Juicio por explosión en Rosario, Radio Latina

Once personas fueron juzgadas en Rosario por un tribunal que las acusó de estrago culposo agravado por la explosión de un edificio de esa ciudad santafesina que causó 22 muertos y alrededor de 60 heridos, en agosto de 2013.

 

Pero entre tantas expectativas, la sociedad se vio conmovida por el fallo judicial.

 

La Justicia condenó a cuatro años de prisión al gasista Osvaldo Carlos García y absolvió a los otros diez acusados por la explosión.

 

Noticias relacionadas

El fallo dictado por un tribunal integrado por los jueces Marcela Canavesio, Carlos Leiva y Rodolfo Zavala despertó indignación entre los familiares y allegados de las víctimas del siniestro.

 

La decisión fue dividida, ya que el juez Leiva votó en disidencia por entender que a García le correspondía una pena menor: tres años de prisión en suspenso y el cumplimiento de determinadas reglas de conducta durante cuatro años.

 

Sobre el tema, habló Jorge Magaz, padre de Estefanía, fallecida en el hecho. Lo hizo en entrevista exclusiva con Ari Paluch en el programa "El Exprimidor", por Radio Latina 101.1.

 

 

Paluch abrió la entrevista diciéndole que con el fallo muchos familiares de las víctimas sintieron "que les volvieron a matar a sus seres queridos", tras lo cual respondió Magaz: "Sí, efectivamente. Ayer revivimos lo que sucedió en agosto de 2013".

 

Con lo dictaminado por la Justicia, "nos volvieron a matar a las 22 personas que estaban en ese lugar", aseguró.

 

"No puede ser que hayan sido absueltos, porque ellos, y el gasista, provocaron la muerte de 22 personas", manifestó.

 

Los absueltos por el tribunal fueron Pablo Miño (ayudante de García), José Luis Allala (gasista que hizo un trabajo previo en la torre), Norma Bauer, Mariela Calvillo y Carlos Repupilli (responsables de la administración del edificio); Guillermo Oller, Luis Curaba y Gerardo Bolaño (reclamistas de Litoral Gas); Claudio Tonucci (jefe de mantenimiento de redes de Litoral Gas); y Viviana Leegstra (gerenta técnica de Litoral Gas).

 

La jueza Canavesio dijo que los miembros del tribunal no estaban "ajenos a la conmoción social" que generó el hecho, al que definió como "la mayor catástrofe de la historia de la ciudad que enlutó a la comunidad", y admitió que "puede ser injusta una condena o una absolución".