El empresario Lázaro Báez pidió hoy suspender el juicio por irregularidades en la obra pública, NA

El área de Recupero de Activos de la Procuración General busca determinar si los bienes por más de 205 millones de dólares que adquirió Lázaro Báez son producto de un ilícito y si actuó como testaferro de los Kirchner.

 

Sobre cada propiedad se especificará el valor actual, las operaciones previas, las personas intervinientes y escribanos intervinientes, entre otros datos clave para establecer su origen.

 

Dueño de una importante fortuna, Báez hizo referencia en una conversación telefónica a que sus bienes en realidad no le pertenecían.

 

Noticias relacionadas

"Todo lo que tuve es de una sola persona que está arriba y me lo dio para que lo administre, y no lo supe administrar quizás en la forma adecuada que él quiso que lo administrara”, dijo en una conversación telefónica.

 

El audio con el sugestivo comentario fue solicitado por el fiscal Marijuan y por la Unidad de Información Financiera (UIF), en el marco de una causa que se desprendió de la conocida como "la ruta del dinero K".

 

Esta nueva investigación se inició por un pedido de la UIF en su rol de querellante en la causa principal, que se encuentra en juicio oral desde octubre del año pasado. El expediente actual se concentra exclusivamente en la fortuna del contratista K.

 

Entonces, se abrió un nuevo expediente para investigar las operaciones "de adquisición de bienes en el país mediante sociedades del Grupo Báez" como también a título personal.

 

La Justicia determinó que la fortuna de Báez en bienes registrados y detectados por la fiscalía asciende a 205.134.525 dólares, que "fueron adquiridos con dinero desviado de las arcas del Estado mediante maniobras de asignación irregular de obra pública, siendo Lázaro Báez, testaferro del matrimonio Kirchner", remarcó la UIF al pedir la investigación.

 

El patrimonio de Báez se compone de terrenos, casas, departamentos, cocheras, hoteles, empresas, estancias, locales comerciales, estaciones de servicio, galpones, edificios, aviones, vehículos y maquinaria vial. Las propiedades están distribuidas en diez localidades de Santa Cruz, también en las provincias de Chubut, Buenos Aires, Río Negro, Tierra del Fuego, Chaco y Santiago del Estero, además de Capital Federal. Además, se contabilizaron en 972 vehículos y maquinaria vial perteneciente a Austral Construcciones.