Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, fórmula presidencial, Elecciones 2019, política, NA

Cristina Kirchner conmovió a la Argentina anunciando que en las elecciones 2019 se presentará como vicepresidenta y que Alberto Fernández, es el elegido para encabezar la fórmula presidencial. La sorpresa fue instantánea y las especulaciones no demoraron en aflorar. Analistas políticos pusieron bajo la lupa esta determinación que tomó por sorpresa a todo el arco político nacional.

 

Hay que analizar todo con mucha cautela, no se pueden sacar conclusiones fáciles. Como es un escenario inesperado habrá que esperar a que esto se instale en la opinión pública, lo procese y lo incorpore, va a llevar su tiempo”, dijo el asesor y consultor político Carlos Fara.

 

“Lo que seguro es una lectura equivocada, sería pensar que ahora el candidato es Alberto Fernández, porque va a ser muy difícil dentro del imaginario de la gente, que alguien piense que en realidad no está votando a Cristina, esto tanto para los que están a favor como los que están en contra”, manifestó.

 

Noticias relacionadas

En el mismo sentido afirmó que es “relativo lo que pueda llegar a agregar la figura de Alberto porque nunca fue importante electoralmente. Es por eso que no veo que pueda a llegar a haber un público que llegue a votarlo a él, pese a que Cristina sea su vice”.

 

Según Fara, “esto no se lo puede dar como algo definitivo porque todavía quedan 35 días para poder modificarlo. Es por esta razón que no sé hasta que punto esto es un anuncio para establecer una negociación, o para marcarle la cancha a todo el resto, anticiparles y obligarlos a tomar decisiones en función de este anuncio. Lo que sí deja la puerta abierta porque total todavía hay tiempo de cambiarlo”.

 

Esto nos tomó de sorpresa a todos, al igual que el lanzamiento de su reciente libro, lo que refuerza la sabiduría comunicacional de dijo.

 

También, insistió que aún no se puede dar nada por sentado, más allá de si esto es o no definitivo, sino sobre los cálculos sobre esta cuestión. "Hay que esperar a ver que pasa con los votantes”, sostuvo.

 

Por su lado el analista político Carlos Campolongo, dijo que “hay que ser muy prudentes y esperar un poco a que decanten los acontecimiento. El cuadro era inesperado, porque se manejaba más la hipótesis de que Cristina no quería o no iba a jugar”.

 

Cristina Kirchner no juega como candidata a presidente, por lo menos hoy. Y el hecho de haber elegido a Alberto Fernández, me parece que está relacionado con la intención de de tener un intermediario para que negocie con Alternativa Federal. Situación que considero muy difícil porque Fernández no es una persona prestigiada dentro del Peronismo”, expresó.

 

Campolongo agregó: “Con mucha prudencia me animé a relacionar este anuncio con otra circunstancia histórica, con otro tipo de liderazgo, con otra situación. La primera asociación que hice al enterarme del anuncio de la fórmula (Cristina Kirchner-Alberto Fernández) es la caricatura de lo que era el eslogan en el año ‘73 del peronismo `Cámpora al Gobierno, Perón al poder´. No digo que sea exactamente eso, digo que pude asociar elementos”.

 

“Creo que esto tiene más que ver con una negociación con el peronismo federal o alternativo, donde el propio triunfador Schiaretti no se cuan permeable podría ser a una negociación con Alberto Fernández”, apuntó.

 

Según Carlos Campolongo, “el dato político de hoy es que Cristina lo está mandando a Alberto a la negociación. Pero analizándolo electoralmente y muy minuciosamente esto hoy beneficiaría al macrismo”.

 

“Como el macrismo va a tener un giro copernicano más tarde o más temprano, a mí me da la impresión de que se produce casi un efecto físico. Al desaparecer el oponente y todo lo que eso podía significar, no sé cuanta vigencia puede tener Macri. Por lo que todavía está por verse que ocurrirá, primero el 12 de junio (fin del plazo para presentar alianzas) y después el 22 de ese mismo mes (cierre de listas de candidaturas)” manifestó.

 

Finalmente, Campolongo planteó que Macri se quedó sin contendor, que fue lo que inculcó su asesor político Jaime Durán Barba, que naturalmente el Presidente aceptó y ahora ha quedado tirando piñas en el vacío”.

 

“Fue una decisión que todos nos tomó por sorpresa, de hecho hasta los intendentes se enteraron a través de los medios, situación que los dejó desconcertados, muy parecido al lanzamiento del libro” `Sinceramente´ de Cristina Kirchner, terminó manifestando.