Emiliano Sala - dorsal número 9

Se cumplieron cinco meses de la muerte de Emiliano Sala y siguen apareciendo revelaciones que intentan despejar dudas sobre el accidente aéreo.

 

El medio francés L’Equipe presentó un documental llamado “Emiliano Sala: los secretos de un destino roto”, donde cuentan detalles sobre sus últimos días.

 

En el informe, trascendió un audio de WhatsApp inédito. El archivo es del 6 de enero, en donde el santafesino reconoce que no tenía ganas de ser transferido al Cardiff City. Además, afirma que el principal interesado del cierre era el presidente del Nantes, Waldemar Kita.

 

Noticias relacionadas

Antes de viajar a Gran Bretaña, el atacante dio un panorama global de la situación y dejó en claro su distanciamiento con los dirigentes franceses. “Negociaron para ganar mucho dinero. Ellos quieren que me vaya. Es cierto que es un buen contrato, pero deportivamente no es interesante para mí. Tratan por todos los medios que me vaya”, dijo Sala en ese mensaje de voz.

 

En el audio, el delantero le había dejado en claro su posición a su representante, Meissa N’Diaye, quien le había dado la razón. En referencia a Kita insistió: “Es una persona que me desagrada cuando está frente a mí. Quiere venderme al Cardiff, porque él ha llevado a cabo una supernegociación. Él va a recibir el dinero que quiere. Quiere que yo me vaya, él ni me lo ha preguntado. A él no le interesa nada más que él dinero“.

 

“Es todo un quilombo. Aparte de eso, yo no sé más. No sé que hacer, porque como te digo soy yo quien tiene que levantarse todas las mañanas y ver las caras de esa persona”, se lamentó.

 

Finalmente, el acuerdo se cerró y Sala fue la contratación más cara en la historia del Cardiff en USD 20 millones. Sin embargo, el dinero nunca fue depositado y el caso se está dirimiendo en la FIFA, porque el club galés se niega a pagar. Sala murió en un accidente aéreo en el Canal de la Mancha el 21 de enero.

 

Sin embargo, quedó en claro su tristeza por la situación que vivió en los días previos a la tragedia. “Es muy duro, tengo la impresión de que no hay mucha gente que se ponga en mi lugar“, expresó.