Antonio Raed, funcionario de AFA que reconoció arreglos en arbitraje de ascenso

Antonio Raed era casi desconocido para todos, sobre todo en el mundo del fútbol y muy en especial en el fútbol de ascenso. Era Presidente del Tribunal de Disciplina del Consejo Federal de AFA encargado de regular el fútbol del interior.

 

Hoy sorprendió con una revelación, que provocó fuerte impacto en la calle Viamonte. Dijo que la final entre Alvarado y San Jorge estuvo arreglada y éste no sería el primer caso, según sus dichos.

 

Este martes, presentó su renuncia al cargo.

 

Noticias relacionadas

Raed, a quien también le dicen "Pachi" y fue legislador por el peronismo de Tucumán, denunció arreglos en al menos un partido del torneo Federal A.

 

Fue, de acuerdo a sus declaraciones, en el partido jugado en Mar del Plata y que fue suspendido después de que los jugadores del club de tucumano se sentaran en la cancha en protesta por la actuación de árbitro: tuvieron cinco amonestaciones y dos expulsiones.

 

Raed confirmó que abandonaba su cargo en el Tribunal de Disciplina por considerar que el partido entre Alvarado de Mar del Plata y San Jorge de Tucumán estuvo "amañado" y por un "cúmulo de situaciones que me han llevado a la fatiga moral".

 

"Acabo de presentar la renuncia como presidente del Tribunal de Disciplina del Consejo Federal de la AFA, pero hasta que no sea aceptada sigo en funciones", manifestó.

 

 

"El arbitraje de Alvarado-San Jorge fue lamentable. Renuncio por un cúmulo de situaciones, pero sobre todo por los arbitrajes en estas categorías del fútbol argentino. Se vienen reiterando hechos que me causan fatiga moral", agregó el dirigente.

 

"Es público y notorio que el arbitraje fue amañado: generó estado de nerviosismo y sacó de eje a uno de los equipos. No quiero justificar reacciones por parte de estos muchachos, pero que las cosas se den de un modo tan amañado y digitado. Todo el mundo puede sacar sus conclusiones", destacó.

 

El caso de San Jorge no fue el único que se dio durante la temporada. San Martín de Mendoza y Atenas de Río Cuarto también se retiraron de la cancha considerando que estaban siendo perjudicados por los arbitrajes.

 

También, el caso más grave fue el de Estudiantes de Río Cuarto que se consagró campeón bajo un manto de sospechas que se consolidaron cuando uno de los futbolistas del plantel, Juan Tejera, reveló en un audio de Whatsapp que el ascenso había estado "arreglado". El futbolista no se presentó ante el Tribunal de Disciplina a declarar y fue suspendido por seis meses.