PELIGRO GLOBAL

China sigue sin controlar producción de fentanilo e infecta al mundo con droga letal

Es una de las drogas más potentes y de fácil llegada a millones de personas. Su producción se focaliza en el gigante asiático.
Martes 23 de abril de 2019

Xi Jinping, Fentanilo, droga, China

Noticias relacionadas

 

El pasado 1 de diciembre el régimen de Beijing había prometido al mundo que iba a controlar e impedir a laboratorios clandestinos y a responsables de traficar el poderoso estupefaciente -una de las drogas más potentes-  conocido como Fentanilo a muchas ciudades americanas y europeas. Sin embargo, nadie puede asegurar que eso haya sido efectivamente así. De hecho, de haberse tomado esas medidas, las mismas no se notaron y el narcotráfico sigue avanzando.

 

"El fentanilo es un fuerte opioide sintético similar a la morfina, pero entre 50 y 100 veces más potente": Así lo define el National Institute on Drug Abuse de los Estados Unidos, haciendo mención a una de las drogas más letales y epidémicas que sufre la población de ese país, la de Canadá y Europa.

 

China es gran responsable de este desastre humanitario y todo indica que sus máximas autoridades, se hacen las distraídas. Es más, no hacen nada para frenar su producción ilegal.

 

El fentanilo es un agonista narcótico sintético opioide. Su consumo genera una dependencia muy difícil de combatir y en los Estados Unidos es tomado como parte de la epidemia de opioides que infectan a su sociedad.

 

Esta droga es muy potente y, sobre todo, mortal: dos miligramos de fentanilo es una dosis letal para un adicto. Sus consumidores lo suelen mezclar con heroína, cocaína o metanfetamina camuflándolos en envoltorios de pastillas legales para no ser sorprendidos por las autoridades. El fentanilo que se consume ilegalmente se vende en forma de polvo, vertido en gotas sobre papel secante, en envases de gotas para los ojos o rociadores nasales o en pastillas parecidas a las de otros opioides recetados.

 

Los números hablan por sí solos y asustan. En 2017 -el año más reciente del que se tienen datos oficiales concretos- el fentanilo y otros opioides parecidos mataron a casi 49.000 personas en aquel país. En el Reino Unido, en tanto, la preocupación va en aumento, mientras las autoridades pudieron determinar que el origen de la droga era el mismo: China. Las estadísticas de salud de Canadá reflejaron que en 2017 el 72% de las muertes relacionadas con el abuso de opioides involucraban fentanilo, un aumento del 55% respecto a 2016.

 

Las estadísticas oficiales para este 2018 que terminó no serán alentadoras pese a las campañas que los gobiernos de América del Norte y Europa lanzaron entre sus habitantes. Sólo en el primer trimestre del año pasado, las muertes por sobredosis de opioides -la mayoría fentanilo- habían ascendido a 29 mil en Estados Unidos, según Centers for Disease Control and Prevention.

 

El "negocio" es uno de los más rentables para los narcotraficantes. Un informe de la DEA -la agencia de control de drogas de los Estados Unidos– sostiene que, mientras un kilogramo de heroína se vende en el mercado negro por alrededor de USD 80.000, la misma cantidad de fentanilo puede alcanzar casi los 2 millones de dólares.

 

La droga letal tiene otra particularidad: su traslado es sencillo y una bolsa del paquete de un kilo de azúcar puede contener hasta 500 pastillas.

 

En China, uno de los principales productores de este producto era el conocido clan Zheng, el mismo que llegó a jactarse en su sitio web de poder "sintetizar casi cualquier droga". Está compuesto por Fujing Zheng, de 35 años, y su padre, Guanghua Zheng, de 62 años, ambos de Shanghai. Su organización vendía fentanilo -y otros narcóticos- en sitios web publicándolos en 35 idiomas diferentes y prometiendo un servicio de garantías digno de grandes firmas multinacionales.

 

El clan Zheng extendió sus tentáculos de fentanilo a 25 países y 35 estados norteamericanos. La puerta de entrada de su droga al país era México. Lo sigue siendo. Con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador las cosas no han cambiado.

 

Los laboratorios clandestinos chinos –Zheng incluido- envían pequeñas dosis a los consumidores de los Estados Unidos, pero a granel a los grandes carteles mexicanos. Una vez allí, estas organizaciones lo mezclan con su heroína y vuelve a contrabandearse a través de la frontera.

 

China
Fentanilo
Drogas
TENSIÓN EN AUMENTO

Congreso de EE.UU. advierte que China superaría el potencial de la Armada estadounidense

La modernización militar de China hace peligrar "el estatus de larga data de EE.UU. como la principal potencia militar en el Pacífico occidental", se dijo en un informe.
Lunes 1 de junio de 2020

Armada de Estados UnidosArmada de los Estados Unidos en maniobras. Reuters.

