FIN DE UN MITO

Afirman que el sexo disminuye la migraña y el dolor de cabeza

Un estudio de la Universidad de Münster en Alemania reveló nuevos beneficios de las relaciones sexuales. Conocé todos los detalles en la nota.
Martes 14 de mayo de 2019

Sexo oral - riesgo de cáncer

Se sabe que el sexo es bueno para todo, sin exageración, es como la poción mágica para todos los males.

 

Mejorar el humor, reforzar el sistema inmunológico, mejora la piel, y solucióna el dolor de cabeza, 

 

Mas aún luego de que un estudio que se ha llevado a cabo por la Universidad de Münster en Alemania.

 

Noticias relacionadas

El estudio demuestra que la excusa del dolor de cabeza para no tener relaciones , no es exclusiva de las mujeres.

Afirman que el sexo disminuyen la migraña y el dolor de cabeza

El departamento de Neurología de esta universidad explicó que las relaciones sexuales podían mejorar parcial o completamente el dolor.

 

No sólo es beneficiosa mantener relaciones sexuales, sino que la masturbación también podría ser la clave. 

 

Los resultados demostraron que más de un tercio de la muestra que sufría migrañas sintió mejoras en el dolor después de practicar sexo.

 

Resulta que durante el proceso de excitación y el orgasmo, se liberan endorfinas que actúan como analgésicos naturales, lo que inhibe la sensación de dolor que podamos tener.

 

Los neurológos de la universidad demostraron que más del 90% de los participantes sintieron alivio al tener un orgasmo, mientras que solo el 50% se despidió del dolor cuando se trataba de una dolencia extrema o una migraña muy intensa.

 

La practica de sexo, no se puede recetar como solución al dolor, ya que entonces se convertiría en una obligación y hay que tener en cuenta que muchas veces, la dolencia es mayor que la voluntad, no se encuentran las ganas y es casi imposible llegar al orgasmo.

 

Ya sea sexo en compañía, en solitario es la solución al  dolor de cabeza.

Sexo
Mitos
Dolor de cabeza
Parejas
migrañas
PAREJAS 2.0

¿Existe la infidelidad virtual?

Es una pregunta típica en las parejas de hoy. Cuando uno pasa mucho tiempo en Internet, el otro sospecha. Según los expertos, para ser infiel no se necesita tener un contacto físico.
Domingo 7 de mayo de 2017

Infidelidad 2.0

"Empieza cuando una tercera persona se convierte en objeto de deseo sexual o amoroso de uno de los miembros de la pareja –apunta la psicóloga Mónica Cruppi, miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA) y especialista en relaciones humanas. La existencia de la pareja supone un contrato implícito de amor, fidelidad y exclusividad, tanto afectiva como sexual. La aparición de un tercero, aunque sólo sea la idea de ese tercero, ya pone en jaque ese contrato."

 

Los mensajes de WhatsApp, SMS, Facebook y los DM en Twitter se han convertido, según el abogado Leandro González Frea, especialista en tecnologías de la información, en el lenguaje por excelencia de la infidelidad.

 

Según apunta, en el estudio que lleva su apellido, el 80% de los juicios de divorcio que llegan a tribunales se inician con pruebas informáticas como mensajes de texto, correos electrónicos, chats o comunicaciones mediante las redes sociales.


"Hoy, WhatsApp y Facebook están a la cabeza", afirma.


Pero ¿qué ocurre cuando la infidelidad no pasó de la virtualidad al 3D, como dice el fallo?


Un reciente estudio de la Universidad Tecnológica de Texas afirma que el engaño perpetrado "sólo" por redes sociales duele tanto como el que se concreta físicamente. La investigadora Jaclyn Cravens, especialista en Terapia de Matrimonio y Familia, usó datos del sitio Facebookcheating.com para analizar el impacto. Para eso entrevistó a más de 200 parejas y comprobó que el ciberengaño había sido origen de crisis y peleas entre ellos aun cuando no hubiera llegado a concretarse.

 

"Y el impacto emocional para la persona que ha descubierto la infidelidad virtual no es menos grave que el de los actos cometidos físicamente", dijo Cravens.

 

Hace un año, la CNN publicó una encuesta en su página de Facebook en la que les preguntaba a los lectores cuándo comenzaba la infidelidad. ¿Inicia al fantasear, coquetear, comunicarse en Internet, abrazarse, besarse o al tener relaciones sexuales?, se preguntó. Obtuvieron más de 2000 respuestas. La conclusión de los entrevistados fue que uno puede engañar sin siquiera tener contacto físico. El 47% respondió que la infidelidad comienza cuando una persona envía correos electrónicos y mensajes de texto sin el conocimiento de su pareja. Sólo el 20% dijo que ser infiel es tener relaciones sexuales con otra persona. Y apenas el 13% dijo que besar era engañar y abrazarse, el 1%. Además, el 11% señaló que el engaño empezaba con el coqueteo.

 

"Pero la característica de este tiempo es la infidelidad solitaria. Antes, el engaño tenía la contrapartida, el encuentro con un otro. Hoy, ese encuentro puede no haber llegado nunca y en pos de esa relación virtual haberse dilapidado la relación real. Es el vaciamiento total del vínculo -agrega Sinay-. Hoy, se puede ser infiel, solo."

Internet
Infidelidad 2.0
Parejas
TENDENCIAS

Stealthing: cuando él se saca el preservativo en el acto sexual sin consultar

Los embarazos no deseados y el contagio de enfermedades de transmisión sexual, entre los principales riesgos de su práctica.
Viernes 5 de mayo de 2017

Sexo - ParejaEl stealthing es una peligrosa moda que llegó para quedarse. Se trata de una nueva práctica sexual ilegal que le deja libertad al hombre para sacarse el preservativo durante el acto sexual sin consutarle a su pareja. Es una novedosa forma de abuso y hay que saber decir "NO" para evitar el contagio de enfermedades sexuales.

Los expertos aseguran que se da tanto en sexo vaginal como en el anal y afirman a su vez el creciente uso de esta tendencia entre la comunidad heterosexual y la homosexual. ¿Se puede denunciar? Sí, puesto que es un acto que no cuenta con el consentimiento de ambas partes.

Alexandra Brodsky realizó un informe para Columbia Journal of Gender and Law en el que explica que muchas chicas están siendo violadas mediante esta técnica sexual y añade
que hay comunidades online de hombres que defienden a capa y espada el stealthing, es más, lo consideran como un “derecho natural masculino” de todos ellos a “expandir su semilla libremente”. Nuevamente estamos ante casos de machismo puro.

La autora de origen británico Tracey Cox, afirma: “Claro que viola el consentimiento condicionado: existe una enorme diferencia entre acceder a practicar sexo con condón y acceder a hacerlo sin él. En el primer caso se trata de sexo con protección, mientras que el segundo te expone a las enfermedades de transmisión sexual que la otra persona tenga, como el VIH, que pone en peligro la vida, o los herpes crónicos”.

¿Qué hacer ante el stealthing? Primero de todo hay que saber de su existencia para estar sobre alerta, después pensar que se puede decir que “no” y tener claro que si se sufre se puede y se debe denunciar para acabar con esta práctica sexual que daña a las mujeres.

Sexo