Línea D de subtes

El servicio de la línea D del subte quedó normalizado luego de que el gremio UTA iniciara la jornada con un paro en reclamo de mayor seguridad para los trabajadores, tras una agresión sufrida por una auxiliar.

 

Poco después de las 8:30 y tras casi más de tres horas de paralización del servicio, los trenes de la línea que une las estaciones Catedral y Congreso de Tucumán comenzaron a circular, lo que empezaba a ser una alivio para los pasajeros de servicios de transporte públicos del norte de la Ciudad.

 

La medida de fuerza se extendió desde la apertura hasta las 8:30 de este martes y afectó a miles de pasajeros.

 

Noticias relacionadas

El resto de las líneas no tuvieron inconvenientes y funcionan con normalidad.