EL EFECTIVO QUEDÓ DETENIDO

Burzaco: un médico murió baleado por un policía en un confuso episodio

El hecho ocurrió durante la madrugada de este viernes. La víctima tenía 64 años. El oficial que disparó fue desafectado de las fuerzas.
Viernes 21 de junio de 2019

Burzaco: un médico murió baleado por un policía en un confuso episodioUn policía mató este viernes a un médico de 64 años que se defendió a los tiros de un asalto en su casa de la localidad bonaerense de Burzaco en un confuso episodio. Por el hecho el efectivo quedó detenido y fue desafectado de la fuerza.


Según confirmaron fuentes policiales, el hecho ocurrió este viernes a la madrugada en una casa ubicada en Arenales al 140 de Burzaco cuando efectivos de la comisaría 2da de Almirante Brown llegaron al lugar tras un llamado al 911 por un robo aparentemente bajo la modalidad "entradera".


En la puerta de la vivienda, el personal policial vio un auto Volksgawen Gol Trend con la llave de encendido puesta y la puerta de la casa abierta.


Ante dicha situación, y según las fuentes, los efectivos decidieron ingresar al domicilio, de donde salió el médico Ricardo Raúl Tassara que, con un arma en sus manos, los apuntó.


Los policías habrían emitido la voz de alto en ese momento para que el hombre tirara el arma al piso, pero aparentemente la orden no fue acatada y seguidamente, uno de los oficiales, identificado como Horacio Elías Godoy, efectuó un disparo que le ocasionó la muerte al dueño de la casa.


Tras el hecho, el hombre fue trasladado a un hospital de la zona, mientras los efectivos se enteraron que el hombre baleado era el dueño de la vivienda y que los ladrones se habían escapado, por lo que rápidamente realizaron un operativo en las calles cercanas y atraparon a dos delincuentes.


Luego se supo que, minutos antes que llegara la Policía a la casa del médico, este se había comunicado con su novia y le contó que había echado a los ladrones a los tiros, y que incluso había herido a uno.

Noticias relacionadas


Tras informar a la justicia sobre lo sucedido, se convocó a personal de Gendarmería Nacional y de la Policía Científica para que realizara las pericias pertinentes en la vivienda de la víctima.
En el lugar, los investigadores encontraron una pistola Bersa calibre 22 largo (arma que portaba en el momento de su muerte), un pistolón sin marca visible, dos revólveres calibres 38 y 357, tres escopetas (una doble caño y las otras calibres 16), un rifle y un aire comprimido.


El oficial Godoy quedó detenido a disposición de la justicia y desafectado de la fuerza por parte de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.


La causa tramita en la Unidad Funcional de Instrucción N° 8 a cargo del fiscal Alejandro Allieno del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

Crimen
Burzaco
INVESTIGAN EL HECHO

Conmoción en Tapalqué: quiso hacerle una broma al amigo del hijo y lo asesinó de un disparo

Tomás Echegaray murió en la madrugada del domingo luego de que Néstor Hirtz lo hirió de muerte con un disparo en el abdomen.
Martes 7 de julio de 2020

Tomás Echegaray lo mató el padre de uno de sus amigosLa víctima.

El hombre que por error mató de un balazo a un amigo su hijo cuando quiso hacerle una broma en la ciudad bonaerense de Tapalqué intentará probar que se equivocó al apretar el gatillo del arma en vez del rociador de alcohol que llevaba en la otra mano, informaron hoy fuentes de la investigación.

 

Si bien el imputado Néstor Félix Hirtz (66) se negó ayer a prestar declaración indagatoria, el productor agropecuario le comentó extraoficialmente a algunos policías y a su defensa cuál era la “joda” que había planeado y que terminó con la muerte de Tomás Echegaray (26).

 

“Salió a recibirlo con un rociador de alcohol en una mano y el revólver .44 Magnum en la otra. Se equivocó y en vez de gatillar el alcohol, le gatilló por el arma”, confió una fuente de la investigación.

