Diácono asesinado - Guillermo Luquin

Dos jóvenes fueron detenidos por el crimen del diácono Guillermo Luquín, asesinado el pasado domingo en su casa de la localidad bonaerense de Temperley.

Los capturados son dos varones de 19 y 20 años y están acusados de ser los autores materiales del crimen del integrante de la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Lomas de Zamora.



La investigación quedó a cargo de la fiscalía N°6 de Lomas de Zamora.



Los jóvenes fueron detenidos por efectivos de la Dirección Distrital de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora.

 

Luquín, diácono de la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Lomas de Zamora, fue encontrado muerto el domingo en su casa de Temperley.

 

Noticias relacionadas

El religioso, de 52 años, además se desempeñaba como empleado del Banco Provincia.

 

Al ser descubierto el crimen, la víctima presentaba al menos una herida cortante en el cuello y estaba envuelto en las sábanas de la cama, mientras que en la casa no había señales de ingresos forzados o del robo de elementos de valor.

 

Los médicos del SAME que llegaron a la vivienda del diácono, en la calle Bombero Ariño al 800, consideraron que lo mataron durante la madrugada del domingo.

 

La investigación quedó a cargo de la fiscalía N°6 de Lomas de Zamora.

 

En el dormitorio donde fue encontrado el cuerpo de Luquín, los policías detectaron signos de lucha y una gran mancha de sangre sobre la cama.

 

En la cocina, sobre una mesa se hallaron una botella de gaseosa y dos vasos servidos. De allí, los peritos levantaron seis huellas dactilares.