Nicolás Dujovne - Ministro Hacienda Agencia NADujovne en conferencia. NA.

En una etapa de relativa calma del dólar y cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI) está listo para hacer un nuevo desembolso por del programa Stand-By (SBA) que tiene con el país por US$57.000 millones, el Banco Mundial anunció hoy que -tras la aprobación de su directorio- destrabó otro préstamo de US$500 millones para el país.

El organismo multilateral informó que ese giro es "para apoyar a la Argentina en su proceso de recuperación económica con el fin de promover un crecimiento inclusivo liderado por el sector privado". Este préstamo completa un apoyo presupuestario de US$1000 millones, cuyo primer desembolso se realizó en noviembre de 2018.

"Con el fin de proteger a los hogares más vulnerables, se busca mitigar los impactos inflacionarios al mantener el poder adquisitivo de programas sociales como la Asignación Universal por Hijo (AUH) y se continúa apoyando los esfuerzos por brindar servicios de salud de manera equitativa en las provincias", sostuvo Jesko Hentschel, director del Banco Mundial para la Argentina, Paraguay y Uruguay.

El board del FMI se junta esta viernes para ver el caso argentino y destrabar otro desembolso a la Argentina por US$5400 millones. Es el anteúltimo de este año. Por ese mismo monto, habría otro giro del organismo que dirige David Lipton en septiembre.

El Financiamiento Programático para Políticas de Desarrollo por US$500 millones, es de margen que varía, reembolsable en 32 años y cuenta con un período de gracia de siete años, informaron desde el Banco Mundial.

El Banco Mundial aprobó financiar con US$500 millones para la segunda etapa del Programa Política de Desarrollo de Crecimiento Inclusivo, alineado con el programa de estabilización macroeconómica y en el marco de los objetivos priorizados por el Gobierno Nacional", indicaron, en tanto, desde el Ministerio de Hacienda también en un comunicado.

Noticias relacionadas

El programa aprobado por el Banco Mundial, se basa en dos pilares. El primero establece medidas que abordan las distorsiones y nivelan el campo de juego para el crecimiento liderado por el sector privado a partir de la radicación de empresas nacionales y extranjeras. "En este sentido, se promoverá la competencia, el comercio, el surgimiento de nuevas empresas, el acceso al financiamiento y el desarrollo del sector de energías renovables", estimaron en el Ministerio de Hacienda sin mayores detalles.

"El segundo pilar generará acciones que contribuirán al fortalecimiento del sistema de protección social y a la mejora de la equidad fiscal para proteger a los sectores más vulnerables de la población, sosteniendo el gasto en asistencia social y destinando, en caso de ser necesario, recursos adicionales al financiamiento de programas de asistencia que sean más efectivos", informaron hoy. En este caso, en Hacienda destacaron que se pretende "proteger el valor real" de los beneficios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

"Asimismo, se prevé afrontar la fragmentación de los sistemas de protección de la salud y sociales a fin de garantizar el acceso efectivo y eficiente a los más vulnerables al tiempo que reduce las superposiciones y los costos de gestión al actuar como estabilizadores automáticos eficaces", manifestaron desde Hacienda.