Conductor apresado en Moreno


Lograron detener al automovilista que era intensamente buscado luego de que el jueves pasado atropellara e hiriera gravemente a un joven de 20 años en pleno centro de la localidad bonaerense de Moreno, en donde arrastró a la víctima unos 50 metros en el capó de su vehículo.



El muchacho atropellado, llamado Cristian Prieto, permanecía internado en terapia intensiva desde la mañana de esa jornada, cuando fue embestido por un Renault Logan que circulaba a gran velocidad mientras cruzaba la calle Mitre, la principal arteria de Moreno, a la altura de España.



El auto de color gris atropelló al joven en el momento en el que se dirigía a su trabajo, en el rubro de la construcción, y lo llevó unos 50 metros en el capó, para luego dejarlo caer y escapar del lugar, según relataron testigos.

Cristian Emanuel Prieto - joven atropellado en Moreno

Las autoridades lograron identificar la patente del vehículo gracias al análisis de las cámaras de seguridad de la zona. Se trata de un hombre de 32 años que fue acusado de tentativa de homicidio.

 

Noticias relacionadas

El sujeto había dejado el auto en un taller mecánico de la zona para cambiarle el vidrio, que estaba totalmente astillado por el impacto a la altura del conductor. El vehículo es una prueba clave y también declaró el dueño del taller.



El hecho, ocurrido alrededor de las 6:30, habría sido observado por varios peatones y fue registrado por cámaras de seguridad de la zona.



En ese sentido, en las últimas horas, se difundió un video en el que se puede ver el momento en el que el Logan escapa a toda velocidad, luego de la tragedia.



La madre del joven, llamada Lorena, contó que recibió un llamado anónimo en el que le indicaron que el automovilista se presentó en un taller para cambiar la luneta: "Me llamó desde un número privado. Me dijo que no podía dar su nombre porque tenía que cuidar su trabajo y que solamente me podía dar la información de que el supuesto implicado `cambió la luneta´".



Además, la mujer señaló que su informante anónimo le señaló que el implicado "sabía" que había atropellado a alguien y no podía precisar si había sobrevivido, así como también le contó que el automovilista pagó un sobreprecio por el arreglo.