ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Reconversión de la industria cervecera local con inversión de $500 millones

AB InBev invirtió u$s 10,2 millones para producir Budweiser en Tucumán y en Zárate. Su rival desembolsó $ 65 millones y comenzará con las nuevas marcas en Luján en mayo.
Martes 23 de abril de 2019

Industria cervecera

Noticias relacionadas

 

Hace más de un año la Compañía de Cervecerías Unidas (CCU) y AB InBev -importantes empresas de la cerveza- llegaron a un acuerdo, a pedido de la Secretaría de Comercio, y luego de la fusión de la cervecera belga con SAB Miller, por el intercambio de Grolsch y Warsteiner, entre otras etiquetas, además de un pago de u$s 400 millones en tres años.

 

A partir de mayo, y pese a tener un período de gracia de 18 meses, la empresa chilena producirá, distribuir y vender estas marcas premium, lo cual, hasta ahora, hacía la dueña de Quilmes como parte del deal. Para CCU, significó una inversión de $ 65 millones, entre trabajo de levaduras, envasado y la participación de los maestros cerveceros de ambas etiquetas.

 

Así mismo, Cervecería y Maltería Quilmes, la filial de AB InBev, hizo saber sobre el comienzo de elaboración de Budweiser en su cervecería de Acheral, Tucumán, desde septiembre. El desembolso, de u$s 10,2 millones ($ 433,2 millones), se enmarca en su plan de inversiones, de u$s 1700 millones, para el período 2016-2020.

 

Ya ejecutó el 60 por ciento.

 

De esta manera, manifestó Quilmes, Budweiser se producirá en sólo dos plantas a nivel local: la tucumana y la de Zárate, Buenos Aires, que recibió tras la adquisición global de SAB Miller. Actualmente, Acheral producía las marcas Quilmes Clásica, Brahma, Bajo Cero, 1890, Ouro Fino y Ducal. Desde allí, exporta a países de la región, como Paraguay, Bolivia y Chile.

 

Quilmes cuenta con casi el 65% del mercado local de cervezas. CCU, en tanto, alcanzó un market share superior al 30 por ciento.

 

Fábrica de cerveza, industria, economía argentina

 

La apuesta en el mercado local:
“Por los calibres y los empaques, tuvimos que adaptar las líneas para que pudieran llenar correctamente las botellas. Varían según la marca, a diferencia de las latas, que son todas idénticas”, comentó Nicolás Rubino, director de Marketing de Cervezas de CCU.

 

La producción, que, estiman, estará cercana a los 350.000 hectolitros al año entre ambas marcas, se realizará en la planta de Luján. Ahí, también se fabrican las marcas Heineken, Schneider e Imperial. “Es la que está más cerca del área de mayor venta de estas marcas. Eso nos dará una mejor rentabilidad”, explicó Rubino. CCU también tiene fábricas en Santa Fe y Salta. El 80% de las ventas de Grolsch y Warsteiner se concentra en Buenos Aires, Rosario y Córdoba.

 

Las otras marcas de las que CCU tiene la licencia, como Amstel, Miller y Sol, son producidas en Santa Fe. A su vez, la chilena también tiene la distribución de la estadounidense Blue Moon y la chilena Kunstmann, ambas, importadas.En relación a Grolsch, sólo seguirá importando una versión (swing top).

 

Al mismo tiempo, CCU invirtió, como parte de su plan de $ 2250 millones para el trienio 2016-2019, en una nueva línea de producción de barriles, a la cual busca duplicar. “Ya contábamos con una línea así en Santa Fe y, ahora, incorporaremos esta, en Luján, para todas las marcas que se producen ahí porque crece mucho el consumo de cerveza tirada, tipo chopp. Por el momento, los barriles solo representan un 1,5% de nuestras ventas”, dijo Rubino.

 

Para el ejecutivo, el potencial de crecimiento de estas dos marcas es prometedor, debido al auge del segmento premium. Según un informe de la consultora Abeceb para Cerveceros Argentinos, cámara que nuclea a las principales compañías del rubro, este tipo de cervezas le ganó terreno a las low price, cuyo share cayó del 12% al 5% en la última década. Rubino detalla: “Las premium crecen un 20% en el país porque, al tener detrás marcas internacionales, invierten mucho en desarrollo e innovación. En algunos países de la región, la suba de este segmento incluso llega al 45%”.

