Paro del 30 de abril

(Paro del 30 de abril. NA)

 

Sin la adhesión de la conducción de la CGT, los sindicatos más "duros" de la central obrera, con Hugo Moyano a la cabeza, y las tres vertientes de la CTA concretarán este martes un nuevo paro contra las políticas del Gobierno y marcharán a la Plaza de Mayo.



La medida de fuerza fue impulsada por los gremios de la CGT que se apartaron de la conducción, como los Camioneros de Hugo y Pablo Moyano, los Bancarios de Sergio Palazzo y el SMATA de Ricardo Pignanelli, mientras que de inmediato se plegaron las tres CTA (la de Hugo Yasky, la de Pablo Micheli y la de Ricardo Peidró).



Todos esos dirigentes y los afiliados de sus sindicatos confluirán en una movilización que se realizará a las 13:00 en la Plaza de Mayo, donde habrá un acto con declaraciones de los líderes gremiales convocantes.



Por separado y a la tarde, marcharán a la misma plaza partidos y gremios de izquierda.

Noticias relacionadas



Estos sindicatos desafiaron así a la cúpula de CGT, que evitó sumarse a la protestas en medio de la pulseada interna de larga data entre los "combativos" y los "dialoguistas" de la central obrera.



A raíz de la huelga, este martes no habrá clases en las escuelas y universidades públicas y privadas; no funcionarán con normalidad los hospitales públicos y no habrá atención bancaria, ni recolección de basura, ni transporte de mercaderías, mientras que el transporte público se verá afectado debido a que no funcionarán subtes, y habrá complicaciones en los trenes y colectivos porque habrá acatamiento dispar en esos dos servicios.



En la jornada siguiente, el miércoles 1 de mayo, feriado por el Día del Trabajador, habrá un paralización total del transporte público, ya que los sindicatos de la CATT convocaron a una huelga para protestar contra los descuentos salariales que sufren por el Impuesto a las Ganancias.



Por su parte, Aerolíneas Argentinas canceló todos sus vuelos programados para este martes, medida que alcanzó a un total de 350 viajes y afectó a más de 22.000 personas a las que se les reprogramarán sus vuelos.