Arzobispo de Buenos Aires - Mario Poli

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, pidió por la "prudencia" de los gobernantes al iniciar el Tedeum por la celebración del 209° aniversario de la Revolución de Mayo.

Noticias relacionadas

 

El presidente Mauricio Macri, la primera dama Juliana Awada, la vicepresidenta Gabriela Michetti y el conjunto del gabinete nacional de ministros arribaron a las 10 a la catedral metropolitana para participar del tradicional acto que se llevará a cabo con motivo de la celebración del 209° aniversario de la Revolución de Mayo.


En su homilía, Poli dijo: "Jesús vino a traer una nueva jerarquía de valores. El que quiere ser primero tiene que ser el últim de todos"

"El verdadero poder es el servicio a los demás", continuó y nombró al Papa Francisco al decir: "Bergoglio nos decía que el poder solo tiene sentido si está al servicio del bien común"

Respecto al plano político y las elecciones de este año, expresó: "La política puede convertirse en un instrumento de destrucción. El poder solo tiene sentido si es al servicio del bien común"

 

"Nuestra bendita democracia augura un horizonte mejor. Es un año de promesas electores que invaden la paz de los hogares", agregó.

 

"El ciudadano de a pie no resigna su derecho. Votar es hacer y construir nuestra historia, la buena política respeta los derechos humanos fundamentales", dijo.

"Permanecen en el tiempo cuestiones de estado sin resolver" y destacó que en año electivo, "es el momento de un gran pacto nacional que deje de lado mazquinos intereses personales".


"La unidad tiene que prevalecer sobre el conflicto, hay mucha gente que reza por la patria y la quiere bien", cerró.

 

Antes del Tedeum, el mandatario recibió en la Casa de Gobierno el saludo de los integrantes del gabinete nacional, los titulares de las Fuerzas Armadas y de Seguridad y otras autoridades.