General Motors

Noticias relacionadas

 

El grupo automovilístico estadounidense General Motors llamó a revisión 368.000 pick-ups de sus marcas Chevrolet y GMC equipadas con motor diésel de los años 2017 y 2019 por un posible problema en los calentadores del motor.

 

La campaña de revisión alcanza a unidades de los Chevrolet Silverado 4500, 5500 y 6500 de entre 2018 y 2019, así como del Silverado y de los GMC Sierra 2500 y 3500 de entre 2017 y 2019 con motor diésel Duramax de 6.6 litros y que incluyeron la opción de calentador del bloque motor.

 

La firma destacó que, de las casi 368.000 unidades afectadas, 324.000 unidades están en el mercado estadounidense, y confirmó que ha recibido informes de 19 incendios provocados por este problema.

 

La corporación con sede en Detroit, en el Estado de Michigan, indicó que el cable del calentador del bloque motor puede estar dañado y provocar un cortocircuito, lo que puede derivar en un incendio.

 

Desde la firma automovilística destacaron que no tienen constancia de que se hayan producido lesiones, accidentes o fallecimientos vinculados con este defecto en el motor y destacaron que reparará estos vehículos "lo antes posible".