ser exitoso", sostuvo el ministro.

 

Resaltó por último que la Argentina "está dando pasos muy importantes en su consolidación fiscal y su integración al mundo, y esos son los pasos que nos van a permitir tener una inflación más baja". 

Monedas
Nicolás Dujovne
Brasil
BUENAS PERSPECTIVAS

Gobierno ve un rebote favorable de la economía antes de las elecciones

Los ministros Dujovne y Peña afirman que habrá mejoras por estabilidad del dólar, en un contexto de inflación que irá en baja.
Domingo 2 de junio de 2019

Nicolás Dujovne - Ministro Hacienda Agencia NA

Nicolás Dujovne volvía, promediando el mes de abril de su reunión en Washington con el Fondo Monetario Internacional; mientras que Alfonso Prat-Gay regresaba de una conferencia. Así, los dos ministros de Hacienda de la administración de Mauricio Macri viajaron en el mismo avión de regreso a Buenos Aires, aunque no se hablaron en ningún momento, ya que de hecho, no tienen buena relación y no se expresan respeto ni en lo profesional, ni tampoco en lo personal.

 

Pese a ese momento incómodo, Dujovne -que sigue sosteniendo que su antecesor es responsable por “desperdiciar dos años” y comprometer más las cuentas públicas con la “reparación histórica”- es uno de los principales impulsores del optimismo que en los últimos días recuperó el Presidente Macri, antes de las elecciones 2019.

 

Esas buenas sensaciones se replican en otros ámbito de la Casa de Gobierno, aunque algunos dirigentes y funcionarios importantes del PRO no dejan de mostrar una cierta preocupación que -de a ratos- es resignación; fundamentalmente cuando se acuerdan de que el PBI caerá por segundo año seguido por primera vez desde 2001/2002.

 

Los datos oficiales no colaboraron durante la semana que pasó. El jueves se dieron a conocer los números del ministerio de Producción que daban cuenta de la pérdida de 40.600 empleos en marzo. En un año hubo una baja de 268.300.

 

A pesar de esto, en la reunión previa de Gabinete, Dujovne se encargó personalmente de dar buenas noticias, y sostuvo que la economía "está rebotando" y se entusiasman con las señales de algunos indicadores.

 

El más importante de esos indicadores es el dólar; cuya estabilidad ya lleva 5 semanas en línea. En el Gobierno respiran aliviados por estos datos concretos.

 

En el equipo de Dujovne no creen que sea casualidad y sostienen que el nuevo “poder de fuego” que el FMI autorizó al Banco Central es la respuesta más clara de esta situación. Nadie está dispuesto a reconocer que era la misma herramienta que reclamaba Luis “Toto” Caputo. “Ahora con (Guido) Sandleris tenemos una política monetaria muy clara”, han elogiado al ex secretario de Política Económica.

 

Al mismo tiempo niegan los rumores sobre un contacto entre el actual titular del Central y Daniel Scioli para garantizar su continuidad gane quien gane.

 

La baja de la inflación es otro tema que ilusiona al equipo económico del Gobierno. Del 3,4 por ciento de abril al 3% proyectado de mayo, de acuerdo a los datos aportados por consultoras. En el Poder Ejecutivo relativizan que la suba interanual marque un nuevo récord en torno al 57% y las proyecciones privadas que hablan de un 40% para todo el año. Lo mismo ocurre con otros índices lastimosos, como el estimador mensual de actividad económica.

 

La explicación es la misma. Hasta el momento se comparaba el clímax de la recesión con el primer trimestre de 2018, cuando la economía crecía. Ahora empezarán a compararse los meses malos de 2018 contra los de ahora. “Estamos pegando la vuelta”, comentan.

 

Frente al Presidente y los demás ministros, Dujovne enumeró algunos de los nuevos brotes verdes -como en el pasado señalaban los despachos de cemento- que alimentan las expectativas. Ven con buenos ojos que las importaciones volvieran a crecer luego de que se desplomaran, tras la devaluación. “Es un signo de que la industria empieza a moverse, aunque también sea algo estacional porque hay dólares por la liquidación del agro”, afirman. También apuestan a las paritarias y a una recuperación parcial del salario real antes de las elecciones, como informó Clarín días atrás.

 

Cuentan sus allegados que en la cabeza de Dujovne el 2020 -con Macri en el Gobierno- será venturoso. Imaginan una baja muy marcada de las tasas y un crecimiento “muy por encima del 2%”. No los atemorizan las expectativas en baja de Brasil, el principal socio comercial de la Argentina.

 

El ministro Dujovne quiere quedarse en su cargo, pero tiene muy en claro que todo depende de la voluntad del Presidente Macri.

 

Marcos Peña, el jefe de Gabinete, también habló sobre el "cambio de tendencia", que según su óptica alienta al Gobierno y se registra en la interacción de las redes. Sin números todavía, Peña habló de la calma del dólar, y de la sucesión de obras inauguradas.

 

Como Dujovne, Peña es de la idea de que “el cuco del 22 junio” -la reacción del mercado a la presencia de Cristina Kirchner en la boleta- se adelantó y que la respuesta fue mejor de la esperada. A contramano de lo que dice Alberto Fernández, en el Gobierno no creen que se deba a la moderación del precandidato kirchnerista. Confían en que los inversores imaginan que las chances de que Macri reelija son mayores que antes.

 

La confianza de Peña, Dujovne y el equipo económico del Gobierno de Macri se da en consonancia con la explicación de Prat-Gay sobre la falta de diálogo con su antecesor en el avión durante el viaje antes mencionado. "Se ve que no tiene necesidad y tiene todo claro", afirma en la intimidad, sin disimular un ápice el tono de su ironía.

Elecciones 2019
Economía
Nicolás Dujovne
Marcos Peña
Gobierno