AVANZA LA CAUSA

Persecución fatal: detuvieron a secretario de Seguridad de San Miguel del Monte

También fue pedida la captura de otros cuatro policías que estarían involucrados en la muerte de los chicos.
Domingo 26 de mayo de 2019

Persecución fatal en San Miguel del Monte - Marcha de familiares pidiendo Justicia -  5 detenidos

El secretario de Seguridad del partido bonaerense de San Miguel del Monte, Claudio Martínez, y otros cuatro policías fueron detenidos hoy en el marco de la causa que investiga la tragedia ocurrida el pasado lunes en ese distrito.

 


"El fiscal que interviene ha dispuesto, en función de la prueba que se ha recabado, la aprehensión de cinco personas más y ha dado la instrucción a la Policía de la Provincia de Buenos Aires para que procedan en ese sentido. Cuatro son efectivos y uno es un civil", sostuvo el procurador general bonaerense, Julio Conte Grand.

 

El jefe de los fiscales de la Provincia destacó que con los cuatro miembros de la Policía detenidos este domingo ya suman 12 los capturados, a quienes se debe agregar la detención del funcionario local.

 

Noticias relacionadas

Los uniformados detenidos este domingo ya habían sido desafectados de la fuerza la semana pasada.

 

"Estas detenciones están involucradas con el primer objetivo de la investigación que es el hecho en sí mismo, las circunstancias en las que se produjo y todos los datos que puedan servir para determinar cómo se produjo y por otra parte cuáles son los agravantes o atenuantes. Por el momento, el fiscal no ha avanzado en la investigación de las circunstancias previas, que también empiezan a tener un contenido cierto y no sólo rumores", remarcó Conte Grand.

 

El procurador general bonaerense también señaló que "se está trabajando sobre cámaras de seguridad particulares para hacer un rastreo sobre la secuencia" tanto del trayecto del Fiat 147, como de los móviles policiales.

 

En tanto, el abogado Guillermo Baqué, que patrocina a uno de los policías detenidos la semana pasada, aseguró que es "imposible que declaren" los efectivos porque "la causa está contaminada, hay tanta mentira, está tan mal instruida".


"Mi cliente sabe que pasó, pero hasta que no podamos tomar contacto plenamente con la causa él no va a declarar", sostuvo el letrado que defiende al oficial de la Policía Bonaerense Manuel Monreal.

 

Baqué se refirió a la negativa de la mayoría de los uniformados a prestar declaración indagatoria en el marco del expediente que investiga la trágica muerte de Aníbal Suárez, de 22 años; Gonzalo Domínguez, de 14; Danilo Sansone y Camila López, de 13, en un choque contra un camión con acoplado estacionado sobre la Ruta 3 luego de una persecución de dos patrulleros de la Policía Bonaerense.

 

En ese sentido, el letrado afirmó que los uniformados mantendrán esa conducta "hasta tanto se aclare la situación, se sepa qué pasó".

 

"Monreal me manifestó que fue prácticamente atropellado por el 147 cuando se lo intentó detener. Se bajó, le dio la voz de alto para que se detenga, son esquivados y se dan a la fuga", señaló.

 

E insistió: "La causa es una mentira: desde el acta de procedimiento hasta los testimonios que se han volcado. La mala instrucción o no haber escrito lo que pasó trajo aparejado que esto se llevara entera a una comisaría".

 

"Si la Policía hubiese actuado profesionalmente, si los jefes hubiesen hecho la instrucción como correspondía, hoy no habría tantos efectivos desafectos, detenidos por un solo responsable", añadió Baqué.

 

Finalmente, el abogado se refirió al estado anímico de los policías detenidos: "No caen de lo que pasó. Mi cliente sólo pedía por su mamá".

San Miguel del Monte
Persecución
Muertes
Detenidos
CRIMEN EN VILLA GESELL

Rutina de los rugbiers tras un mes de cárcel: té con leche, cartas y lectura de la Biblia

Los levantan a las 6 de la mañana para que se bañen. Están aislados del resto y no pueden salir al patio. Pasan 24 horas en un mismo lugar. Hablan por teléfono 1 hora por día.
Sábado 7 de marzo de 2020

Crimen de Fernando Báez Sosa, rugbiers, Villa GesellLos rugbiers, detenidos por asesinato de Fernando Báez Sosa.

Los ocho rugbiers presos por el crimen de Fernando Báez Sosa (18) en la puerta del boliche Le Brique de Villa Gesell el pasado 18 de enero siguen detenidos en la Unidad Penal Número 6 de Dolores, donde fueron trasladados el 28 del mencionado mes. Tras el revés judicial que sufrieron anteayer, cuando el juez de garantías David Mancinelli avaló el pedido de la fiscalía y les dictó la prisión preventiva por el delito de “homicidio premeditado por dos o más personas y alevosía”, permanecerán tras las rejas al menos hasta la finalización del debate oral al que serán sometidos, cuyo inicio aún no fue establecido y podría ser tanto este año como el siguiente.

