Mauricio Macri, Juntos por el Cambio, Elecciones 2019, política, NAEl presidente Mauricio Macri en acto de campaña. NA.

Cuando faltan apenas cuatro semanas para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), el presidente argentino Mauricio Macri despliega una agenda de Estado que contrasta con la campaña electoral de Alberto Fernández de los próximos días.

Macri encabezará la Cumbre del Mercosur en Santa Fe y va a recordar a las víctimas del atentado a la AMIA en Balcarce 50, en tanto que Fernández afronta esos dos acontecimientos institucionales de un modo especial, sobre todo ppor la relación de los mismos con Cristina Fernández de Kirchner, su líder política y compañera en la fórmula presidencial del Frente de Todos de cara a las próximas Elecciones 2019.

Macri apostó a que se firmara el acuerdo Mercosur-UE; en tanto que Alberto Fernández sostiene que ese tratado bilateral no beneficiará la economía y dijo que lo rechazará si gana las elecciones presidenciales.

La semana que viene se hará una cumbre del Mercosur en Santa Fe para estudiar su posible "flexibilización", la posibilidad de cerrar un acuerdo con Estados Unidos y ajustar la agenda de ruta que permitirá la ejecución comercial del tratado Mercosur-UE que se firmó hace dos semanas en Bruselas.

Macri recibirá a Jair Bolsonaro (Brasil), Mario Abdo Benítez (Paraguay) y Tabaré Vázquez (Uruguay). En Santa Fe se pondrá en marcha un nuevo capítulo del Mercosur, para mejorar su capacidad política e institucional para cerrar acuerdos de libre comercio con distintos países y bloques económicos.

Con este marco, las posiciones de Fernández y Macri se ven muy contrastadas. Alberto Fernández tendrá que explicar porqué Cristina se inclinó por cerrar la agenda internacional de la Argentina, privilegiando la relación con Venezuela, Irán, Rusia y Cuba, mientras el resto de los países de la región abrían sus mercados a Estados Unidos, Canadá, Japón y la India.

Noticias relacionadas

Macri, por su lado, puede demostrar que buscó la conexión comercial de la Argentina con todo el mundo, al margen de la situación económica y social que provocó su plan de ajuste firmado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).