Copa América, Jair Bolsonaro, Selección Brasil, Gallego Fernández, REUTERS Y DIARIO 26	Por José Manuel "Gallego" Fernández*

Y ahí está él. Desde que el Jeque de Kuwait en 1982 entró al campo de juego para sacar a sus jugadores si no le anulaban un gol en su contra, que no veo nada similar. Ustedes eran muy chicos, pero en un partido de España 82, el Jeque impidió que convalidaran el cuarto gol de Francia pisando el césped y obligando al árbitro ruso a revertir su decisión. Eran otros tiempos y el VAR no era ni por asomo un posibilidad futura. Sin embargo, hay puntos de contacto entre aquél gesto de  Fahid Al-Ahmad Al-Sabah y Jair Bolsonaro. Si, claro que es distinto, pero ver al presidente brasileño tomando la Copa América con sus manos  (sólamente los jugadores o técnicos que la ganaron pueden hacerlo) o pisando el manto verde sagrado, me trajo aquella imagen imborrable. 

Pero claro, quien le va a decir algo al bueno de Jair. Se adueñó de la Copa como si fuera su juguete preferido y aprovechó para tomarla como un logro personal. Esta claro que para Brasil era imposible otro golpe y aquel 1-7 ante los alemanes está muy fresco todavía. Por eso, Conmebol también se prendió a la fiesta. Cómo entender sino, la forma asquerosa en la que sacaron a Uruguay de la competencia. A la Argentina, a quién no sólo le metieron las dos manos en el bolsillo, sino que además le complicaron el futuro. No vaya a ser cosa que a Leo le den una sanción larga y deba cumplirla en eliminatorias justo, cuando haya que jugar frente a la verde-amarella... En fin, por ahora es incomprobable, pero nada me extrañaría de esta conducción. Tarde para llorar tras tanta leche derramada. Porque nuestra conducción ha sido tan impresentable que nos ha dejado otra vez mal parados. ¿ A vos te parece que tenga que ser Messi quien levante la voz ? Tenés a Chiqui Tapia en la Conmebol, la historia albiceleste atrás y tantas batallas que no aprendieron nada. Ahora están preocupados, claro. Messi quedó en el centro de la tormenta y las arcas de AFA empiezan a resquebrajarse. ¿ Sabés lo que es para esta gente que le toquen el bolsillo ? Pero, bue. Esperemos que el negocio los obnubile a todos y La Pulga siga representandonos. De Conmebol que decir, no ? Si entre ellos y el Chiqui le entregaron en bandeja el superclásico más importante de la historia del fútbol sudamericano a los europeos. Peseteros. 

Volviendo a los dirigidos por Tité, pocos dudan sobre sus posibilidades futbolísticas, pero por las dudas, no desestimaron una manito amiga. Y así, los Bolsonaro´s Boys levantaron otra Copa, para transformarse en los más ganadores sumando todo tipo de competencias oficiales. El VAR fue el gran aliado. Utilizado a su favor cuando fue necesario y en contra de quienes podían ser una molestia. Mientras, el mundo del fútbol se divide entre los que afirman que Messi estuvo bien en hablar de "corrupción" y entre los que aseguran que para hacerlo es necesario tener pruebas. Lo que está claro, es que el jugador del Barcelona abandonó su zona de confort, se "Maradonizó" y dejó bien en claro que por sus venas corre sangre argenta. Lo demás, será tema de debate. Por lo pronto, Brasil y Bolsonaro tienen su Copa y la Conmebol, sus arcas llenas y la sonrisa de oreja a oreja por la misión cumplida. Para la eliminatoria y la Copa América 2020, seguro habrá otro Menú. De esos, que son fáciles de enseñar y difíciles de explicar. (Foto REUTERS - DIARIO 26)

*Gallego Fernández, periodista Canal 26

INSTRAGRAM: @elgallegofernandez

INVITADO DEL DÍA DE DIARIO26.COM