Cristina Kirchner en Comodoro Py (Reuters)

La ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, pidió autorización para volver a viajar a Cuba, donde se encuentra su hija Florencia bajo tratamiento médico, y lo hizo ante el Tribunal que la está actualmente juzgando por fraude en la obra pública.

 

El pedido lo hizo a través de su abogado pidió permiso para viajar entre el 2 y el 10 de julio próximo.

 

El defensor de la ex mandataria hizo el planteo ante el Tribunal Oral Federal 2, que desde hace dos tres semanas comenzó a juzgarla a ella y a otros 15 imputados por supuesto fraude en la obra pública, a raíz de la concentración de obras viales a favor del empresario Lázaro Báez, también sentado en el banquillo de los acusados.

 

Noticias relacionadas

Es la segunda vez que la ex presidenta pretende viajar a Cuba para visitar a su hija, luego de haber sido autorizada en la primera oportunidad por este mismo Tribunal, cuando faltaban menos de 30 días al comienzo del juicio.

 

A ese primer pedido el fiscal que sostiene la acusación en su contra en el juicio de obra Pública, Diego Luciani, se había opuesto al viaje y ahora tendrá que volver a omitir opinión.

 

Estas primeras audiencias de juicio son de presencia obligatoria, pues se da lectura a la acusación fiscal y luego también la que le sigue de indagatorias, donde el Tribunal le da la posibilidad a cada uno de los imputados de declarar para ejercer su defensa.

 

En el día de ayer, la ex presidenta fue nuevamente procesada por el juez federal Claudio Bonadio por la causa que se investiga la carterización de la obra pública durante su Gobierno y también el pago de sobornos a funcionarios por parte de los corredores viales para mantener la licitación de los mismos.

 

Se trata del procesamiento 13 impuesto por la Justicia y de los cuales 7 son con prisión preventiva aunque no de efectivo cumplimiento por tener fueros la ex mandataria como actual senadora nacional.