LOS PRONÓSTICOS PARA LOS PRÓXIMOS MESES

Tras desaceleración en abril, economistas estiman inflación del 3% para mayo

Tras la baja de la tasa en abril y luego del pico de marzo, los expertos comenzaron a corregir sus pronósticos para los próximos meses.
Jueves 16 de mayo de 2019

Inflación - Indec pronósticos para mayo

La inflación en abril fue de 3,4% y la inflación acumula en el primer cuatrimestre del año un aumento del 15,6%, informó este lunes e INDEC.

 

El mes pasado se observó una leve desaceleración de precios en algunos rubros, principalmente en la última semana del mes en alimentos, educación y bebidas alcohólicas.

 

El dato informado por el INDEC fue menor a lo esperado por los analistas. Los alimentos registraron una fuerte desaceleración y aumentaron 2,5% en abril.

 

Noticias relacionadas

Los precios de la carne explicaron en abril la desaceleración del índice: el asado subió 0,3%, la carne picada, 1 por ciento y la paleta 1%, entre otros cortes. Por su parte, los lácteos subieron. La leche aumentó 6,6%; el queso cremoso 15,5%; y la manteca, 9,8%, entre otros.

 

La consultora Ecolatina proyectó para mayo una inflación del 3,1%, lo que marcaría una desaceleración respecto de abril, y estimó para los primeros cinco meses una suba del 18,5%.



Entre la primera quincena de mayo e igual período de abril, el indicador que elabora la consultora se ubicó en 3,2%.



"Suponiendo que el dólar permanezca relativamente estable, la inflación descendería levemente en lo que resta del mes, marcando que la desaceleración continúa", consideró la compañía.



Según sus mediciones, en la primera quincena de mayo, los rubros que más subieron fueron Atención médica y gastos para la salud (por el aumento en las prepagas) y Vivienda y servicios básicos.



Por su parte, Alimentos y bebidas creció 2,1%, por debajo del Nivel General.



Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, anticipó que "producto de un dólar estable y menores ajustes tarifarios, mayo permitirá continuar con la tendencia decreciente de abril".



"Si esta dinámica persiste, proyectamos que la inflación acumularía 40% en 2019. En consecuencia, el promedio de 3,7% mensual del primer cuatrimestre se reduciría a la zona del 2,5% en los ocho meses restantes", agregó.

 

Federico Furiase, de EcoGo, aseguró que la noticia "tiene un costado positivo para el Gobierno, por la desaceleración que representa, pero igual sigue siendo una cifra muy alta para el bolsillo del consumidor. Es importante que se vea un sendero de desaceleración, pero ahora el desafió es para el Central y la estabilización del dólar, algo complejo en un contexto de incertidumbre política".

 

Fausto Spotorno, de Orlando Ferreres y Asociados, asegura que "el dato de hoy es muy bueno". "Para mayo, la primera semana de medición vino fuerte: más de 1,5%, pero las primeras semana son siempre así. Vemos que alimentos baja, pero otros rubros vinculados a los salarios cobran fuerza. En el promedio creemos que rondará el 3 por ciento", expresó.

 

Agustín D'Attellis, especialista en macroeconomía, subrayó que "el dato más importante es que la inflación núcleo –que no tiene en cuenta precios regulados y estacionales- fue de 3,8%, por encima del 3,4% de la general. Eso indica que estamos ante un proceso de mucha inercia inflacionaria. Antes el Gobierno argumentaba que la alta inflación se debía al reacomodamiento de los precios regulados, pero ahora la núcleo está por arriba del nivel general y marca una tendencia inflacionaria lanzada que sigue marcando registros cercanos al 4% mensual".

 

De Fundación Capital, Irina Moroni, también señala que más allá del 3,4%, la inflación núcleo permanece en niveles elevados. "Así, la anual ya tiene un piso de 40% y la dinámica cambiaria determinará el guarismo final. Para mayo estamos previendo un incremento mensual en torno del 3%, donde la núcleo permanecerá por encima. La core no logrará quebrar la barrera del 2% mensual en todo el año", cerró.

Inflación
INDEC
Economistas mundiales
Mayo
EX MINISTRO DE ECONOMÍA

Domingo Cavallo: “Si no hay un plan de estabilización y el gobierno no recrea confianza, puede haber un descontrol inflacionario”

El ex ministro de Economía advirtió sobre el riesgo de la emisión monetaria que lleva adelante el Gobierno en plena pandemia. Destacó la necesidad de que haya un acuerdo por la deuda para generar confianza y acceso al crédito para el sector público y privado.
Viernes 3 de julio de 2020

Domingo Cavallo, economista, economía, NADomingo Cavallo. NA.

Durante una conferencia que ha sido organizada por el Foro Argentino de Reflexión y Orientación (FARO), Domingo Cavallo, ex ministro de Economía y gestor de la convertibilidad durante el primer gobierno de Carlos Menem, advirtió sobreel exceso de emisión monetaria que lleva a cabo el gobierno para paliar la crisis en medio de la pandemia de coronavirus y en ese sentido, remarcó: “Si después del sinceramiento de precios no hay un plan de estabilización y crecimiento, y el Gobierno no recrea la confianza, puede haber un descontrol inflacionario”.

 

En ese contexto, Cavallo planteó encarar un nuevo plan de convertibilidad y advirtió que si el Gobierno no encara una reforma bien diseñada el país seguirá en estado de estanflación, por al menos cuatro años más.

