Catequista condenado por abuso - Rosario

En Rosario, el catequista Juan Aveiro de 53 años del cottolengo Don Orione, fue condenado a nueve años y medio de prisión por haber abusado sexualmente a tres discapacitados.

 

Estaba imputado de abusar de tres internos mayores de edad con distintos grados de retraso madurativo en la entidad donde oficiaba como catequista.

 

La fiscal Nora Marull, de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, había imputado en junio de 2018 al religioso de abuso sexual agravado por su condición de guarda de las víctimas, y doblemente ultrajante agravado en uno de los casos.

 

Noticias relacionadas

Un interno de 20 años, con un retraso madurativo leve, fue el primero en comentar lo que le sucedía con Aveiro. Se confesó con trabajadores del lugar, que pusieron en conocimiento del tema a las autoridades. A partir de esa denuncia otros dos jóvenes admitieron que también eran abusados por el catequista. Esto ocurría tanto dentro como fuera del cottolengo.

 

Una empleada del establecimiento, confirmó haber visto al “hermano Juan” manosear a los internos. “Estoy muy cerca de donde él trabaja y lo he visto manosear a un chico que no se sabe defender y no se sabe expresar”, dijo la mujer.

 

La fiscal Nora Marull determinó que el "hermano Juan" aprovechaba los momentos en que las víctimas se encontraban a su cargo y abusaba sexualmente de ellas.