Fernando Aguinaco, padre de Brian - Radio Latina

El coautor del crimen de Brian Aguinaco, asesinado por motochorros en el barrio porteño de Flores en diciembre de 2016, fue condenado a la pena de prisión perpetua. Se trata de Luis "Yun" Armando Gómez, de 28 años, a quien el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 lo condenó por el delito de robo agravado por el uso de armas de fuego en concurso real de homicidio criminis causa.

 

El padre de Brian, Fernando, habló con RADIO LATINA luego de darse a conocer la sentencia y contó sus sensaciones tras conocerse la pena.



"Estamos felices ya que se hizo justicia, siento que me saqué una bolsa de arena de encima. Fue un día bastante tenso y gracias a Dios se pudo hacer justicia", dijo en en el ciclo "El Exprimidor" con Ari Paluch.

 

Noticias relacionadas

"Mas allá que el asesino no estaba en el banquillo, da bronca porque acá las leyes son algo extrañas porque el chico que lo mató tenía 15 y mi hijo 14. A los 14 años él sabía lo que podía o no hacer", expresó.

 

"Nos molesta que el asesino este caminando por las calles y nuestro hijo no lo tenemos más", comentó.

 

"Mejor que no me cruce al asesino de mi hijo. No lo mataría pero me sacaría la bronca que tengo", reflexionó.

 

Sobre el momento en que llegó al hospital, contó: "Cuando logré ver a mi hijo ya estaba muy delicado y no pudieron salvarle la vida, me cayó la ficha cuando vi a mi papá ensangrentado."

 

"Los médicos intentaron hacer todo por salvarle la vida, estoy más que agradecido con ellos", dijo.

 

Al cerrar, reflexionó: "Hoy Brian tendría 17 años y nos perdimos de una gran persona. A él le encantaba jugar al fútbol, era un chico muy bueno."

 

Para la Justicia, Gómez manejaba la moto en la que iba junto a un menor de 15 años, que habría sido quien le disparó a Brian y que se fue a vivir a Perú, luego de que se le dictara la inimputabilidad por su edad.

 

En tanto, el tribunal también condenó, en el marco de una investigación por causas de robo, a Gustavo Mendieta a 17 años de prisión por ser coautor del robo doblemente agravado y por el uso de armas de fuego, además de homicidio en grado de tentativa. Como así también a Eric González (hermano del menor autor del disparo), que recibió una pena de 5 años de prisión; Irving Cruz Yupanqui, 3 años y 6 meses; y Luis Cantoral, 2 años de prisión en suspenso.

 

Aguinaco fue asesinado cerca de las 15:00 del sábado 24 de diciembre de 2016 en el cruce de Rivera Indarte y Asamblea, mientras su abuelo perseguía a dos motochorros que habían cometido un asalto en el bajo Flores. Dos mujeres que caminaban por el lugar fueron sorprendidas por dos ladrones en moto, uno de los cuales se bajó armado y las amenazó para que le entregaran sus carteras. En medio del forcejeo, apareció el auto manejado por Enrique Aguinaco, quien iba con su nieto.

 

Brian recibió un balazo en la cara y fue trasladado por su abuelo hasta el Hospital Piñero, desde donde fue derivado al Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez: allí murió tras agonizar durante dos días.

 

El joven que habría disparado y que tenía 15 años al momento del crimen fue detenido durante unas horas, pero luego la Justicia dictó su inimputabilidad y unos días más tarde, el padre lo mandó a Perú donde vive parte de su familia.