Crimen en Santiago del Estero Silvia Maldonado

La justicia de Santiago del Estero imputó a los ocho policías acusados de haber participado en el homicidio de la joven de 17 años ocurrido durante un operativo policial, mientras que los restos de la adolescente fueron sepultados al mediodía. 


Así, tras el requerimiento realizado este miércoles a la mañana por el equipo de la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual y Violencia Institucional, a cargo de la investigación, la jueza María Pía Danielsen convirtió en detención las aprehensiones de los policías involucrados. 


Los efectivos acusados son José Abraham, José Rivainera, Pedro Barraza, Juan Chávez, Cristian Bravo, Fabio Kooper y la policía Amalia Gigena, a quienes la justicia imputó por el delito de homicidio agravado, mientras que a Ramón Ángel Mansilla lo imputaron por violación de deberes de funcionario público.


Los primeros siete efectivos son los que participaron del operativo realizado el pasado domingo en el barrio Gas del Estado, en la ciudad de Santiago del Estero, y en el que la adolescente de 17 años, S.M, resultó herida de bala y luego falleció.


Mientras, el policía Mansilla, que estaba de guardia en la seccional, está siendo investigado porque se sospecha que encubrió los hechos. 


Según trascendió en la prensa local, la justicia cree que los policías implicados habrían modificado el libro de actas de la comisaría.

Noticias relacionadas


Se esperaba que los fiscales del caso realicen en las próximas horas la Cámara Gesell a las hermanas de la víctima, dos menores de 11 y 13 años, que habrían presenciado el trágico incidente.


Los restos de la joven fueron trasladados este miércoles al mediodía al cementerio La Piedad, en esa provincia, adonde llegaron acompañados por familiares, amigos y vecinos.


En tanto, para este miércoles a la tarde, familiares de víctimas de gatillo fácil, nucleados en la organización Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil, convocaron a una movilización en Callao y Rivadavia, en la Ciudad de Buenos Aires en repudio a la violencia institucional.