Madonna - Presentación en Eurovision Reuters

Madonna dio que hablar en su histórica primera actuación en la gran final del Festival de Eurovisión, palabras que algunos han leído en clave de defensa frente a las críticas que le han hecho por realizarse en Israel.


Holanda ganó el sexagésimo cuarto Festival de la Canción de Eurovisión en Israel el domingo, una competencia que no tuvo incidentes graves pese a los llamados de grupos propalestinos para boicotear el evento.

 

Concluido el turno de actuaciones a concurso, la diva se ha subido al escenario para dar inicio a un "show" de 9 minutos de duración que ha arrancado con la reinterpretación de su citado clásico, en clave de coral eclesiástica y junto a 30 acólitos de su propio culto que, vestidos con túnicas, la arropaban en una gran escalinata.

Madonna - Presentación en Eurovision Reuters

Madonna - Presentación en Eurovision Reuters

Noticias relacionadas

Al acabar, varias bailarinas han aparecido con máscaras de gas coronadas por flores, mientras sonaba una pieza acelerada de Tchaikovski, que daba paso a Future, su nuevo single, con ecos jamaicanos que reflexiona sobre el rumbo de la humanidad. La temática apocalíptica y la defensa de los derechos universales siempre están presentes en sus actuaciones.

 

También el conflicto de Israel y Palestina. Precisamente su actuación de Imagine de John Lennon en la gira The Re-Invention Tour de 2004 contaba con un vídeo en el que un niño israelí y uno palestino, se daban la mano. Aquí han sido dos bailarines que caminaban abrazados con sendas banderas de los países enfrentados.

La ministra israelí de Cultura, Miri Regev, consideró este domingo un "error" que los bailarines de Madonna salieran con banderas palestinas en la espalda durante su actuación en la final de Eurovisión.

Madonna - Presentación en Eurovision Reuters

"Fue un error, no se puede mezclar política con un evento cultural, con todo el respeto que le debo a Madonna", afirmó Regev ante el consejo de ministros semanal.

 

Se desconoce si Madonna sabía que algunos de sus bailarines saldrían después a escena con banderas israelíes y palestinas.

Madonna - Presentación en Eurovision Reuters

REUTERS