Elecciones en Misiones, Oscar Herrera Ahuad y Humberto Schiavoni, política

(Herrera Ahuad y Schiavoni)

Cerca de 900 mil misioneros votan este domingo en una elección en la que el Frente Renovador de la Concordia apuesta a continuar otros cuatro años el poder que ostenta desde 2003, en una lucha por la sucesión de Hugo Passalacqua que enfrenta a su actual vicegobernador, Oscar Herrera Ahuad, con un jefe político del entorno cercano a Mauricio Macri; el titular del PRO nacional, Humberto Schiavoni.

Noticias relacionadas

 

Es, de hecho, el debut en las urnas de un candidato a gobernador de esa fuerza macrista en la antesala de las Elecciones 2019, ya que hasta hoy las postulaciones de Cambiemos fueron todas de extracción radical. El siguiente aspirante PRO será Omar de Marchi, en la primaria mendocina del 9-J ante el ucerreísta Rodolfo Suárez.

 

Pero, siguiendo a las nueve derrotas seguidas que sufrió ya en lo que va del desdoblado calendario electoral en las provincias, en la Casa Rosada reconocen que también en Misiones el oficialismo pica en punta, lo que dibujaría un nuevo y doble revés para el Presidente, junto con San Juan. Aunque, en el caso misionero, sin mediar un candidato a gobernador puro del peronismo (como sí lo hubo en Neuquén y en Río Negro, las otras dos elecciones generales donde también jugaron fuerzas provinciales, que además ganaron).

 

Herrera Ahuad (en dupla con otro médico, Carlos Arce) encarna la continuidad del “misionerismo”, una fuerza provincial que en su génesis (con la reelección de Carlos Rovira, en 2003) mixturó a sectores del peronismo, del radicalismo e independientes, y que hoy cuenta con el acompañamiento del PJ oficial.

 

Al votar, sostuvo que los comicios son locales y no tiene "ninguna expectativa dentro de un alcance nacional".

 

En el lado de Cambiemos, en tanto, el senador nacional Schiavoni se presenta por su parte en fórmula con el diputado nacional radical Luis Pastori, y bajo el enjuagado sello de Juntos por el Cambio.

 

Sin embargo, en lo discursivo apostó a mostrarse como parte del equipo de Macri, una estrategia que sus pares de otras provincias evitaron hasta el momento para intentar mermar el impacto de un potencial voto castigo frente a los apremios financieros y económicos que signan el último tramo de gestión presidencial.

 

"Ya ha pasado en otros escenarios históricos en los que todos los gobernadores renovaron sus cargos y, cuarenta días después, un presidente de otro signo político ganó", resaltó al concurrir a votar.

 

Así mismo, admitió que tiene "una enorme responsabilidad" de ganar las elecciones por ser el máximo referente del macrismo nacional.

 

"El único que no tiene un rol definido en el día de la elección es el candidato, todos los otros están en la fiscalización, en la movilización, en la comida de los fiscales...", dijo.

 

En 2015 Passalacqua arrasó en las urnas, al imponerse con el 63,79% de los votos. Pero por aquellos años la oposición estaba fragmentada entre un mix encabezado por el PRO (con Alex Ziegler, que cosechó el 13,55%) y otro combo liderado por la UCR (con Gustavo González, que se llevó el 8,54%).

 

Este año, en cambio, esas dos fuerzas principales marcharán juntas al cuarto oscuro, como lo hicieron también ya en las parlamentarias nacionales de 2017. En ese caso fue bajo la marca Cambiemos, y con un triunfo también (aunque mucho más acotado) del Frente Renovador de la Concordia.

 

En la lucha electoral, que augura polarización, también se ventilarán en las urnas otros dos candidatos a gobernador: Pablo Lenguaza (Frente Popular Agrario y Social) y Olga Aguirre (Partido del Obrero).

 

Paralelamente, los misioneros votarán además 20 diputados provinciales y 7 suplentes, e intendentes y concejales en los 76 municipios, en el marco de un extendido dominio del Frente Renovador de la Concordia también en esos dos rubros.

 

La contienda parlamentaria local arroja una particularidad: como cabeza de lista del oficialismo (que tiene la mayoría en el recinto) marcha como primer candidato a diputado provincial el propio Passalacqua, en efecto arrastre con derrame hacia Herrera Ahuad, y con Rovira -actual presidente de la Legislatura- en tercer lugar de la ristra.

 

En tanto, la votación en el plano municipal incluye nuevamente la aplicación de la ley de lemas, lo que derivó en la presentación de más de 600 sublemas (y unos 6.700 candidatos).

 

Buena parte de las miradas se dirigirán a la ciudad de Posadas, donde busca su reelección el actual intendente, el renovador Joaquín Losada, frente a una oferta del propio oficialismo (como la del sublema del actual director de Vialidad Provincial, Leonardo Stelatto) y de la oposición (con la postulación de, entre otros, el radical Martín Arjol, de Juntos por el Cambio).