Dos familias afectadas por el cáncer en el barrio Santa Julia de Pergamino

Alejandra Bianco realizó un preocupante conteo y confirmó que hay alrededor de 53 casos de cáncer en una manzana en el barrio Santa Julia, de Pergamino.

 

El alerta comenzó luego de que a su marido y a sus dos hijos le habían detectado la enfermedad y empezó a hacer el conteo que terminó en una gran preocupación entre vecinos.

 

Desde ese momento algo cambió en la vida apacible del barrio Santa Julia, un lugar de clase media ubicado en el extremo oeste de Pergamino. Igual que en el caso del barrio Villa Alicia (otra zona urbana pegada al campo), donde una mutiplicidad de enfermedades aparecieron entre los vecinos y un juez ordenó suspender la fumigación en los campos con agroquímicos, en el último año una nube negra se posa sobre esta zona.

 Conteo de Alejandro Bianco sobre casos de cancer en barrio Santa Julia de Pergamino

Noticias relacionadas

De los 53 casos de cáncer en adultos, jóvenes y niños en apenas dos manzanas encontrados, hay 15 personas que ya fallecieron a causa de la enfermedad. Es decir, que de cada 10 que se enferman en el barrio, casi tres (28%) no sobreviven.

 

"Pensé en registrar todo eso. E hice unas planillitas muy caseras y empecé a censar a los vecinos. Me tomaba los sábados a la tarde, días que tenía tiempo, quería saber si había más enfermos que los de mi cuadra", cuenta Bianco.

 

Su hijo Benjamín (24) se enfermó a los 17. A los 18 empezó con quimioterapia por padecer púrpura trombocitopénica idiopática. Todavía sigue en tratamiento con controles semestrales. Su otro hijo, Ignacio (20), se enfermó también a los 17. Tuvo cáncer de tiroides y aún se hace controles una vez al año. Y posteriormente la enfermedad tomó a su marido, Sergio (54), a quien en 2018 le detectaron cáncer en el páncreas con metástasis en el hígado.

 Barrio Santa Julia, en Pergamino

A pesar de que no existe información oficial del Municipio sobre casos de cáncer en Pergamino, una médica pediatra del hospital público reconoció que hay más diagnósticos de leucemia que la media, además de otros tipos de cáncer y enfermedades como asma, problemas de tiroide o en la piel.

 

En Santa Julia nadie asoció el infierno personal a un problema colectivo y recién ahora, a partir del trabajo que comenzó Bianco, empezaron a relacionar los casos con una causa que atemoriza a gran parte de la comunidad de Pergamino: los agroquímicos.

 

El 3 de abril pasado el juez federal de San Nicolás Carlos Villafuerte Ruzo emitió un fallo en el que prohibía a cuatro productores rurales la fumigación con varios herbicidas en la zona que rodea los barrios de Villa Alicia, Luar Kayard y La Guarida, suspendió las autorizaciones de la Municipalidad a nuevas aplicaciones y ordenó la provisión de agua potable.

 Barrio Santa Julia, en Pergamino

El drama de la contaminación del agua y el suelo en Pergamino es un tema que todos conocen y pocos hablan. Para frenar el tsunami de estupor que generó el fallo de Villafuerte Ruzo el intendente de la ciudad, Javier Martínez, dijo que él tomaba agua de la canilla en su casa.

 

Sin embargo, un informe incluido en la causa que tramita la Justicia Fedaral dio cuenta de la aparición de 18 tóxicos derivados de los pesticidas en el agua.

 

Los vecinos de Santa Julia miran con desconfianza el tanque de agua de concreto que sobresale en el barrio. En todas las de las dos manzanas afectadas, dejaron de consumir el agua del grifo.

 

Además del agua y la contaminación del suelo por los plaguicidas, en Santa Julia también sospechan de que puedan existir todavía transformadores con PCB que pertenecen a la Cooperativa Eléctrica de la ciudad (CELP). Desde la empresa aseguran que la ciudad está libre de este refrigerante altamente tóxico.

 

En este contexto, a fines del año pasado, la concejal Marita Conti presentó un proyecto propuesto por una médica en el Concejo Deliberante que fue aprobado. El objetivo era conformar un registro de tumores en Pergamino. Pero la ordenanza nunca se cumplió. Otro concejal, Cristian Settembrini, presentó un proyecto para analizar el agua de Santa Julia.