Planta Canale, empresa

El Juzgado Comercial N° 2 de Catamarca dictó la quiebra de la metalúrgica Canale de Llavallol y autorizó a los operarios despedidos a volver a sus tareas en forma de cooperativa en medio de la crisis que padece la fábrica desde 2018.


La noticia llegó luego de que se cumpliera un año de que los trabajadores no perciban el cobro de sueldo y tras una larga lucha que incluyó un acampe en la puerta de la fábrica.

 

La Cooperativa de Trabajadores Metalúrgicos de Llavallol (Cotramel) fue conformada en diciembre y ahora esperan la sentencia definitiva “con la fábrica en movimiento”.


Después de los 130 días de acampe para que no se lleven las máquinas y a 10 meses de haber sido despedidos sin indemnización y con tres meses de sueldo adeudados, queremos contar que el Juzgado Comercial N° 2 de Catamarca dictó la Quiebra de Canale Llavallol y nos dió Autorización para poder trabajar”, destaca el comunicado.


Esperaremos la sentencia definitiva con la fábrica en movimiento. Necesitamos que la quiebra sea con continuidad y podamos hacernos cargo con nuestra Cooperativa de Trabajo COTRAMEL”, concluye el texto.

Noticias relacionadas


EL CONFLICTO

En 2018 con la producción paralizada, producto de la crisis económica, empleados reclamaban por el pago de salarios adeudados y volver a sus puestos de trabajo. En octubre, se les notificó que estaban despedidos.

 

Los 86 trabajadores recibieron telegramas que indicaban que desde el 1 de noviembre ya no tenían vínculo con la empresa. Desde ese momento, comenzó un reclamo que contempló un acampe, movilizaciones y la posterior organización en una cooperativa.