 

Fuentes confiables y cercanas a la causa contaron cómo los rugbiers viven confinados en una cárcel a más de 300 kilómetros de sus respectivos hogares –todos son oriundos de la localidad bonaerense de Zárate, donde residieron hasta el asesinato–, y cómo pasan el día a día, teniendo en cuenta que solo pueden recibir visitas una vez a la semana, y por una hora. Los voceros consultados indicaron que Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (19), Luciano Pertossi (18), Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19), Matías Benicelli (20), Blas Cinalli (18) y Ayrton Viollaz (20) siguen alojados en un sector bajo el sistema de alcaidías, como desde el primer día, dentro de la mencionada cárcel.

 

“Están todos juntos compartiendo un espacio que tiene cinco camas cuchetas y un baño sin ducha. Pasan todo el tiempo allí, salvo cuando salen para el sector de las duchas a bañarse, que se encuentra en una sala contigua, y ocurre todos los días a las 6 de la mañana”, contó el informante.

 

Sin poder salir al patio y tener contacto con el resto de la población carcelaria para preservar su integridad física, sus únicos pasatiempos detrás de rejas son las cartas, alguna lectura y una radio, aunque no tienen televisión.

 

“El esparcimiento consiste en los juegos de cartas, y también escuchan música a través de una radio”, contaron las fuentes, y agregaron que, “tienen una hora diaria con acceso al teléfono público por lo que, con el sistema de tarjetas, pueden comunicarse con sus familias. El llamado telefónico es antivandálico, es decir, cuando atiende el interlocutor escucha el mensaje de que la comunicación proviene de un establecimiento carcelario”.

 

Cuando los despiertan poco antes de las seis para que se bañen, toman el desayuno, que al igual que la merienda es siempre el mismo, sin excepciones: “Mate o té con leche, a elección, y galletitas”.

 

Crimen en Villa Gesell, rugbiers, Fernando Báez Sosa, Carcel de Dolores	Carcel de Dolores, lugar de detención.

 

El resto de la comida consiste en los almuerzos y las cenas, también con un menú repetitivo y establecido: pastas con carne al mediodía y carne con ensaladas a la noche. “Se trata de la misma comida que se le da al resto de los internos”.

 

De todos modos, los familiares les llevan varios alimentos en las visitas, que previo a ser entregados pasan por un sistema de chequeo para certificar que no oculte nada prohibido adentro. Varios de esos productos tienen que estar refrigerados para soportar la amplia distancia entre un punto y otro, para que estén en buen estado.

 

Desde su llegada a la cárcel fueron alojados entre los pabellones 8 y 9, ambos habitados por internos evangelistas, por lo que los rugbiers leen diariamente la Biblia. “Ellos les ofrecieron ropa horas después de instalarse en penal ya que habían llegado con lo puesto”, contó el vocero.

 

Más allá del encierro en su celda –donde también estuvieron 13 días los otros integrantes del grupo que vacacionaron en Gesell, Juan Guarino y Alejo Milanesi, liberados por falta de mérito aunque aún están vinculados con la causa– “tienen acceso a los libros de la biblioteca, por lo que leen tanto novelas como revistas”.

 

Sin poder al patio y recibiendo a sus familiares los jueves de 18.30 a 19.30 y a su abogado cuando va, “continúan con asistencia psicológica y espiritual de manera periódica. Esta última la brinda un pastor que visita el penal todas las semanas, y consiste en charlas reflexivas y lecturas bíblicas”. Además, en el sector donde se hallan se realizan todas las mañanas reconocimientos médicos. Algunas noches, los jóvenes entran en fuertes depresiones y llantos, que intentan superar entre sí.

 

Finalmente, las fuentes negaron la serie de incidentes que se publicaron durante las últimas semanas en diferentes medios de comunicación entre los rugbiers y los agentes penitenciarios. “El trato con el personal es respetuoso y no hubo incidente alguno”, aseguraron.

 

Fernando Báez Sosa y su noviaFernando Báez Sosa y su novia.

 

Recientemente había trascendido que Thomsen –junto a Ciro Pertossi, el más comprometido en la causa ya que fueron acusados formalmente de ser los coautores del homicidio, mientras que al resto los señalaron como partícipes necesarios– habría rechazado de mala gana los fideos con pesto que recibió, mientras que algunos de sus amigos habrían denigrado a los guardiacárceles, diciéndoles que tenían que hacer lo que ellos pedían, porque eran empleados suyos y ellos les pagaban el sueldo. “Vos trabajás para mí, yo te pago el sueldo. Nos tienen como negros de mierda en este lugar, no nos respetan, no nos dan los derechos que tenemos. Nos tratan como ratas y nos quieren matar”, habría dicho uno de los imputados, en tanto que a la vez se dijo que no comen los que se les da sino lo que les traen sus padres en varios tuppers, durante las visitas.

