Alberto Fernández en Comodoro Py (Agencia NA)

El precandidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, atribuyó esta mañana su convocatoria como testigo en la causa en la que se investiga el memorándum de entendimiento con Irán a cuestiones políticas y se preguntó "si van a citar a todos los que opinaron" sobre el tema.


"Me preguntaron por las declaraciones públicas que hice, saben que no estoy de acuerdo con esa medida. Esto es una medida política", dijo a la salida de los tribunales.

 

"Por lo que me citaron es por unas declaraciones de una charla de continuidad que había tenido antes en radio. Hice un paralelismo con los cuestionamientos de Nisman y la cuestión política", agregó.

 

"Mi mayor cuestionamiento sobre el memorándum fue haber cedido en el pacto la jurisdicción argentina en favor de una comisión internacional de 5 personas. Con eso interpreté que eso podía ayudar al incubrimiento", manifestó.

Noticias relacionadas

 

"El cuestionamiento tiene que ver exclusivamente con el modo en que el juez Rafecas desestimó la denuncia", afirmó.


"Lo que yo le recomiendo al abogado de la querella es que vuelva a estudiar los principios elementales del derecho procesal, porque un testigo es alguien que conoce a través de sus sentidos, no alguien que opina", ironizó el dirigente peronista, quien se preguntó "si van a citar a todos los que opinaron" sobre el acuerdo firmado durante la gestión de Cristina Kirchner.


Fernández se pronunció de esa forma luego de que prestara declaración como testigo en el marco de la causa que sigue el juez federal Claudio Bonadio.