Cerveza
Industria
Inversiones
Economistas mundiales
CRISIS INDUSTRIAL

CAME alertó por el cierre de Pymes y dijo que el sector vive un "momento complejo"

"Estamos en un momento complejo al tener una recesión importante, no contar con financiamiento y ante una presión muy fuerte para tener las puertas abiertas", dijo el presidente de la entidad.
Domingo 29 de septiembre de 2019

Pymes industriales - costosIndustria Argentina

El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Gerardo Beltrán, advirtió hoy que el sector atraviesa por un "momento complejo", mientras afirmó que hay cierres de pymes y proyectos frenados.


"Estamos en un momento complejo al tener una recesión importante, no contar con financiamiento y ante una presión muy fuerte para tener las puertas abiertas", apuntó.


De ese modo, analizó: "No hay cierres masivos, pero indudablemente percibimos cierres y proyectos que están parados a la espera de lo que pueda pasar".


En diálogo con FM Milenium, consideró: "Estamos en una etapa en la que no hay mucho espacio para la especulación. Hay que ser responsables".


El empresario destacó que se debe "sostener el empleo" al reconocer que hay "tensión social" en la Argentina.


Beltrán se lamentó porque en junio "empezaba a haber una sensación de mejora y había esperanza de empezar a transitar un camino más equilibrado".


"Siguieron aumentado las tasas, no hay nada de financiación, la presión impositiva siguió intacta y esto generó un golpe importante a las pymes", argumentó.


Por otro lado, aclaró que no se otorgará un bono a los trabajadores del sector privado, sino que se trata de una asignación no remunerativa.


Sostuvo así que "lo que se ha firmado con el gremio de Comercio es pagar esa recomposición salarial no remunerativa en cuotas y a cuenta de paritarias futuras".


"Lo que estamos planteando ahora nosotros es que queremos que las otras actividades pyme tengan la misma postura para dar la posibilidad de que esto se cumpla", resaltó.


El empresario subrayó: "Nuestros colaboradores se la merecen, pero la dificultad que hoy tiene un trabajador, la tiene también quien da trabajo".


En tanto, se quejó de que "no se ha logrado tener política de Estado para las pymes".
"Este tipo de desequilibrio de la macroeconomía, que pega en el corazón de las pymes, lo hubiésemos podido tener un poco mas corregido", estimó.

Actividad industrial
CAME
PyME
Industria
EN ROSARIO

Presidente de la UIA: "La industria tiene enorme potencial, el tema es sacarle el pie de encima"

Al participar del almuerzo anual del Día de la Industria en Rosario, Miguel Acevedo, indicó que la preocupación del sector es generalizada "y tiene que ver con las tasas de intereses, con la falta de créditos y la incertidumbre sobre cómo poder exportar".
Domingo 22 de septiembre de 2019

Miguel Acevedo - UIA

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, sostuvo que "la industria está, tiene enorme potencial y puede ser competitiva, el tema es sacarle el pie de encima".


Al participar del Almuerzo Anual del Día de la Industria en Rosario, indicó que "la preocupación de la industria es generalizada y tiene que ver con las tasas de intereses, con la falta de créditos y la incertidumbre sobre como poder exportar".

 

"Estamos en una situación difícil y complicada, tenemos que empezar a pensar a largo plazo y no estar tanto en la coyuntura", consideró Acevedo y apuntó que "lo que pedimos es salir de esta situación tan complicada lo antes posible para recuperar la confianza y de ahí en más si aplicar una serie de medidas destinadas a generar trabajo y posibilitar el desarrollo de la industria".

 

Asimismo, dijo que "el obrero argentino está muy especializado, las empresas están tratando de mantenerlos porque a nadie le conviene perderlos, por eso resuelven darles vacaciones y tratar de no despedir".

 

"La pérdida de trabajo se ha dado en todos los sectores, la industria tanto pequeña como grande, la construcción y el comercio, pero todos están haciendo el esfuerzo de mantener la mayor cantidad de puestos", señaló.

 

Por su parte, el presidente de la Federación de Industriales de Santa Fe (Fisfe), Víctor Sarmiento, remarcó: "Estamos en una clara emergencia. Hemos perdido 7 mil puestos de trabajo y tenemos unas 320 en procedimiento preventivo de crisis".


Y, se refirió a la resolución oficial de otorgar un bono de 5 mil pesos, y consideró que "ese dinero no va a ir a reforzar el bolsillo de la gente, sino que será usado para pagar deudas de los lamentables intereses de las tarjetas de crédito".

 

En esa línea, consideró que "el gran ganador a sido el sector financiero, ha ganado 520.000 millones de pesos con las Leliq, por eso cuando se piden esfuerzos hay que pedírselos a otro sectores y no solo a los que hace muchos años lo hacemos".

 

"Siempre hemos generado trabajo para los argentinos, un país sin industria es un país condenado, sin industria no hay futuro", enfatizó.

UIA
Industria
Miguel Acevedo