 

Por ello, el abogado de Hirtz, Gabriel Di Giulio, pidió hoy mediante un escrito presentado ante el fiscal de la causa, Marcelo Fernández, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Azul, que la policía se presente en la casa donde ocurrió el hecho para secuestrar el rociador de alcohol en cuestión.

 

Al ser consultado, Di Giulio solo comentó que el hecho “fue una lamentable tragedia”, contó que su cliente está “conmocionado” por lo sucedido, que por ese motivo “no estaba en condiciones de declarar” en la indagatoria y que “ni bien reciba ayuda profesional y esté estabilizado, en unos días contará su versión ante el fiscal”.

 

Hirtz continuaba hoy detenido por la muerte de Echegaray (26) bajo la acusación de “homicidio agravado por el uso de arma con dolo eventual”, delito que prevé una pena de 10 a 25 años.

 

El fiscal Fernández optó por esa calificación al entender que el productor agropecuario debió haberse representado que al salir a recibir al amigo de su hijo con un arma cargada y lista para disparar, podría ocasionarle la muerte a alguien y, pese a ello continuó con su accionar y no hizo nada para evitarlo.

 

El arma homicida quedó secuestrada y se trata de un revólver de gran poder de fuego, un Smith & Wesson calibre .44 Magnum.

 

También secuestraron en la camioneta del imputado un segundo revólver, calibre .38, aunque no está vinculado al hecho, y de ambas armas el acusado era legítimo usuario.

 

El hecho ocurrió alrededor de las 2 de la madrugada del domingo pasado en la casa del imputado, ubicada en la calle Luis Brané 36, de Tapalqué, ciudad cabecera del partido bonaerense homónimo, ubicada en el centro de la provincia y unos 270 kilómetros de la Capital Federal.

 

Echegaray, quien jugaba al fútbol en el club Atlético Tapalqué y este año había pasado a Boca Juniors de Azul, donde no llegó a debutar, arribó a la casa de los Hirtz en su camioneta Toyota Hilux junto a otro joven para una juntada, ya que era amigo del hijo del dueño de la vivienda.

 

Según lo que se pudo reconstruir, Hirtz padre quiso hacerle una broma, salió a recibirlo con el revólver .44 Magnum en la mano y se le escapó un tiro.

 

El propio hijo de Hirtz cargó a su amigo herido en la camioneta de la víctima y lo llevó hasta el hospital de Tapalqué, donde decidieron trasladarlo al hospital Pintos de Azul, pero falleció en la ambulancia.

 

El autor del disparo también llegó en su propia camioneta hasta el hospital, donde al ser interrogado por la policía les dijo: “Me mandé una cagada. Le quise hacer una joda y se me escapó un tiro”, tras lo cual quedó aprehendido.

 

La autopsia determinó que Echegaray murió de un único disparo que ingresó a la altura del abdomen, le lesionó el hígado y la columna vertebral y salió por la espalda.

 

Luego de atravesar a la víctima, el proyectil terminó incrustado en el paragolpe delantero de la camioneta del detenido.

Asesinato
Investigación
Crimen
IMÁGENES SENSIBLES

VIDEO: vecinos incendian casa en Merlo y arrojan al fuego a joven acusado de un crimen

La víctima del ataque ocurrido anoche es un joven de 20 años que tiene una hermana que es la actual concubina de Jonathan Acosta (27), quien está preso por el crimen del colectivero Federico Rivero (43). IMÁGENES SENSIBLES.
Lunes 22 de junio de 2020

Linchamiento en MerloCapturas del video.

Un cuñado de uno de los dos detenidos por el crimen del colectivero cometido el martes pasado en el partido bonaerense de Merlo resultó herido luego de que un grupo de vecinos que lo acusaba de haber participado de ese homicidio incendió la casa en la que se encontraba y lo arrojó al fuego, informaron hoy fuentes policiales. IMÁGENES SENSIBLES.



