Copa América - Colombia rival de Argentina

Colombia reconoce a la Argentina como una de las selecciones con mayor poderío ofensivo de la Copa América, por lo que el interrogante que se le plantea a su entrenador Carlos Queiroz es si salir a atacar con todo desde el inicio o refugiarse en una estrategia cautelosa para golpear de contragolpe.
  

El combinado de James y Falcao entrenó el jueves por la tarde en Salvador con el eje puesto en trabajos de presión con y sin pelota, pensando en las dificultades que pueda presentarle la albiceleste.
  

El entrenador portugués, al frente de la Selección cafetera desde febrero tras seis años y ocho meses de José Pekerman, llegó con nuevas ideas, la principal el dibujo táctico.
  

Amante del 4-3-3, el módulo que más se practica en el fútbol europeo, Queiroz tiene como principio básico el orden defensivo, con poco espacio entre las líneas, repliegue si se pierde la pelota, posesión de la misma y contragolpe como primer arma de ataque.
  

"No soy persona de un sistema. Me importa que haya procesos estructurados en lo defensivo y en lo ofensivo. Empezamos con un esquema y terminamos con otro. Dependerá de las cosas que pasen en los partidos", advirtió Queiroz.



La victoria 3-0 sobre Perú en Lima, el pasado domingo en el último partido de preparación previo a su desembarco en Brasil, le reportó a Colombia grandes dividendos, una inyección de confianza para encarar el difícil debut del sábado en la mundialista Arena Fonte Nova.
  

Noticias relacionadas

Del pasado Mundial, Queiroz sostuvo en el arco al golero David Ospina (Nápoles) y en la zona defensiva como centrales a los ingleses Yerry Mina (Everton) y Dávinson Sánchez (Tottenham).
  

Por las bandas, Santiago Arias (Atlético de Madrid) es la primera opción por la derecha, pero Stefan Medina (Monterrey) emergió con fuerza como una posibilidad de hacerse cargo de ese sector.
  

En la izquierda, William Tesillo (León de México) se ganó la confianza de Queiroz pese a ser defensor central por encima de Cristian Borja (Sporting de Portugal), un lateral puro.
  

En la zona medular la presencia de Wilmar Barrios (Zenit) como eje central le garantiza respaldo defensivo, pero las dudas podrían surgir por derecha, donde Juan Guillermo Cuadrado (Juventus) ha tenido que adaptarse a pasos veloces a una posición contraria a su estilo de extremo.



En la izquierda la presencia de los aztecas Edwin Cardona (Pachuca) y Mateus Uribe (América), habituados a jugar en línea de tres volantes, son garantía para el luso. Ambos con buen pie, salida rápida, juego interior y vocación defensiva.
  

El ataque tiene nombre propio: James Rodríguez y Radamel Falcao García y el tercer atacante estaría entre Luis Muriel (Fiorentina) y Roger Martínez (América de México).
  

El 10 se moverá por la izquierda, el Tigre estará en su zona natural entre los centrales y Muriel o Martínez, veloces y gambeteadores, trabajarán por la derecha.
  

La cuestión es saber ahora si Colombia saldrá a atacar decididamente a una Argentina que cuenta con un poderío ofensivo contundente, con Messi a la cabeza y respaldado por Sergio Kun Agüero y el Fideo Ángel Di María.
  

"No va a ser fácil elegir el equipo para enfrentar a Argentina, porque todos están trabajando bien y merecen jugar", reconoció el luso tras las victorias ante Perú y Panamá -en Bogotá-, ambas por 3-0.