Pedro Ragone, empresario inmobiliario asesinado

La Justicia investiga la muerte de un empresario inmobiliario que fue asaltado junto a su esposa en su vivienda en la localidad bonaerense de Marcos Paz, ubicada a unos 58 kilómetros al oeste de la Ciudad de Buenos Aires. Se busca establecer las causas del posible crimen.

 

Según informaron fuentes policiales, se trata de Pedro Antonio Ragone, de 69 años, un reconocido empresario inmobiliario, que murió tras haber sido atado de pies y manos y con una corbata colocada en la boca luego que dos ladrones ingresaran a robar a la casa en la que vivía junto a su esposa Celia Tavaut.

 

El hecho ocurrió este viernes alrededor de las 7:00 en una vivienda ubicada en Sarmiento 2475, de la ciudad de Marcos Paz, y al menos dos delincuentes entraron a la casa por un patio trasero y los tomaron por sorpresa.

 

Noticias relacionadas

Según contaron las fuentes, los delincuentes se escaparon del lugar con dinero en efectivo, del que no trascendió la cifra, y otros elementos de valor, como joyas y objetos de electrónica. .
El robo fue descubierto unas dos horas después por la hermana de la mujer que llegó a la casa y la encontró arrodillada frente a un sillón y en medio de un ataque de nervios.

 

Tras recorrer el lugar, encontró en otro sector del living a Ragone, que ya estaba muerto.
Luego de ser atendida en un hospital de la zona, la esposa del empresario contó que pasadas las 7:00 abrió la puerta trasera de la vivienda y fue sorprendida por dos personas, que la redujeron y golpearon, exigiéndole dinero.

 

En ese momento y según su declaración policial, se levantó su esposo y también fue reducido y golpeado.

 

La investigación está a cargo del fiscal Sebastián Villalba, de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) número 2 del Departamento Judicial de Mercedes, quien caratuló la causa por el momento como "averiguación de causales de muerte".

 

El fiscal Villalba solicitó varias medidas de prueba y esperaba los resultados de la operación de autopsia realizada a Ragone, para poder continuar en la calificación del hecho y establecer si la víctima falleció por un paro cardíaco ya que padecía problemas cardíacos.

 


Hasta el momento, los delincuentes eran intensamente buscados por la Policía de la provincia.