Estefanía Banini, Selección argentina de fútbol femenino, deportes, NA

"Es muy lindo que me comparen, pero me gustaría que nos comenzaran a conocer por nuestro nombre", dice Estefanía Banini cuando le nombran a Lionel Messi.

 

Capitana y número 10 de la Albiceleste, es difícil escapar al juego de similitudes. El lunes ante Japón puede empezar a dejar huella en el Mundial 2019.

 

"No voy a descubrir las condiciones de Estefi. Es importante dentro y fuera de la cancha, una motivadora permanente. Por momentos es una entrenadora dentro del campo y es importante tener jugadoras así, porque desde el banco no se escucha nada", dijo sobre su capitana el seleccionador Carlos Borrello, este domingo en París.

 

Noticias relacionadas

Ocurrió a finales de mayo en Ezeiza antes de que Argentina despegara hacia Francia. La AFA decidió juntar en una comida al combinado masculino, que preparaba la Copa América, y al femenino.

 

"Tenerlos hace un año juntos era un cuento de ciencia ficción, hoy es una preciosa realidad", señaló la CNN sobre el resurgir y la potenciación del fútbol femenino argentino, después de que en 2017 prácticamente desapareciera.

 

Y como no podía ser de otra forma, Banini y Messi, los dos capitanes, posaron en una foto.
"Soñábamos con una federación así, que fuera como una familia. Realmente estamos en ese camino", dijo Banini.

 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Salimos para Francia de la mejor manera, gracias @leomessi

Una publicación compartida de Estefania Banini (@estefibanini_10) el

 

"A dar todo por la camiseta", le pidió Messi.

 

Hace tiempo que la futbolista de 28 años sufre la comparación con el cinco veces Balón de Oro.

 

"Sería muy bonito tener su impacto, estamos en plena lucha para que el fútbol femenino se conozca más", declaró a principios de año sobre la estrella del Barcelona.

 

Ella también viste de azulgrana, pero en las filas del Levante español, al que llegó procedente del Washington Spirit en 2018.

 

Antes, una vida dándole patadas al balón, desde su infancia en Mendoza. En 2011 su carrera tomó vuelo, al fichar por el Colo-Colo chileno, con el que llenó su vitrina de títulos, incluyendo una Copa Libertadores.

 

Admiradora de la brasileña Formiga, que este domingo hizo historia por participar en su séptimo Mundial (triunfo 3-0 sobre Jamaica), Banini manda en el centro del campo y en el vestuario de la Albiceleste.

 

"Como jugadora y como capitana Estefi es nuestra líder, nuestra bandera, nos enorgullece tenerla con nosotros y no enfrente, sino le daría alguna patada", señaló este domingo su compañera Aldana Cometti.

 

"Siempre tira por el equipo, nos intenta inculcar su manera de jugar y de ser. Como capitana nos lleva a todas juntas de la mano, para estar unidas y preparadas", señaló la central de Sevilla.

 

Banini no olvida las penurias pasadas. En 2017 la selección femenina había prácticamente desaparecido, antes de resurgir para jugar la Copa América en 2018, torneo en el que logró el tercer puesto y el pase a un repechaje contra Panamá que sirvió para clasificar al Mundial.

 

"Sin duda, el fútbol es un reflejo de la sociedad y del avance del propio país. En Argentina,
lamentablemente, nos estamos quedando atrás. Tenemos que cambiar la mentalidad machista, tanto de hombres como mujeres", señaló a la FIFA.

 

"Estamos todas tan acostumbradas a pelear ante discriminaciones, desigualdad y falta de recursos, que ahora somos más fuertes. Estamos muy unidas y somos muy guerreras, eso nos impulsará ante grandes selecciones", añadió. Japón, Escocia e Inglaterra ya están bajo aviso.