Alternativa Federal - Agencia NA

Alternativa Federal volverá a juntarse en una cumbre que se desarrollará el martes en Córdoba. Contará con la presencia del gobernador de esa provincia, Juan Schiaretti, Miguel Ángel Pichetto, Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa en busca del último intento de armar un formato competitivo.

 

Luego del anuncio de Cristina Kirchner como precandidato a vicepresidenta, junto a Alberto Fernández, Shiaretti buscaba la semana pasada una foto con las cuatro figuras de Alternativa Federal, Lavagna, socios del radicalismo, GEN y el socialismo.

 

La convocatoria ocurre luego de que Lavagna no fuese claro sobre su futuro en el espacio tras un encuentro con Pichetto.

 

Noticias relacionadas

Dicha reunión, llevada a cabo en el Senado, podría haber sido el punto final para el economista en el espacio político. Para Lavagna, Massa terminará cerca de Cristina Kirchner. Esto habría surgido luego de que alguien del Instituto Patria le filtran datos sobre la relación con Alberto Fernández y Massa.

 

El ex ministro no irá a Córdoba. El mismo piensa que le quieren imponer el número que dan las encuestas de intención de voto, cuando su valor está en la ponderación cualitativa. Una frase de Schiaretti en Tige fue el puntapié: "Tengo mucho índice de conocimiento en el peronismo y en la zona centro del país, Miguel es conocido en la Patagonia, Sergio en la provincia de Buenos Aires y Juan Manuel en el Norte del país. ¿No nos basta con eso?".


Hubo llamados del Presidente a Pichetto, Schiaretti y Urtubey de lunes, martes y miércoles para definir qué harán en las PASO, la primera y la segunda vuelta, en busca de un acuerdo para sostener a los federales en carrera para no regalarle al Instituto Patria toda la oposición y construir un pliego de acuerdos para que el peronismo republicano y el macrismo junten fuerzas en un balotaje frente a los Fernández.

 

Macri dialogó con Pichetto y le dejó la idea de un proyecto de Ley de Acuerdo Económico y Social. Contiene los puntos que pueden acordar Cambiemos y los Federales en una segunda vuelta, metas de sustentabilidad fiscal, crecimiento, control del gasto para evitar el déficit, seguridad jurídica.

 

El radicalismo también tendrá su convención este lunes sobre cómo seguirán en Cambiemos. Uno de quién estará es Jorge Sappia, presidente de la Convención y recién llegado de Roma, en el mismo avión que trajo al país a los diputados del grupo de amistad con el Vaticano que integra entre otros, Jorge Enríquez. Estuvieron con Francisco en la audiencia pública del miércoles, pero no les dieron una cita privada. La razón es que es un año electoral y buscan acordar un documento único y que desbande a los que piden salirse del Gobierno.

 

La Convención tiene a las fuerzas divididas, pero la discusión estará en la necesidad de un acuerdo con el PRO que también se haga en etapas: PASO, primera y segunda vuelta. Y si se gana, cómo se gobernará.

 

Los dichos de Mario Poli en el Tedeum ayudarán al acuerdo tras pedir un "Gran Pacto de honor", y citó los consejos de Francisco, repetidos en homilías anteriores y en documentos vaticanos, sobre que "la unidad prevalece sobre el conflicto y la realidad es más importante que la idea".