Si EE.UU. no aumenta sus capacidades navales, el potencial de su Armada podría eventualmente ser alcanzado y hasta superado por el de China, advirtió en un informe publicado este 21 de mayo por el Servicio de Investigación del Congreso de EE.UU. (CRS, por sus siglas en inglés).

 

La agencia destaca los esfuerzos de la Armada del Ejército Popular de Liberación de China para lograr una constante modernización a lo largo de los últimos 25 años, gracias a los cuales el país asiático está conduciendo un número creciente de operaciones navales, y no solo en las zonas costeras de China, sino también en aguas más distantes, "incluidas las aguas más amplias del Pacífico occidental, el océano Índico y las aguas de toda Europa".

 

Esto —indica el CRS— plantea "un gran desafío" para la capacidad de la Armada de EE.UU. de ejercer "el control en tiempos de guerra" en alta mar del Pacífico occidental, el primer reto de este tipo desde el final de la Guerra Fría, que pone en peligro "el estatus de larga data de EE.UU. como la principal potencia militar en el Pacífico occidental".

 

La modernización militar de China abarca "una amplia gama de programas de adquisición de plataformas y armas", con la inclusión de misiles balísticos y de crucero antibuque, submarinos, buques de superficie, aviones y vehículos no tripulados.

 

De acuerdo al CRS, los esfuerzos de Pekín en esta esfera estarían dirigidos —entre otras cosas— al mantenimiento de sus capacidades navales para poder (cuando surja la necesidad) abordar la situación con Taiwán por medios militares, lograr "un mayor grado de control o dominación" sobre el mar de la China Meridional, así como para disminuir el papel de EE.UU. en el Pacífico occidental y reemplazarlo como la principal potencia de la región y de todo el mundo.

 

"Con respecto al equilibrio de poder naval entre EE.UU. y China en general, los observadores estadounidenses y extranjeros generalmente evalúan que, si bien EE.UU. tiene más capacidad naval en general, el esfuerzo de modernización naval de China desde la década de 1990 ha reducido sustancialmente la ventaja de EE.UU.", reza el informe.

 

"Y si las líneas de tendencia actuales de las capacidades navales estadounidenses y chinas no cambian, Pekín eventualmente podría igualar o incluso superar a EE.UU. en la capacidad naval general", advierte el CRS.

 

En este contexto, la entidad plantea una serie de cuestiones que requieren la atención del Congreso: si EE.UU. está haciendo lo suficiente para mejorar su capacidad de contrarrestar las armas marítimas chinas, si debería pasar a una "arquitectura de flota más distribuida", y si el tamaño planificado de su Armada "será apropiado para contrarrestar el esfuerzo de modernización naval de China en los próximos años", a la hora de realizar otras misiones, como "la lucha contra las fuerzas militares rusas".

Congreso de EEUU
Estados Unidos
China
CONFLICTO INTERNACIONAL

Donald Trump confirmó que EE.UU. retirará el trato de favor a Hong Kong

Donald Trump ha calificado de "tragedia" la medida china y que ha motivado que inicie el proceso para retirar el trato preferente especial que su Administración brindaba a Hong Kong.
Sábado 30 de mayo de 2020

Protestas en Hong Kong, REUTERSProtestas en Hong Kong, REUTERS

Miles de jóvenes en Hong Kong volvieron a protestar en las calles de la ex colonia británica contra una normativa que amenaza con dejar en papel mojado el régimen de derechos y libertades que ha regido en el territorio desde su retrocesión a China en 1997 y que dio pie a la frase "un país, dos sistemas".

 

Una ley que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha calificado de "tragedia" y que ha motivado que inicie el proceso para retirar el trato preferente especial que su Administración brindaba a Hong Kong.

 

En una declaración conjunta, Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Canadá han invitado a China a revisar la decisión que, afirman, es contraria a los compromisos internacionales asumidos por el gobierno chino de respetar el principio un país dos sistemas hasta el año 2047.

 

La normativa tampoco es del agrado de jefe de la diplomacia europea, Josep Borrel, quien cree que socava la confianza entre la Bruselas y Pekín. "Seguiremos discutiendo con China. Nuestra reacción tiene que ser proporcional, acorde con las medidas que ya han adoptado. Seguiremos tratando de presionar a las autoridades chinas para que sean conscientes de que esta cuestión afectará a la forma en que tratamos algunos asuntos de interés mutuo, pero no hay nada más en la agenda".

 

En una carta abierta, la jefa del Gobierno local de Hong Kong, Carrie Lam, ha pedido el respaldo de la población a una ley que considera necesaria frente al peligro del separatismo y el terrorismo. Pekín acusa por su parte a Washington de interferir en los asuntos internos de China y socavar las normas de las relaciones internacionales.

Hong Kong
Estados Unidos
China