Rafael Nadal (Reuters)

(Foto: Reuters)

 

Rafael Nadal es uno de esos personajes que no puede decir nada sin que pase inadvertido. En este sentido, el tenista español, nunca le escapa a los temas sensibles y no esquiva preguntas. Tampoco sobre la brecha salarial de género.

 

Claro que en la mayoría de los casos, y por ser a veces tan frontal, es objeto de duras críticas. Ahora, cuando está a punto de presentarse en el Masters 1000 de Madrid, torneo que ganó cinco veces en su carrera, tampoco le escapó a este tema.

 

Noticias relacionadas

"No sé lo que pasa en el fútbol, en el golf, o en el modelaje... ¿Por qué las mujeres ganan más que los hombres en el tema de la moda? No lo sé y tampoco hablamos todo el día de diferencia salariales", expresó Nadal.

 

"Llega un momento dado que estamos haciendo todo el rato preguntas capciosas y buscando la polémica. Yo habitualmente intento evitar la hipocresía y contesto, y aunque lo hago de manera correcta y ecuánime a ustedes les interesa más un titular que pueda vender, así que no voy a contestar más sobre este tema. A veces se tergiversan mis palabras", agregó el tenista.

 

Tal como sucedió hace poco en Barcelona, Nadal se mostró algo molesto con esta cuestión.

 

"Tengo madre y hermana y son de las personas que más quiero en este mundo. Lo que quiero es que hombres y mujeres seamos exactamente iguales y tengamos los mismos derechos. En algunos aspectos los hombres ganarán más y en otros las mujeres. Se tiene que ganar más por la calidad de tu trabajo", dijo Nadal, tratando de explicarse mejor en este tema.

 

El número 2 del ranking de la ATP debuta el miércoles en la segunda ronda del Masters 1000 español ante el canadiense Felix Auger-Aliassime, 30º jugador mundial, de 18 años. "Estoy mejor que ayer y mañana estaré mejor que hoy. Tengo tiempo para prepararme y espero estar listo y que esto no me afecte demasiado", dijo Nadal en la rueda de prensa.

 

"He tenido problemas en todos los torneos, llevo 18 meses así, algunos los conocen y otros no", destacó Nadal, y continuó "sensaciones superpositivas a nivel corporal" debido al virus estomacal que lo afectó en las últimas horas.

 

Por primera vez en 15 años Nadal llegó al mes de mayo sin ganar ningún título. Luego de caer en semifinales de Montecarlo y Barcelona, sus dos primeras citas del curso sobre polvo de ladrillo, el número dos del mundo reconoció que "evidentemente ojalá hubiera llegado aquí con cuatro títulos", pero que no tiene "más presión" por eso.