Santa Rita

Como cada 22 de mayo, se celebra la fiesta de Santa Rita, patrona de las causas imposibles.

 

Santa Rita de Casia, se convirtió en religiosa del convento agustiniano tras la muerte de su maridos y sus dos hijos.

 

En ese marco, en la Basílica de Santa Rita de Casia, el cardenal Giovanni Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos; presidió la solemne ceremonia pontificia de la fiesta de la santa.

 

Noticias relacionadas

“Santa Rita merece las solemnes fiestas con las que cada año los habitantes de su localidad la homenajean”, expresó.

 

Santa Rita es una de las santas más populares de Italia y del mundo, cuya fama de santidad se remonta al momento de su muerte y que ha perdurado hasta nuestros días. 

 

"Es la santa a la que acudir en cada momento difícil de nuestra vida", dijo el Cardenal Becciu.

 

“Ser santos no nos lleva a huir del mundo, a huir de nuestros compromisos cotidianos, sino a transformar nuestra existencia en un encuentro progresivo y cotidiano con el Señor”, explicó.

 

Uno de los puntos que más destacó en su homilía fue cómo la religiosa italiana aceptó su cruz y las pruebas de dolor que le puso la vida.

 

“Pensemos en la convivencia tormentosa inicial con su marido, la tragedia que sufrió con su posterior muerte y la de sus dos hijos. La vida del convento estaba marcada por el sufrimiento. Después de estar gravemente enferma, tuvo que permanecer en cama durante largos años, aceptando cada tormento con un espíritu fuerte y sereno e intensificando su unión con el Señor”, añadió Becciu.