 

Al hablar sobre la fuerte inyección de pesos que aplicó la gestión del presidente Alberto Fernández con el objetivo de sostener la actividad económica que resultó paralizada por el aislamiento social, Cavallo sostuvo que “va a tener que haber ajuste de precios. Un sinceramiento que va a significar una devaluación y el ajuste de muchos precios que habrán quedado atrasados”.

 

El ex funcionario de Economía remarcó que dicha situación “va a poner de manifiesto en una inflación mucho más alta” y alertó que “el gran peligro de ese sinceramiento es lo que viene después”.

 

Según Domingo Cavallo podrían venir cuatro años más de una fuerte estanflación. Consultado sobre qué mecanismos podría implementar el Gobierno para absorber los pesos que inyectó en la economía, dijo que se tendrían que pagar tasas de interés atractivas para los plazos fijos y los bonos indexados por inflación. “Pero todo eso es incompatible con la idea de conseguir tasas de interés bajas. Eso significa dificultarle el acceso al crédito al sector privado. No hay una forma sencilla de absorber los pesos de la emisión monetaria”, dijo.

 

También, manifestó que la Argentina va a tener una moneda que “va a ser papel pintado y que no es convertible” y añadió que para tener un buen sistema monetario con una moneda sana hay que pensar en una definición de la organización de la economía. Y después anunciar un plan económico de estabilización, crear confianza y poner en marcha una reforma monetaria.

 

Sobre la negociación que lleva a cabo el ministro de Economía, Martín Guzmán, con los acreedores internacionales por la reestructuración de la deuda pública, indicó: “Aun llegando a una restructuración de la deuda, no creo que nos compren bonos con tasas de entre 4 y 5%. Por lo tanto no vamos a poder endeudarnos por más que haya inversores dispuestos a comprar bonos. Van a pedir tasas de 10% y así se acumula nuevamente una deuda impagable”.

 

Cavallo expresó así mismo su deseo de que la negociación llegue a buen puerto y se logre un acuerdo, aunque opinó que “el tiempo que se han tomado tiene que ver con un enfoque equivocado”.

 

Resolver la deuda tiene sentido para recrear el crédito y vuelvan a confiar en Argentina. Para que el país tenga acceso a financiamiento en condiciones normales como tienen los países del resto del mundo. Es importante para que haya crédito tanto en pesos como en dólares en Argentina también. Con tasas del 3 al 5%”, sostuvo.

 

De acuerdo al ex ministro de Economía, si la Argentina no es capaz de recrear el crédito externo e interno a tasas razonables de interés, es imposible que se produzca un aumento de la inversión.

 

No solo se necesita crédito sino también confianza para que haya capitales argentinos y extranjeros dispuestos a financiar actividades económicas en Argentina. Todo eso requiere confianza”, planteó en la videoconferencia organizada por FARO.

 

En tanto, se refirió a Guzmán como “una persona con credenciales académicas que lamentablemente considera adecuada la actitud que tiene (el premio Nobel de Economía) Joseph Stiglitz que obviamente no conduce a la creación de confianza”.

 

Ahora la negociación está trabada con una cuestión que tiene que ver con una clausula legal relacionada a futuras reestructuraciones de la deuda. Los tenedores de los primeros bonos reestructurados no quieren aceptar nuevas condiciones”, dijo Cavallo.

Domingo Cavallo
Economía argentina
Inflación
Crisis económica
DATOS DEL INDEC

Cayeron los salarios de los trabajadores privados registrados y subieron los del sector público

Los salarios de los trabajadores en general tuvieron un leve incremento del 0,2% en abril. La variación nominal de los salarios fue mínima en el primer mes de aplicación plena de la cuarentena.
Martes 30 de junio de 2020

Coronavirus en Argentina, AGENCIA NATrabajadores, AGENCIA NA

Los salarios de los trabajadores en general tuvieron un leve incremento del 0,2% en abril, aunque con una evolución dispar entre la caída para los privados registrados y aumentos para los del sector público y los privados informales, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

 

La variación nominal de los salarios fue mínima en el primer mes de aplicación plena de la cuarentena y si bien quienes se desempeñan en la informalidad tuvieron el mejor desempeño, no fue suficiente para evitar que en la medición interanual continúen siendo los más rezagados.

 

En el cuarto mes del año, los salarios de los privados “en blanco” fueron los únicos que cerraron con una baja, del 0,2%, en tanto los del sector público crecieron 0,6% y los no registrados o “en negro” tuvieron un incremento del 0,7%, a pesar de que son considerados los más perjudicados con las restricciones a la actividad económica que hubo en abril.

 

En todos los casos, la evolución fue por debajo de la inflación del 1,5% de abril, un mes tradicionalmente marcado por las negociaciones de incrementos salariales en el marco de las negociaciones paritarias, que debieron postergarse a raíz de la pandemia de coronavirus y el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio que ese mes tuvo alcance en todo el territorio nacional.

 

La medición interanual establece un incremento nominal de los salarios total del 42,3%, debajo de la inflación del 45,6% del mismo período, aunque al igual que en abril quedaron en evidencia evoluciones diferenciadas según el sector que se considere.

 

Los salarios de los trabajadores registrados aumentaron en ese período un 44,8% y dentro de ese grupo los privados fueron los únicos que le ganaron a la inflación, con una suba del 47,7%.

 

Por el contrario, los trabajadores del sector público perdieron casi 6 puntos porcentuales frente a los precios al consumidor, ya que sus salarios tuvieron una suba del 39,7%.

 

Pero los que llevaron la peor parte fueron los trabajadores no registrados, que con un alza del 32,5% acumularon una pérdida de 12,1 puntos porcentuales ante la inflación.

INDEC
Salarios
Empleados estatales
Sector privado