La víctima del ataque ocurrido anoche es un joven de 20 años que tiene una hermana que es la actual concubina de Jonathan Acosta (27), quien está preso por el crimen del colectivero Federico Rivero (43).



Fuentes policiales informaron que este muchacho se encontraba ayer junto a su hermana y otras personas de su entorno en una casa situada en Marcos Sastre al 1300, de Merlo, cuando varias personas se reunieron frente a la vivienda y comenzaron a gritarles "¡asesinos!, ¡chorros!".



Luego, los manifestantes arrojaron piedras, palos y botellas contra la casa, mientras que uno de los agresores ingresó armado con un cuchillo al lugar aunque no logró herir a nadie de los allí presentes.



De acuerdo a los voceros, quienes encabezaban el ataque, seis de los cuales fueron identificados por los testigos como vecinos del barrio, acusaban al joven de haber participado del crimen de Rivero.



En esas circunstancias, otros manifestantes irrumpieron en el lugar y prendieron fuego el humilde inmueble, tras lo cual, tomaron al muchacho por la fuerza y lo arrojaron a las llamas.



A raíz de la agresión, intervino personal policial y de bomberos que auxiliaron a la víctima y la trasladaron al hospital Eva Perón de Merlo, al tiempo que todas las personas que residían en la vivienda atacada debieron abandonarla ya que la misma quedó completamente destruida.



Según las fuentes, los médicos constaron que el paciente presentaba lesiones por quemaduras que le comprometieron la vía área, por lo que fue entubado y permanecía internado en estado reservado.



En tanto, la mencionada vivienda de la calle Marcos Sastre había sido allanada en 2018 en una causa por drogas y en esa oportunidad detuvieron al padre y a un hermano del joven atacado anoche.



Por otra parte, Acosta permanece detenido por el crimen del colectivero Rivero junto a Sergio Armoa, quien ayer se negó a declarar ante el fiscal de esa causa, Fernando Capello.



Al momento de ser capturado por la Policía, el acusado Acosta manifestó tener síntomas compatibles con el coronavirus, por lo que se le efectuó un primer testeo que arrojó resultado negativo, lo que indica que en principio no estaría infectado.



El propio fiscal Capello ya pidió un segundo testeo que se realizará mañana para confirmar si efectivamente el joven no padece la enfermedad, aunque probablemente continuará aislado con el protocolo de rigor, por 14 días, con custodia policial en el hospital Eva Perón.



Los dos acusados del crimen del colectivero, que ya contaban con antecedentes penales, fueron apresados entre el jueves y el viernes en el barrio La Blanquita y el Pericón, ambos en la localidad de Libertad, de Merlo.



El crimen de Rivero ocurrió el martes último, cerca de las 19.30, cuando el chofer llegó a su casa luego de finalizar su día de trabajo en la línea 312 de la empresa de colectivos "La Perlita" y fue con su esposa, Andrea Caballero, a hacer compras en su camioneta.



Según contó la mujer, se detuvieron en un comercio situado en Sucre, entre Esquiú y Finocchietto, del barrio La Blanquita, donde ella bajó a comprar una gaseosa y su marido se quedó a bordo del rodado en marcha.



"En eso veo a dos (personas) en la ventanilla del lado de mi esposo, digo 'lo estarán saludando' y oigo que él cambia el tono de voz y dice 'a vos qué te voy a dar', ahí siento el tiro y el grito de él", relató la mujer.



En ese momento, su marido estaba caído para el costado con medio cuerpo colgando del rodado porque los delincuentes "lo querían sacar a toda costa y llevarse la camioneta".



Luego, la mujer se apoderó de las llaves del vehículo y los asaltantes escaparon a pie con los teléfonos celulares de la pareja y algo de dinero que llevaba Rivero.



Tras ello, y junto con su hijo que maneja, la mujer llevó al herido hasta el hospital Eva Perón, donde Rivero murió poco después.

Linchamiento
Incendio
Crimen
Merlo
video