 

Fernando Burlando, abogado defensor que representa a la familia de Fernando Báez Sosa junto a Fabián Améndola, va a solicitar que los dos rugbiers liberados sean nuevamente detenidos, a la vez que también exigirá que se investigue a un nuevo sospechoso.

 

Burlando manifestó que aportarán “nuevos elementos para pedir” que vuelvan a encarcelar a Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino. Además informó que “el lunes o martes vamos a apuntar al ‘número 11’. Ya tenemos identificado al masculino, vamos a aportar claramente la imagen que surge de lo que tiene la fiscal (Verónica Zamboni)”. Burlando hace referencia a la aparición en un video de un individuo junto a los rugbiers tras el crimen y quien podría estar implicado en el mismo.

 

Los rugbiers continuarán detenidos en Dolores hasta que se resuelva la apelación de la prisión preventiva solicitada por la defensa. Una vez que la Cámara confirme la resolución del juez David Mancinelli –como se supone–, podrían quedarse donde están, pero pasando a una celda con presos comunes, o ser derivados a “cualquier penal de la provincia de Buenos Aires”, habiendo más de cincuenta opciones entre las que se encuentran también algunas del interior como Tandil o General Alvear.

 

Días atrás había circulado la posibilidad de que fueran trasladados a Campana, donde los internos son jóvenes de 18 a 21 años. El problema es que los mismos cumplen penas menores a los cinco años de reclusión, por lo que los deportistas no cumplirían con esas condiciones.

 

Fabián Améndola, abogado que representa a la familia de Fernando, aseguró que “no hay pedido oficial de los imputados ni de su defensor de posibles traslados. Mi opinión es que deberían ir a un penal común”.

Crimen en Villa Gesell
Rugbiers
Fernando Báez Sosa
Detenidos
VIOLACIÓN Y ASESINATO

Horror en Puerto Deseado: principal sospechoso se negó a declarar, piden pericia psiquiátrica

El juez Oldemar Villa ordenó una junta para determinar si el acusado, con esquizofrenia, puede ser juzgado o es inimputable. El principal sospechoso por el crimen había manifestado no recordar nada de lo sucedido.
Martes 25 de febrero de 2020

Horror en Puerto Deseado, detenido, sospechosoOmar Alvarado y el lugar del crimen.

El principal sospechoso, acusado la violación de María Mercedes Subelza y el asesinato de su pequeño hijo de cuatro años en la playa Cavendish en Puerto Deseado, Santa Cruz se negó a declarar, de acuerdo a lo que informaron fuentes cercanas a la investigación.

 

El hombre, de 24 años, tiene esquizofrenia y manifestó que no recuerda nada de lo sucedido. El juez de la causa, Oldemar Villa, ordenó realizar una junta psiquiátrica para que los especialistas determinen si puede ser juzgado o es inimputable.

 

El joven, conocido como Omar Alvarado, se encuentra detenido en una dependencia policial de Caleta Olivia desde el sábado por la noche, luego de haber sido identificado por la víctima en una rueda de reconocimiento.

 

Fuentes de la investigación aseguraron que Alvarado tiene antecedentes y había sido detenido el mes pasado tras ser denunciado por la "tentativa de homicidio" de un sobrino suyo, a quien atacó a golpes y dejó malherido. Según los investigadores, tras permanecer demorado algunas horas, el juez Oldemar Villa -el mismo que interviene ahora en este hecho- lo dejó en libertad.

 

El sábado por la noche, luego de quedar formalmente detenido por la violación de la mujer y el crimen del niño, el imputado le dijo a los investigadores que padecía esquizofrenia y que no recordaba lo que había ocurrido, por lo que se ordenaron distintos peritajes psicológicos y psiquiátricos a los cuales será sometido en los próximos días.

 

En este marco, el juez Villa ordenó hacer una junta psiquiátrica para que los especialistas determinen si el acusado por el crimen del nene y la violación de la mamá puede ser juzgado o es inimputable.

 

El detenido es vecino de la ciudad santacruceña donde ocurrió el hecho y fue encontrado gracias al identikit que elaboraron los investigadores a partir de la descripción de Subelza. Cuando allanaron su casa en el barrio conocido como "La Favela", la policía no encontró el cuchillo del ataque pero sí manchas de sangre y un perro, que fue un indicio clave para su detención. Es que la víctima declaró que un animal acompañaba a los dos hombres que la abordaron.

Horror en Puerto Deseado
Violación
Asesinato
Detenidos
Declaración