Industria metalúrgica - economía

La actividad industrial bajó 3,8% interanual en mayo respecto de igual mes del año pasado, de acuerdo con estimaciones del Centro de Estudios Económicos Orlando Ferreres.

 

El dato muestra una desaceleración de la caída que viene registrando el sector manufacturero desde hace más de un año. Para la consultora, el piso de la actividad ya habría pasado, lo que indica hay una muy leve recuperación. El informe indica que en la medición desestacionalizada se registró un incremento del 2% con relación a abril.

 

Al respecto, se señala que “el principal empuje a la actividad industrial continúa proviniendo de los sectores ligados al agro” pero destaca que “se han observado variaciones positivas en otras ramas, como en minerales no metálicos y en metales básicos, insinuando una mejora más generalizada”.

 

Noticias relacionadas

De acuerdo con la consultora, el sector que sigue sin mostrar reacción en mayo es el automotriz, que suma nueve meses de caídas de dos dígitos. Si se excluye esa actividad, se aclara que “el resto de la producción industrial observa una caída de 0,3% interanual”.

 

Tan solo tres actividades pudieron mostrar en mayo un nivel de actividad mayor que un año atrás. Fueron la alimentación, los minerales no metálicos vinculados a la construcción, y las industrias metálicas básicas mientras que resto de las industrias siguió exhibiendo datos negativos.

 

La industria alimenticia tuvo un crecimiento del 2,1% respecto de mayo del 2018. En el acumulado todavía está 2% por debajo de los primeros cinco meses del año pasado. El crecimiento de la actividad se basó en la producción de aceites de 7,6% y en la faena de ganado bovino de 2%. En cambio la elaboración de bebidas cayó 6,4% debido a una importante contracción de la elaboración de gaseosas.

 

Por otro lado, la producción de minerales no metálicos cortó una serie de 12 meses de bajas al mostrar un crecimiento de 2,7% anual. El cemento observó un crecimiento de 4,7% en la medición interanual. Todo el sector acumula una contracción de 7,5% anual respecto de igual período del 2018.

 

La industria metálica básica logró frenar seis meses de contracción con un pequeño avance de 0,5% interanual. La suba estuvo generada en la mayor producción de la línea de aceros laminados terminados en frío (+15,9%), seguido por el más común acero terminado en caliente (+3,7%), y por un pequeño avance de la producción de aluminio colado (+0,7%). El acumulado de los primeros cinco meses muestra así todavía una merma de 13,5% interanual.

 

En el sentido inverso, entre los sectores que peor comportamiento siguen mostrando figura el de maquinarias y equipos que atraviesa “una profunda crisis”, señala el reporte. Registró en mayo un desplome del 24,2% y anota la decimotercera caída consecutiva.

 

“Es prácticamente el único rubro responsable de que el índice general se mantenga en terreno negativo. En particular, la industria automotriz anotó en mayo una caída de 35,3% respecto de igual mes del año pasado. De esta manera, el sector registra una contracción de 27,6% en el acumulado de los meses transcurridos de 2019”, señala el informe privado.