Scaloni, Selección Argentina - Reuters

Después una semana de dudas e incertidumbre, la Selección argentina logró hoy el primer objetivo en la Copa América de Brasil: venció 2-0 a Catar por el peso de su jerarquía individual y avanzó a cuartos de final, donde por haber sido segundo del Grupo B enfrentará a Venezuela, el viernes, en Río de Janeiro.



El camino se allanó a los dos minutos de partido en el Arena de Gremio de Porto Alegre, cuando Lautaro Martínez recibió un regalo en la salida del defensor catarí Al Rawi y definió con un fuerte zurdazo al primer palo.

 

Al finalizar el partido, el entrenador brindó una conferencia de prensa en donde realizó un balance sobre el triunfo.

 

El entrenador aseguró que el equipo nacional "se sacó el miedo" en el partido en el cual venció a Catar por 2 a 0 y se clasificó a los cuartos de final de la Copa América.

Noticias relacionadas



"Hoy en el segundo tiempo el equipo jugó bien y se sacó el miedo", manifestó el conductor del elenco argentino que se impuso al conjunto catarí con tantos de Lautaro Martínez y Sergio Agüero.



En tanto, comentó: "Cuando todos están comprometidos se puede jugar del diferentes maneras. Nuestro segundo tiempo fue bastante completo a pesar del estado del campo de juego porque no se puede jugar en esta cancha".

 

"Venezuela tiene las cosas claras, es un rival difícil e interesante", reflexionó sobre el próximo rival.

 

"Estamos ilusionados y contentos, cuando hay compromiso se puede jugar de muchas maneras. Yo no pienso en mí, siempre pienso en la Selección Argentina y creo que el mensaje es hacer el balance después de terminar el torneo y no durante", agregó.

 

"Hoy tendríamos que haber jugado con tranquilidad durante el primer tiempo y no con presión, pero mientras jugamos la Copa todos tenemos que tirar para el mismo lado", manifestó.


 Sin mencionarlo, los dichos de Scaloni serían como una respuesta a César Luis Menotti, secretario de las selecciones nacionales quien criticó al equipo argentino en varias notas periodísticas.
  

"Tiene que haber unanimidad porque todos están contentos que Argentina haya pasado", aseveró el entrenador del conjunto nacional.



El conjunto albiceleste, dirigido por Lionel Scaloni, sufrió algunas desatenciones en ese primer tiempo, pero con espacios, en el complemento fue claro dominador hasta que definió la historia por una genialidad de Sergio Agüero.



A diez minutos del final, el "Kun" recibió de Paulo Dybala - que tuvo su primera aparición en el torneo- y dibujó un desborde típico de su calidad técnica para definir con un remate cruzado que sentenció el 2-0.



Así volverá a cruzarse en el camino con Venezuela, segundo del Grupo A, que le dio un duro cachetazo en Madrid, en marzo pasado, en un partido amistoso que tuvo presencia del capitán Lionel Messi.



El duelo será el viernes a las 16:00 en el estadio "Maracaná" de Río de Janeiro, mismo sitio donde hace casi cinco años atrás, perdió la final del Mundial frente a Alemania, en alargue.



Si bien estuvo condicionado por ese gol inicial, Argentina volvió a sufrir la falta de orden y contacto en el mediocampo, aunque haber puesto dos delanteros con Martínez y Agüero le dio más presencia y opciones ofensivas.