Burzaco: un médico murió baleado por un policía en un confuso episodioUn policía mató este viernes a un médico de 64 años que se defendió a los tiros de un asalto en su casa de la localidad bonaerense de Burzaco en un confuso episodio. Por el hecho el efectivo quedó detenido y fue desafectado de la fuerza.


Según confirmaron fuentes policiales, el hecho ocurrió este viernes a la madrugada en una casa ubicada en Arenales al 140 de Burzaco cuando efectivos de la comisaría 2da de Almirante Brown llegaron al lugar tras un llamado al 911 por un robo aparentemente bajo la modalidad "entradera".


En la puerta de la vivienda, el personal policial vio un auto Volksgawen Gol Trend con la llave de encendido puesta y la puerta de la casa abierta.


Ante dicha situación, y según las fuentes, los efectivos decidieron ingresar al domicilio, de donde salió el médico Ricardo Raúl Tassara que, con un arma en sus manos, los apuntó.


Los policías habrían emitido la voz de alto en ese momento para que el hombre tirara el arma al piso, pero aparentemente la orden no fue acatada y seguidamente, uno de los oficiales, identificado como Horacio Elías Godoy, efectuó un disparo que le ocasionó la muerte al dueño de la casa.


Tras el hecho, el hombre fue trasladado a un hospital de la zona, mientras los efectivos se enteraron que el hombre baleado era el dueño de la vivienda y que los ladrones se habían escapado, por lo que rápidamente realizaron un operativo en las calles cercanas y atraparon a dos delincuentes.


Luego se supo que, minutos antes que llegara la Policía a la casa del médico, este se había comunicado con su novia y le contó que había echado a los ladrones a los tiros, y que incluso había herido a uno.

Noticias relacionadas


Tras informar a la justicia sobre lo sucedido, se convocó a personal de Gendarmería Nacional y de la Policía Científica para que realizara las pericias pertinentes en la vivienda de la víctima.
En el lugar, los investigadores encontraron una pistola Bersa calibre 22 largo (arma que portaba en el momento de su muerte), un pistolón sin marca visible, dos revólveres calibres 38 y 357, tres escopetas (una doble caño y las otras calibres 16), un rifle y un aire comprimido.


El oficial Godoy quedó detenido a disposición de la justicia y desafectado de la fuerza por parte de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.


La causa tramita en la Unidad Funcional de Instrucción N° 8 a cargo del fiscal Alejandro Allieno del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.